¿Por qué mi pareja no me cela? ¿Si no me cela no le importo?

¿Por qué mi pareja no me cela?

Los asuntos relacionados con el amor son difíciles de comprender.

A esta naturaleza no escapan los celos.

Los celos, paradójicamente, son rechazados y deseados en partes muy similares.

Incluso puedes haberte descubierto en algún momento provocándolos porque consideraste equivalente que si no te cela es porque no te quiere.

Los celos pueden arruinar relaciones de pareja, sin importar que estos sean justificados o no, pero si no hay celos, por curioso que se lea, para algunos también puede arruinarlas.

Veamos qué pasa al respecto.

¿Por qué mi pareja no me cela? Seguro no le importo

La forma distorsionada que algunos tienen acerca del amor hace que sufran por los celos que su pareja no siente o no les demuestra.

¿Cómo llegamos a eso?

Si nos remitimos a lo que decían nuestros abuelos podemos darnos cuenta de que para ellos, en muchos casos, amar a una pareja significaba poseerla.

Las telenovelas nos dan otra pista al respecto con frases en diálogos como “eres mía o mío” y “serás mía o mío para siempre”.

En la música también se hace alusión al hecho de amar a alguien asociándolo al hecho de poseerlo, de tenerlo consigo siempre y de llegar a la idea de “morirse si él o ella están con otra persona”.

Además de esto, en los celos también hay quienes consiguen cierto placer.

Camilo Sesto en su canción Celos nos da una muestra clara con la siguiente estrofa:

Celos, ese dulce sufrimiento

Que te quema a fuego lento

Que me hace tu enemigo

Visto esto, de lo que nos damos cuenta es de que, históricamente, los celos han tenido un gran valor para muchos y su intensidad se ha relacionado con la intensidad del amor.

¿Por qué mi pareja no me cela?
En parejas que no se celan los momentos de ambos frente al celular están libres de discusiones y no hace falta tener conversaciones a escondidas.

 

Mi pareja no me cela como antes, ¿por qué es recomendable que así sea?

Otra de las distorsiones del amor es lo que llamaremos “La disminución no deseada de los celos”.

¿Te son familiares este tipo de preguntas?

  • ¿Por qué mi novio no me cela como antes?
  • Si ya no me cela como al principio, ¿significa que no me quiere?
  • ¿Será que ya no le gusto?

 

Pensar que si tu pareja no te cela tiene como causa algunas de las preguntas de la lista es un indicio claro de que ves esta disminución como algo preocupante.

Entonces es cuando surge la paradoja que relaciona lo que muchos desean (tener una pareja que no cele) y lo que tienen (precisamente la pareja que no cela).

Cuando alguien deja de celar puede, ciertamente, tratarse de desinterés, pero si solo tomamos en cuenta esta única variable, estaremos desestimando la capacidad para mejorar de esa persona.

Las personas también dejan de celar porque se dan cuenta del daño que hacen y del daño que se causan a sí mismos.

Los celos son un sentimiento desgastante que por lo general no tiene fundamentos reales, lo que los hace todavía más agotadores.

Si tu pareja no da señales de celos, tienes motivos para alegrarte.

Razones por las que alguien no siente celos

Tal como verás a continuación, no sentir celos no significa desinterés por parte de la pareja.

Algunas de las causas que están detrás de esto son:

  • Autoestima fuerte:  una persona con un autoconcepto sólido y con una valoración positiva real acerca de sí misma no considera al otro como una parte vital de su existencia. Si el motivo de los celos es real y la pareja le es infiel, entonces sabrá terminar la relación y seguir adelante con su vida.

 

  • Entiende que las personas no son posesiones, así que nadie le pertenece, mucho menos su pareja.

 

  • Confía plenamente en su pareja porque se han establecido acuerdos previos que ambos respetan.

 

  • No tiene temor a estar solo. Generalmente, detrás de esto, hay una persona con una crianza sólida que no estuvo sometida al estrés de perder a uno o ambos padres.
¿Por qué mi pareja no me cela?
Las personas con una autoestima sólida son menos tendientes a los celos.

¿Es efectivo darle celos a mi pareja?

Sí.

Sin duda, si quieres empeorar o arruinar tu relación de pareja, entonces puedes trabajar en encontrar formas de darles celos.

En caso contrario, no tiene sentido que hagas esto.

Piénsalo bien: en la mayoría de casos es normal no sentir celos.

De hecho, no solo es normal sino que también es positivo.

La relación es más o menos así: ausencia de celos equivale a mayor confianza y menor codependencia.

Lamentablemente, algunas personas consideran que es bueno darle celos a un hombre o a una mujer, con lo cual arriesgan mucho.

Los escenarios a partir de aquí son riesgosos.

Por ejemplo, unos celos que se sustenten sobre una historia en la que luces como infiel, aun cuando solo sea fingido, puede derivar en el fin de la relación.

Incluso, unos celos mal gestionados, pueden terminar en violencia física y hasta en tragedia.

A pesar de que haya quienes te sugieran formas “ligeras” de darle celos a tu pareja para corroborar que te quiere (ya sabes que celar no equivale a amar), te invitamos a que pienses en las consecuencias.

Pudieras llegar a dañar una relación que se basa en la confianza y el respeto, lo cual no es algo que se consigue o logra a la vuelta de la esquina.

Conclusión

Tendemos a romantizar las formas nocivas en que nos relacionamos en materia de parejas.

Piensa en Romeo y Julieta y evalúa cómo muchas personas consideran que morir por amor es algo romántico.

Algo similar ocurre con los celos.

Esta idea de que ver enfadarse a la pareja porque se flirtea con alguien más, aun cuando no sea para buscar una aventura, a muchos les hace sentirse deseados.

Si este es tu caso, es preferible que se lo comuniques a tu pareja y que ambos consigan formas para demostrarse el amor y el gusto por el otro.

Si no lo logran por su propia cuenta, siempre está la opción de encontrar ayuda profesional.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp