¿Qué significa soñar con arañas?

Home / Blog / ¿Qué significa soñar con arañas?

que significa soñar con arañasCon frecuencia nuestros pacientes nos preguntan qué significa soñar con arañas. Tal como se señala en el artículo “El Significado De Los Sueños: Más Allá De Las Interpretaciones Universales“, el significado de los sueños no obedece a algún manual interpretativo de sueños. Esto se debe a que los contenidos de cualquier sueño no pueden ser reducidos a esquemas que, sin ningún análisis, den una definición única de los mismos.

Sin embargo, debido al carácter universal de ciertas imágenes y a su forma típica de reconocimiento y expresión en sueños recurrentes en una o más personas, podemos precisar encontrar elementos, funciones y patrones semejantes en estos sueños y en la emergencia de su significado o sentido de manifestación.

Sueños que se entrelazan con el Reino Animal

Para comprender qué significa soñar con arañas, en el presente artículo revisaremos el contexto en que se dan los sueños que se entrelazan con el Reino Animal, aquel  dominio del cual hacemos parte y sobre el que no podemos sobreestimarnos considerándonos al margen o superiores a él.

El animal es un reino mayor que el nuestro y llegamos incluso a depender de él. Desde la perspectiva del inframando de James Hillman, quien concentró  una importante experiencia en el análisis del tema, los animales en sueños, más que estar asociados con aspectos instintivos o vitales a nivel personal, son considerados como “portadores de alma, tal vez portadores del tótem de nuestra propia alma libre o alma de la muerte, ahí presentes para ayudarnos a ver en la oscuridad” (Hillman, J (1979) p.206).

soñarEs así como para Hillman (1979), estos animales vienen siendo poderes autóctonos “que se interpenetran y se limitan entre sí, siendo cada poder un esplendor cualitativo, una presencia que es un único ejemplo y un rasgo universal a la vez” (p.205, 206).

En base a lo anterior, un animal en sueños no significa nunca una misma cosa, o algo muy particular (personal) o algo muy universal (colectivo). Más bien esta imagen conlleva de todo un poco, de ambos elementos, refiriendo y suscitando varios niveles de experiencia onírica y por ende de análisis interpretativo.

Las imágenes de animales, promueven que se les contemple detenidamente, incluso con respeto, cuidado y límites, algo así como convendría una posición frente a cualquier animal en un plano comúnmente concreto. En los contenidos oníricos de ese reino, radica un poder autónomo, que obedece a leyes propias según patrones definidos incluso a un nivel prehumano o prototípico. Es así como por ejemplo algo nos pueden decir animales como la serpiente, el perro, el caballo, la araña, el ratón o el murciélago, algo verosímil del reino animal onírico o de nosotros como parte de este; sus funciones, movimientos, ritmos y ciclos, y sus múltiples formas de obrar, nos convocan ante una dimensión ecológica de la psique, una configuración que hace del animal, un portador de sentido a nivel simbólico para la existencia misma terrena.

Una de estas imágenes recurrentes en sueños es la araña. Pero, ¿Qué significa soñar con arañas? Partamos reconociendo que su presencia en sueños, sea como “una araña” o “arañas”, nos plantea el tema del hilamiento, de la fijación y atraimiento de lo volátil. En palabras de Hillman (1979):

“Las imágenes de arañas han sido normalmente entretejidas con la tela de araña de la Gran Madre hecha de ilusiones (maya), los complots paranoides, los cotilleos venenosos y linares, las relaciones de dependencia, así como con las fantasías de poder (…)” (p. 207).

Desde esta perspectiva, las imágenes de arañas podrían entramar entonces serios conflictos de base, en los que se hilan la intensa pasión, lo que cautiva, la intriga, el cahuín, el embrollo ilusorio respecto al uno y del otro, ese hilar fino en una red egóica primitiva.

Sueño con arañas en el contexto vital de un paciente

Trataremos de comprender qué significa soñar con arañas a partir del siguiente sueño que entrega un paciente de 32 años:

“Me encuentro en el estacionamiento subterráneo de un edificio antiguo. El ambiente es algo oscuro y sucio. Yo estoy sentado en la cabina  de una camioneta que está próxima a salir del lugar, no identifico quien la maneja, pero sí   logro ver dos hombres que se encuentran adelante. De repente levanto mi mirada al cielo raso del estacionamiento y veo tres arañas, una grande y las otras dos más chicas. Y justo en el momento en que la camioneta arranca, estas arañas caen en la cabina, al lado mío, sobre unas carpas dobladas, como carpas de quiosco. Me pongo más temeroso, ya que son muy negras. Temo caer de la camioneta… Siento que debo permanecer muy quieto. Despierto con una sensación de repudio e intranquilidad.”

