fbpx

Cómo superar el miedo a las relaciones de pareja [Incluye consejos]

Cómo superar el miedo a las relaciones de pareja

El mundo de las parejas es ya bastante complejo, a veces hasta convulso, así que cualquiera pudiera pensar que no tener una es un indicio de buen criterio.

 Sin embargo, no siempre es así. Hay personas que quieren relacionarse de manera íntima con alguien, pero que, aun así, no lo logran. Consiente o inconscientemente lo evitan.

 ¿Por qué lo hacen? ¿Para qué lo hacen? ¿Cómo modificar esta conducta?

 Las tres preguntas tienen respuestas y las vas a conocer a continuación.

 

¿Qué es el miedo a las relaciones de pareja?

Partamos de una definición básica antes de avanzar más.

 La palabra intimidad proviene del latín intimus, la cual significa “lo más interior”.

 Tener una relación íntima con alguien no tiene que ver solo con sexo. De hecho, el sexo no siempre es intimidad y esto es algo que, por ejemplo, conocen bien quienes tienen gran cantidad de parejas.

Dicho esto, el miedo a las relaciones de pareja es el miedo a conectarse emocionalmente con otro y no hay que confundirlo con el miedo al sexo.

Algunos le llaman filofobia (filo=amor y fobia=miedo) y puede llevar a una persona a que se aleje de la posibilidad de tener una pareja o de mantener la relación.

Algunos deciden no tenerla jamás y otros van cambiando de parejas frecuentemente.

Lo que ambas situaciones tienes en común es el bloqueo relacional, ni siquiera el bloqueo del amor porque, en efecto, lo sienten, pero desde la restricción, no desde la libertad.

 

¿Cómo llega alguien a sentir miedo a las relaciones de pareja?

Aunque no es la única explicación al respecto, la Teoría del Apego de Jhon Bowlby nos servirá para mostrar lo que hay detrás del miedo a las relaciones de pareja.

Básicamente, lo que este psicólogo postuló, es que la relación que hayamos tenido con nuestros padres en las primeras etapas de la vida será determinante en la forma en que nos relacionamos con los demás posteriormente.

Incluso, este nexo temprano, podía predecir o evidenciar en hechos como la consecución de logros como los del ámbito académico y hasta en los problemas de salud.

Si alguien tuvo padres distantes o emocionalmente inestables, padres que le coartaban la posibilidad de expresar sus emociones o necesidades, la posibilidad de generar esa conexión íntima con ellos era menor.

En el caso de padres autoritarios, estos suelen causar que el niño tenga una escasa valoración de sí mismo, pues fomentan que “desaparezca”, que se anule.

Una percepción de lo que vale afectará su autoestima y esto también puede hacer que alguien huya de las relaciones por no creerse suficiente para ser amado o querido.

 

Señales de que alguien siente miedo a las relaciones de pareja

Estas señales no son solo para ti, sino para que puedas verlas en personas con las que tengas intención de relacionarte.

 1. La persona tiene muchas citas

Este aparente “deporte” de tener tantas citas como sea posible enmascara una forma de huir de relaciones largas.

La suposición es que si se tiene muchas citas nuevas, en ninguna alcanzará a tener un alto grado de intimidad y, si parece que va a suceder, podrá escapar antes de que haya pasado mucho tiempo.

Lo que no ve fácilmente alguien que tiene miedo a las relaciones de pareja es que las otras personas sí pudieran estar involucrándose, con lo cual pueden salir lastimadas.

2. Es perfeccionista

¿Recuerdas los resultados de tener padres autoritarios y cómo esto minaba la autoestima?

Como forma de compensación, alguien que sienta que tiene poca valía, puede dirigir sus esfuerzos en buscar siempre nuevos logros y de juzgar y juzgarse bajo estándares que son prácticamente inalcanzables.

3.Sabotea las relaciones

Alguien con miedo a las relaciones de pareja conseguirá razones para terminar aunque no las haya. Incluso actuará en contra de sus sentimientos para parecer que no le interesa tener esa relación.

 4. Tiene miedo de “ser abandonado”

Es importante comprender que, una vez que somos adultos, a menos que estemos enfermos o desvalidos, nadie nos abandona.

Si bien es cierto que cuando niños requerimos de cuidados y atención, una vez que crecemos y podemos valernos por nosotros mismos, la noción de abandono cambia.

De cualquier modo, esta sensación experimentada en etapas tan tempranas puede tener efectos duraderos. Por ejemplo, unos padres que amenacen con abandonar a sus hijos como método de castigo están contribuyendo a crear personas inseguras cuando crezcan y alimentan este temor a que su pareja se vaya, con lo cual querrán evitarlo actuando ellos primero.

5. No le gusta hablar de sus emociones

Si bien es cierto que las conversaciones sobre emociones pueden ser difíciles para la mayoría, en este caso lo serán todavía más, por no decir que inexistentes. De esa forma es difícil que se construya una relación sólida, lo cual, aunque suene increíble, les conviene.

 

 

Cómo superar el miedo a la intimidad [consejos básicos]

1. Acepta tu miedo

A veces, por no parecer vulnerable, las personas con miedo a las relaciones ocultan su miedo. Aceptar lo que nos asusta es el primer paso para modificar una conducta.

2. Hazte consciente de tu pasado

Conocer y recordar cómo fue la relación con tus padres es parte del proceso de autoconocimiento y un paso importante para avanzar. Quien desconoce su historia tiene más probabilidades.

3. Expresa tus emociones, aun cuando sea en otros ámbitos

La inexpresión o expresión no asertiva de las emociones lo toca todo. Creemos que alguien tiene problemas para expresarse solo en su vida de parejas, pero esto suele ser en modo general.

Cuando algo te moleste, dilo. Cuando algo te asuste, también. Cualquiera sea la emoción, exteriorízala con palabras cuidando, por supuesto, las formas.

Este ejercicio requiere particular valentía, pero los resultados son muy satisfactorios.

 4. Convérsalo en terapia

Podemos lograr mucho por nuestra cuenta si nos educamos sobre lo que nos afecta, pero la visión de un especialista es siempre reconfortante y muy útil.

Ir al psicólogo no es para “débiles” o “locos”. Todo lo contrario: es para personas que se comprometen realmente con los cambios.

 

Conclusión acerca de cómo superar el miedo a las relaciones de pareja

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email