¿Qué es y cómo superar el insomnio?

cómo superar el insomnio

¿Pones la cabeza sobre la almohada y el sueño desaparece mágicamente?

Si es así, seguro estás buscando información que te indique cómo superar el insomnio.

Existen diferentes escenarios que podrían estar causando esta situación y puede que ni siquiera los sospeches: condiciones de salud, estrés, preocupaciones e incluso tu propio ritmo de vida.

A continuación conocerás la definición de insomnio, sus síntomas y una guía práctica con posibles soluciones para que recobres el bienestar que buscas.

¿Qué es el insomnio? 

El insomnio se caracteriza por ser un trastorno que genera problemas para dormir o permanecer dormido hasta alcanzar un sueño reparador.

Puede presentarse de dos formas: con episodios que duran algunos días continuos (agudo) o con episodios prolongados (crónico)

Este trastorno es uno de los más comunes con relación al sueño, de hecho se estima que entre un 10% y 20% de la población tiene insomnio crónico.

Contrario a lo que podría creerse, el insomnio no implica que alguien se mantenga desvelado toda la noche, sino que incluye distintas variables como la dificultad para permanecer dormido o despertarse demasiado temprano sin poder volver a dormir.

En términos generales, el insomnio se basa en tener mala calidad de sueño.

De igual forma, es fundamental resaltar que el insomnio genera consecuencias en la salud de quien lo padece.

La ansiedad, el estrés, la obesidad, la presión arterial alta, los accidentes cerebro vascular y otras situaciones de salud se relacionan con este trastorno del sueño.

De hecho, el insomnio podría afectar otros aspectos de la vida cotidiana como la memoria, la concentración, la habilidad para autorregular las emociones y hasta la forma en la que tomamos decisiones.

Incluso los pensamientos suicidas aparecen con mayor frecuencia en personas que viven episodios de insomnio prolongados.

cómo superar el insomnio
Cuando no se puede dormir bien, es normal que surja la desesperación. En este punto es fundamental que pidas ayuda profesional.

Signos y síntomas del insomnio

El insomnio tiene una característica distintiva: cada individuo vivirá sus síntomas con base en el contexto que le rodea.

Por esta razón, no es sencillo pensar en síntomas generales del insomnio.

Algunas personas viven episodios intensos por pocos días, otras personas viven episodios continuos por años con síntomas leves.

De hecho, cualquier síntoma que se relacione al insomnio podría ser consecuencia de otro trastorno o depender de otro factor.

Sin embargo, los síntomas más comunes son:

  • Dificultar para la concentración.
  • Frustración o ansiedad frente al hecho de no poder dormir.
  • Despertarse con sensación de cansancio
  • Dificultad para cumplir con ciertas tareas en el mismo tiempo que antes se empleaba para culminarlas.
  • Interrupciones frecuentes del sueño
  • Intentar conciliar el sueño de manera forzada

 

Causas del insomnio 

No existe una causa única del insomnio, pues tal como sucede con los síntomas, este trastorno va a depender del contexto específico de cada individuo.

Las causas pueden ser multifactoriales y para conseguirlas es fundamental hacer un análisis profundo, de ser posible, acompañado de un especialista.

De hecho, muchas personas buscan corregir el insomnio como un trastorno aislado cuando en realidad puede ser la explicación de un problema de fondo.

Tener dificultades para dormir puede tener que ver con el historial médico, factores ambientales e influencias externas de quien lo vive.

Por ejemplo, una persona que esté atravesando una situación personal que le genere estrés, verá reducida su calidad de sueño, pero alguien con problemas de obesidad, también.

Ambas causas son muy distintas entre ellas y aun así desembocan en el mismo síntoma.

Sin embargo, podemos enumerar 6 grandes causas. Que son:

  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • Obesidad, diabetes, desórdenes hormonales, alergias y asma.
  • Dolor crónico por alguna afección: traumatismo, artritis o cualquiera relacionada con huesos y articulaciones.
  • Trastornos psicológicos: depresión, ansiedad, estrés postraumático, estrés.
  • Uso excesivo y hasta altas horas de la noche de dispositivos electrónicos como tabletas y celulares.
  • Preocupaciones varias: trabajo, economía, fechas límites de proyectos.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo? 

A pesar de que en el insomnio no hay un factor indiscutible que desencadene el trastorno, sí hay algunas características y ámbitos que promueven su aparición.