Contextualizando, podemos decir que la vida de este paciente venia entretejida por temas complicados a nivel de la relación con su madre, una mujer que fue casi asfixiante hasta bien entrada su juventud. Al no poder o no saber cómo empezar a librarse del dominio emocional y manipulativo de la madre, se empezó a ver limitado en su propia valía y capacidad de independencia.

Este paciente albergaba ya una ansiedad persecutoria y paralizante, que no dejaba que pudiera vivir de una forma medianamente tranquila, correspondiendo con el tener que sobrellevar un dilema: pagarle a la madre sus esfuerzos de sacrificio, y al mismo tiempo, tener que rescatarse él mismo, defraudando de alguna manera a su madre, al no poder cumplirle sus expectativas, su deseo.

Ella deseaba que él fuera alguien según su propio deseo, es decir, alguien que no la fuera a dejar de amar o abandonar, y a la vez un ejemplo familiar y social. Tras la separación del padre del paciente, en la madre se agudiza la ansiedad de separación, de abandono, de desengaño, deprimiendo en gran medida el valor propio, donde en lugar de proseguir con su realización individual en tanto poder de amarse y amar a un otro (como una pareja), deposita en el hijo toda expectativa de realización de amor, resultando una fijación o complejo materno negativo.

soñar con arañasCuando consulta en la primera sesión, el paciente se encontraba ya varios meses en una situación complicada de movilidad, sin poder él conducir y en un estacionamiento subterráneo (pero con la opción, aunque poco clara, de poder salir de allí). En el trabajo que se hizo al rededor de este sueño, cada imagen aportó lo que fuera y transmitiera en sí misma, y a partir de esto en consonancia a aspectos muy profundos de la vida del paciente, que íntimamente venían a afectarlo, incluso mayormente en el modo de establecer y llevar relaciones de pareja.

A nivel inconsciente, el sentido de vida del paciente se veía enredado en el sentido o ilusión de sentido de su madre. Así, mantenía pegado en el qué decir, cómo actuar, qué omitir, suponer, no confrontar ni ser confrontado por temor, un temor al aspecto ponzoñoso de la madre si lograba asumirse a sí mismo en plena confianza y tranquilidad.

En definitiva, esto lo fue llevando a sostener un falso orgullo que, para equilibrar la ausencia de un egoísmo o Eros sano, incurría en una impulsividad enamoradiza y en una irritación emocional desmedida en tanto frustración no contenida o validada.

Fue llamativo que la configuración de tres arañas suscitara en el paciente la idea de la madre y sus hijos, donde la atención del paciente en el sueño se centraba más en esta araña mayor como elemento de peligro y dominancia (desde el cielo raso), por encima de sí.

En resumen, ¿…Qué significa soñar con arañas….?

La araña y su telaraña como símbolo, pueden reflejar una cierta mente natural o inteligencia de la naturaleza, que aún bajo todos los aspectos de dependencia emocional, ilusiones y dominio funcional, tendría que ver con un conjunto de formas primarias de entretejerse el destino. Hillman (1979) lo expone de la siguiente manera:

“Hay un intelecto del inframando, una mente crónica de la naturaleza que debe tejer sus patrones y construir redes que puedan captar y retener cualquier fantasía alada que vuele por los alrededores. [Esto es una] inteligencia organizadora subyacente a la naturaleza” (p. 208)

Podríamos concluir diciendo respecto de lo qué significa soñar con arañas que existe un aspecto del reino animal imaginal o psíquico que puede aparecer de múltiples formas narrativas, evocando dos amplios elementos significados respecto a temas profundos y ocultos de la vida:

  • Una red de ilusiones fijas que atrapan y cautivan defensivamente. Como en el caso del paciente, donde su ansiedad y obsesión como síntomas devienen de un conflicto de diferenciación o separación del aspecto negativo materno.
  • Una forma de “poder sintético imaginativo de la mente profunda”(ibid); es decir, un poder organizador que atrapa en esta red pensamientos y temas difusos con el fin de poderlos retener y apreciar mediante análisis, mediante la contemplación de la telaraña que lleva pegados bichos alados tras la luz primordial de una cierta consciencia animal.

Si quieres comprender mejor tus propios sueños o descifrar en tu caso particular qué significa soñar con arañas, ratones u otros animales, puedes pedir una hora con el autor de este artículo Juan Bohorquez Saavedra.

¿Quieres realizar un test psicológico con resultado inmediato?
test

Referencia:
Hillman J. (1979), El Sueño y El Inframundo. Barcelona: Paidós.

También te puede interesar: