¿Cuál es la relación entre el hipotiroidismo y el estado de ánimo?

chica sufriendo hipotiroidismo

Existe mucha confusión en Internet sobre el hipotiroidismo y su relación con nuestro estado de ánimo, es por ello que hemos venido a aclarar algunos puntos importantes. Existen muchos mitos acerca de la glándula tiroides; algunos de ellos es que estás gordo o gorda porque “tienes tiroides”. Para comenzar, la tiroides no es algo que uno u otros lo tengan; todos tenemos la glándula tiroides sin excepción. El hecho de que estés obeso no significa que tu glándula tiroides esté necesariamente afectándote en algo, ya que la obesidad no existe sólo por esto; pueden haber muchas causas para que estés gordito o gordita.

Otro de los mitos absurdos podrían ser esos que dicen que el hipotiroidismo o el hipertiroidismo sólo afectan a las mujeres. Si que es cierto que este problema se presenta mucho más en mujeres pero como hemos dicho en un principio, todos tenemos esta glándula, seamos de sexo masculino o femenino, por lo tanto cualquiera puede padecer de ambas alteraciones. Por otro lado, existen páginas que introducen miedos absurdos diciendo que “el cáncer de tiroides no es curable”; cuando se ha comprobado que con una cirugía minuciosa y su tratamiento específico correspondiente, el promedio de curación es de un 98%.

Ahora bien, este tema es algo complicado debido a la gran cantidad de mitos que existen. Es cierto que hay una relación bastante estrecha entre tu estado de ánimo y tu problema con la tiroides. Para entender como funciona esta relación, es necesario entender varias cosas en un principio.

¿Qué es el hipotiroidismo?

Existen dos problemas relativamente regulares relacionados con la glándula tiroidea; el hipo y el hipertiroidismo. Ambas tienen que ver con la cantidad de hormonas que segrega la glándula tiroides a nuestro cuerpo. En medicina el término “hipo” se refiere a poco e “hiper” a mucho. Esto quiere decir que ambos términos hacen referencia a si la glándula segrega más hormonas de lo normal, o menos hormonas de lo normal. Por supuesto, ambos estados tienen diferentes efectos en el cuerpo humano.

mujer con hipotiroidismo

La glándula tiroidea tiene la función de segregar dos hormonas principales; estas se conocen como T3 y T4. Cuando se sufre de problemas de tiroides en su estado hipo, la tiroides está segregando muy pocas de estas hormonas; lo que desencadena una serie de efectos y consecuencias.

Quizá te estés preguntando por qué ocurren estos problemas en la tiroides. La realidad es que existen varias causas por las cuales nuestra glándula tiroides pueda segregar menos o más hormonas; una de las causas más comunes podría ser el llamado “hipotiroidismo auto-inmune”, el cual sucede cuando nuestros anticuerpos hacen que nuestra glándula tiroidea trabaje más despacio.

¿Nuestro estado de ánimo puede afectar a nuestra glándula tiroidea?

Si y no. Si es cierto que nuestra glándula tiroidea al segregar menos hormonas alterará nuestro estado de ánimo haciéndonos sentir deprimidos, tristes y sin ganas de hacer nada. Pero que sea al revés no está comprobado del todo. Si que es cierto que pensar que esto funciona en ambos sentidos puede tener mucho sentido, ya que estudiando un poco acerca de otros tipos de medicina, la glándula tiroidea en culturas y creencias orientales muchas veces es asociada al conocido chakra Vishuddha ubicado en la zona de la garganta.

Se dice entonces en aquellas regiones que este chakra se ve alterado cuando sentimos muchos sentimientos negativos y no somos capaces de expresarlos abiertamente sino que los guardamos. Al guardarlos, se dice que este chakra se cierra y comenzamos a tener problemas. Se sabe también que los chakras son representaciones energéticas ubicadas en lugares donde se encuentran los principales y más importantes integrantes del sistema endocrino; viéndolo desde este punto de vista podemos decir que hay ciertas cosas que quizá sean verídicas pero aún no está comprobado, tú tienes el veredicto final. Lo que si es seguro, es que cuando sufrimos de pocas hormonas tiroideas nos sentimos muy deprimidos y tristes e incluso puede derivar y convertirse en demencia.

¿Qué puede sucederme si sufro de hipotiroidismo?

Cuando sufrimos de esta condición, comenzaremos a notar cambios lentos, pero a la larga, dramáticos en nuestro cuerpo físico y nuestras emociones. Ya que nuestra glándula tiroides segrega menos cantidad de hormonas, comenzaremos a sentirnos principalmente negativos, iracundos, con mucha rabia injustificada en momentos específicos y también bastante tristes. Nuestra tristeza, posteriormente puede convertirse en problemas para dormir y depresión; pero algo interesante y al mismo tiempo preocupante de este tipo de depresión, es que es tan lenta que nos transforma tan lentamente que no nos damos cuenta. Comienza con sentimientos de nostalgia; pensamos que lo que estamos sintiendo es positivo ya que sólo echamos un vistazo al pasado y nos engañamos diciendo que nos sentimos nostálgicos por recordar buenos momentos.

Ese sentimiento evoluciona y se convierte en una tristeza leve. Dicha tristeza se manifestará conforme vayan pasando las semanas. Lo más preocupante es que el proceso puede ser tan lento que no te darás cuenta de que no es algo normal lo que te sucede; al final puede que termines muy deprimido y necesites asistir a un psicólogo.

A parte de la rabia y la depresión, en términos físicos, también se dice que podemos notar resequedad y un color amarillento en nuestro tono de piel. Muchas personas también suelen sufrir de un aumento o disminución de peso; aunque hay que tener en cuenta que no todos los síntomas se manifiestan en todos los afectados.

Muchas veces sucede que una persona que tiene mucho tiempo sufriendo de hipotiroidismo asiste a un psicólogo. El psicólogo evidentemente no podrá ayudarlo demasiado. Ahora bien, han habido casos de personas que por mucho tiempo habían sufrido de problemas de tiroides, luego de asistir a un especialista y tratarse, comenzaron a eliminarse poco a poco problemas psicológicos que dichas personas manifestaban y que de los cuales no se habían podido curar en el pasado por más que lo intentaran. Justo ahí es donde nos damos cuenta de que todo nuestro cuerpo esta bastante bien conectado y que quizá el problema que tenemos, dígase hipotiroidismo o cualquier otro problema sea o no sea con la glándula tiroidea, puede tener su origen en el lugar que menos creemos. Por eso es tan importante mantenerse informado y al momento de sentir cualquier síntoma irregular en nuestro estado de ánimo, nuestro período de sueño o incluso nuestro peso, debemos chequearnos con algún especialista calificado.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079