Algunos de ellos son:

Edad 

Si bien es cierto que no hay un rango de edad específico para el insomnio, este trastorno se hace más común cuando las personas envejecen.

Personas del sexo femenino 

Las mujeres tienen mayor predisposición al insomnio debido a los cambios hormonales. De hecho, momentos como la menopausia o los embarazos pueden aumentar los trastornos del sueño.

Condiciones de salud 

Las enfermedades cardíacas, la obesidad, la diabetes o el hipotiroidismo generan desórdenes en el sueño.

Antecedentes de familia 

Aunque no hay un estudio científico validado al respecto, algunos rasgos genéticos y de la naturaleza de cada individuo, podrían apuntar a que el insomnio tiene una carga hereditaria.

Profesiones o ámbito laboral

Algunas profesiones como la vigilancia nocturna o la medicina pueden causar desordenes del sueño por los patrones de vigilia que se establecen.

Viajes internacionales frecuentes 

Producto de las continuas variaciones entre husos horarios, las personas que tienden a hacer muchos viajes internacionales pueden presentar insomnio por los cambios en sus horas de descanso.

La falta o mal momento para la actividad física

El ejercicio es un gran aliado para los seres humanos. Si una persona no hace ejercicio, incrementa las probabilidades de tener poca salud y de padecer insomnio.

Asimismo quienes hacen ejercicio intenso antes de dormir también pueden tener problemas para conciliar el sueño profundo.

Tener a cargo un familiar que cuidar 

Ya sea por las constantes interrupciones del sueño como por la cuota de estrés producto de la situación que viven, las personas que deben cuidar a un ser querido o una mascota tienen altas posibilidades de vivir episodios de insomnio.

Uso de drogas o sustancias estimulantes 

Sustancias como la cafeína, el azúcar, las drogas ilegales y muchas legales, conducen a padecer trastornos de insomnio por los efectos que causan en el organismo.

¿ Cómo superar el insomnio?

Para poder conseguir resultados sostenibles en el tiempo, es fundamental comprender un aspecto clave: hasta que no se valoren las causas que generan el insomnio, no habrán cambios verdaderos.

Establecer una rutina antes de dormir o hacer un ejercicio de respiración podrían ser útiles una vez que se conozca la causa que origina el trastorno, pero no servirán de nada si lo que le antecede son horas de estrés laboral constante.

Lo mismo sucede si la causa es el consumo de ciertas comidas o sustancias o si se tiene un estilo de vida sedentario.

Lograr una mejor calidad de sueño es el resultado de diferentes acciones en conjunto, no el de una aislada.

cómo superar el insomnio
Es importante que, aun cuando se trate de productos naturales para conciliar el sueño, lo consultes previamente con un profesional para que evites efectos secundarios o reacciones indeseadas.

De cualquier forma, algunas técnicas de relajación que pueden ayudar a conciliar un mejor sueño son:

  • Acupuntura
  • Aromaterapia
  • Yoga
  • Masajes relajantes (no adelgazantes)
  • Meditación o mindfulness
  • Lectura en dispositivos no electrónicos
  • Una ducha con agua tibia antes de acostarse
  • Actividad sexual que genere placer

Además, algunas acciones como evitar las siestas durante el día y establecer un hábito planificado de horas fijas para acostarse son métodos que pueden ser de mucha ayuda.

Un espacio organizado para el buen descanso también es una estrategia deseable.

Y con respecto a la comida, es fundamental evitar comidas que generen malestar, no solo antes de dormir, sino durante todo el día.

Por último, el acompañamiento psicológico (enlace a la sección de la clínica) es vital, sobre todo para abordar las causas emocionales y cognitivas que pudieran estar influyendo en el insomnio.

Conclusión

No hay un camino único para el insomnio.

Cada persona vive un proceso distinto, con matices distintos. Sin embargo, una vez que se consiguen las causas, pueden conseguirse mejoras considerables y duraderas.

A veces, por la urgencia de recuperar el sueño, algunas personas se aferran al consumo de pastillas que les faciliten la tarea de dormir, pero esto puede ser contraproducente si se administran de forma imprudente.

Si tienes dudas acerca de cómo abordar tu caso de insomnio o si conoces a alguien que esté teniendo problemas para hacerlo, nosotros contamos con un equipo de profesionales listos para ayudarte.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp