fbpx

Qué es el poliamor y en qué se diferencia de la infidelidad

qué es el poliamor

Cambian las épocas, cambian las percepciones y cambian las formas en que vivimos el amor.

Entre todos esos cambios surgen pruebas, dudas, debates y procesos de adaptación.

En tal sentido, el poliamor es un tema cada vez más frecuente de conversación.

Sobre esto conocerás en este artículo, sobre qué es el poliamor, si funciona para todas las personas, cuáles son sus implicaciones morales y en qué se diferencia el poliamor de la infidelidad.

¿ Qué es el poliamor ?

El poliamor es una forma de amor romántico en el que hay comprometidas dos o más personas.

Básicamente, en el poliamor están involucradas tú y tu pareja además de una o más personas.

Algo importante de diferenciar es el poliamor de la poligamia.

En la poligamia una persona está casada con más personas al mismo tiempo y las relaciones de poder son distintas.

En la poligamia, solo una de las personas puede tener varias parejas. En el poliamor son ambos integrantes.

En cuanto las relaciones poliamorosas, estas no tienen por que ser de índole sexual.

En algunas, este no es un requisito indispensable.

 

Cómo funcionan las relaciones poliamorosas

Aunque hay límites convenidos desde el inicio, estos no tienen un marco legal regulatorio y se fijan en función de lo que cada pareja considere cómodo.

En una relación poliamorosa ambas personas tienen la opción de salir con alguien o algunas personas más al mismo tiempo.

Las estructuras más conocidas de parejas que viven en relaciones de poliamor son estas:

  • Polifidelidad: también en grupo se puede ser fiel. El acuerdo en cuestión es que los miembros de un grupo de personas acuerdan no tener relaciones sexuales ni románticas con personas ajenas a él.
  • Trieja: en este caso la relación romántica está compuesta por 3 personas. Los tres, por supuesto, conocen quiénes son los implicados en ella.
  • Cuadreja: las condiciones de la relación poliamorosa son similares a la tríada, pero en este caso, está compuesta por 4 personas que salen entre sí.
  • Clan o tribu: en este caso las relaciones están compuestas por una compleja red de personas.

Si bien es cierto que estas son estructuras de las más conocidas, también lo es que muchas personas poliamorosas no tienen ninguna de esta estructura configurada.

De hecho, una palabra importante para entender este apartado es “jerarquía”.

Aunque hablar de jerarquía es controversial para muchos, lo que esto significa es que alguien tendría una relación principal y otras relaciones que ve como secundarias.

La controversia surge a partir del rol que tienen las parejas secundarias, pues esto se considera, muchas veces, como algo nocivo en la medida en la que están en una relación en donde no se les valora igual.

qué es el poliamor
Los celos son una de las primeras grandes preocupaciones de todo aquel que tenga en mente una relación de poliamor.

¿Hay infidelidad en las relaciones poliamorosas?

Sí. Una idea errónea acerca del poliamor es que las personas pueden tener tantas parejas como quieran sin que haya ningún tipo de afectación.

Recordemos que una relación poliamorosa contempla más personas, no libertades plenas para estar con quien se quiera.

Si una persona tiene una aventura extrarelación, o sea, más allá de los límites del número de personas que se haya acordado por parte de los integrantes, entonces estará incurriendo en una infidelidad.

Como en cualquier relación romántica, los acuerdos que se habían establecido de forma previa, servirán como guía para determinar cuando se trata de una infidelidad y cuando no.

Valores como la honestidad, la sinceridad y la comunicación son claves.

¿Se disfruta una relación poliamorosa?

Sí. Contrario lo que algunos pudieran creer, el amor no tiene por qué ser siempre un acto tradicional, en este caso, de dos personas.

Es probable que la duda surja a partir del esquema de relaciones que conocemos.

En la sociedad occidental, aprendimos que las relaciones verdaderas son aquellas que están compuestas por dos personas.

Lejos de esto, es difícil imaginarnos que alguien pueda “compartir” a su pareja con alguien más y disfrutarlo.

Por supuesto, tal como sucede en las relaciones monógamas, puede haber disfuncionalidades y comportamientos que no sean saludables según los acuerdos previos establecidos.

De cualquier modo, para que este tipo de relaciones sean satisfactorias, ninguno de los implicados debe estar obligado a permanecer en ella, mucho menos a entrar.

Si esto fuera así, los niveles de satisfacción seguramente serían muy bajos y el sufrimiento estaría garantizado.

Veamos a continuación cuáles son algunos de los desafíos relacionados con las relaciones de poliamor.

Desafíos que enfrenta toda relación poliamorosa

Si las relaciones monógamas enfrentan dificultades, ahora imagínate con las que se encuentra una relación poliamorosa.

A pesar de que alguien pudiera creer que hay mayor apertura y aceptación a la forma en la que piensan los demás por estar dentro de un contexto que así lo pide, hay situaciones cotidianas que representan un desafío.

Estos son los más comunes:

Celos: por más que las relaciones poliamorosas se diga que los celos no existen, pensemos en que esta es una emoción que hemos venido experimentando durante miles de años y que es difícil cambiar de un día para otro.

Si te intención es estar dentro de una relación de este tipo tendrás que aprender a expresarlos de una manera sana.

Falta de tiempo: una vez más, si tener una relación tradicional de dos personas implica poco tiempo para verse, ahora imagina lo que significa tener este compromiso con dos o más personas.

Menos energía: la sexualidad es parte importante de las relaciones de pareja y, aunque este no es un requisito para todas, para aquellas que sí lo es, por un asunto básico de matemáticas, el sexo en las relaciones poliamorosas va a ser menor para alguno de los integrantes.

Conclusión

No nos cabe duda de que se puede amar a varias personas, pero cuando se trata de amor romántico, el asunto no es tan sencillo de comprender ni de aceptar.

Si estás en una situación similar, solicita ayuda psicoterapéutica y convérsalo con un especialista.

No tienes que obligarte a estar en una relación poliamorosa si realmente no lo quieres ni tampoco, si ya lo estás, tienes porqué vivir una relación disfuncional.

 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email