3

¿Puede cambiar un narcisista? No esperabas esta respuesta

¿Puede cambiar un narcisista?

¿Crees tener una persona narcisista en tu entorno cercano? ¿Piensas en tu pareja y consideras que tiene varios rasgos de narcisismo? Si estás leyendo esto, es porque, al menos, has escuchado a alguien mencionar la palabra narcisismo y todo lo negativo que conlleva.

Y claro, aparte de un conjunto de conductas y actitudes al respecto, seguro habrás escuchado que también es imposible que cambien. Verlo de este modo es simplificar algo que es mucho más complejo en realidad.

Esa forma simple de ver al narcisismo tiene que ver mucho con la trivialidad con que se trata el asunto en redes sociales y otros medios. De hecho, es común que alguien “insulte” a otra persona llamándola “narcisista” en caso de que, por ejemplo, quiera referirse a alguien egoísta (como si todo el egoísmo estuviera relacionado al narcisismo).

Lo primero e ideal es diferenciar el rasgo del trastorno.

Por ejemplo, la gran mayoría de personas tienen rasgos narcisistas y es sano que sea así, pues, además, es adaptativo. En cambio, cuando hay un desorden, cuando la vida de la persona y círculo se ven afectadas de manera negativa, es cuando hablamos de un Trastorno de Personalidad Narcisista, el cual está contemplado en el Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales.

Incluso, hay diferencias entre los narcisistas que vale la pena conocer. Veámoslas a continuación.

¿Son iguales todos los narcisistas?

El estereotipo de persona narcisista que se difunde tiene rasgos muy marcados que pareciera no admiten grados entre ellos. O se es narcisista con ánimos de reconocimiento o grandilocuencia o no se es. Eso es lo que parece, incluso, a partir de lo que escuchamos en las conversaciones al respecto.

Sin embargo, como casi todo en la vida, el narcisismo tiene matices que son necesarios mencionar.

Por ejemplo, están los narcisistas más alineados a la idea generalizada. Estos son aquellas personas encantadoras que son capaces de robarse la atención en casi cualquier contexto. Al menos en apariencia, su autoestima es fuerte.

En cambio, también están aquellos que no tienen una autoestima consolidada, que se resienten fácilmente cuando no logran algo, pero que están convencidos de que el mundo descubrirá en algún punto toda su grandeza.

puede cambiar una persona narcisista
Una persona con trastorno de personalidad narcisista también y no es ninguna “alma oscura”. Su forma de relacionarse le ha servido para no sentirse vulnerable.

¿Cómo es relacionarse con un narcisista?

Las relaciones con una persona narcisista pueden ser una gran carga. Tengamos presente que una persona con estos rasgos pueden buscar hacerte sentir mal para no verse vulnerables.

Comportamientos de desaprobación y comentarios acerca de todo lo que haces pueden estar a la orden del día. Si logras algo, difícilmente se emocionen realmente por eso. El reconocimiento debe ser para ellos, al menos así lo ven, por lo que es poco común que te lo den, aun cuando para ti sea evidente que lo mereces.

Un narcisista puede humillarte, menospreciarte o sabotear tus logros.

Acciones como estas suelen generar frustración intensa en quienes están alrededor suyo, por lo general, su pareja.

Además, una persona con este trastorno, puede experimentar ansiedad, depresión y conductas violentas. De ahí que el vínculo que se establezca sea tan difícil de gestionar. Toma en cuenta que tus problemas y tus insatisfacciones casi nunca serán tan importantes como las suyas propias.

Es también por eso que las conversaciones se convierten prácticamente en un monopolio acerca de lo que ellos quieren tratar.

Todo este panorama es el que se hace que muchas personas, apenas detectan estas características en alguien, quieran escapar o le sugieran a otros que lo hagan.

Si todo permanece así, el desgaste emocional es muy alto y, tarde o temprano, será inviable permanecer en una relación de este tipo.

¿Puede una persona narcisista cambiar?

Vistas las implicaciones de estar en una relación con un narcisista, seguro que te has preguntado en más de una ocasión si es posible que haya un cambio en su conducta.

Tradicionalmente se dice que los narcisistas no cambian. Esa es la respuesta rápida a tu pregunta, pero no la única porque, tal como lo mencionamos antes, esa es una forma reduccionista de ver la situación.

En cambio, la respuesta menos apresurada y la que guarda relación con nuestra experiencia es que sí, sí es posible el cambio.

Cualquier trastorno de la personalidad entraña desafíos muy importantes que requieren trabajo constante y disciplina. En casos como el de una persona con trastorno narcisista, el principal reto radica en que la persona asuma que tiene un problema, lo cual, justamente, debido a su condición, es una tarea difícil.

El razonamiento es así: si yo siempre estoy bien, ¿para qué habría de cambiar algo en mí?

Es por este tipo de esquemas mentales que una persona con estas características, normalmente, para que se pueda fomentar un cambio, debe atravesar una crisis personal muy fuerte o la pérdida de una pareja importante. Entonces debe mostrar su voluntad de querer cambiar y actuar en consecuencia.

A partir de ahí, los movimientos para una transformación deben estar acompañados por un especialista en psicoterapia para ayudarle a cuestionar los modos en que se ha relacionado con otras personas a lo largo de su vida y cómo puede hacerlo mejor para que se acerque más al bienestar que busca.

Por supuesto, esta labor no es de un día para otro y se debe mantener en el tiempo para que haya cambios reales.

Si vemos al narcisismo como una forma de relacionarse y no solo como una etiqueta, estaremos, cuando menos, abriendo puertas que, aunque no todos quieran abrir, cada una de esas personas que decida hacerlo, hará que el esfuerzo valga la pena.

Conclusión

En cualquier caso, el cambio siempre es desafiante, por eso algunos huyen de él. Sin embargo, si alguien tiene la voluntad y la receptividad para pedir ayuda y dejarse darla, los grados de recuperación son muy 

El cambio siempre es un desafío, especialmente cuando se trata de trastornos de la personalidad. Pero si alguien tiene la perspicacia, la voluntad y la receptividad para el crecimiento, la recuperación es posible.

_________________________

Si quieres recibir atención profesional personalizada para abordar este u otros asuntos relacionados con la salud psicológica, agenda tu sesión online ahora mismo y experimenta el bienestar que tanto deseas.

 

 

Comparte este artículo