Para qué sirve la dopamina y qué es este neurotransmisor

para qué sirve la dopamina

Muchos hemos escuchado la palabra “dopamina” asociada al mundo del bienestar y la salud emocional.

Son muchos los “gurúes” que la mencionan y que ofrecen sus innumerables beneficios para sentirse bien, pero no saben con certeza para que sirve la dopamina.

Normalmente, dan fórmulas para generarla a placer y estar más cerca de eso que llaman felicidad.

Algunos incluso le llaman “hormona del placer”.

Esta forma simplificada de hacer referencia a ella no es más que un gancho publicitario.

Para que comprendas mejor qué es la dopamina y sepas cuáles son sus verdaderas funciones en tu organismo preparamos este artículo para ti.

¿Qué es la dopamina?

Lejos de ser una de las (mal llamadas) hormonas de la felicidad, la dopamina es un neurotransmisor.

Su función es llevar mensajes al sistema nervioso, de ahí que también se le dé el nombre de mensajero químico.

Contrario a lo que se difunde, la dopamina no se produce solo en el hipotálamo, sino que se genera en diversas zonas del sistema nervioso, sobre todo en la sustancia negra.

Es justamente en la sustancia negra en donde las neuronas dopaminérgicas mueren cuando aparece el Mal de Parkinson.

La dopamina es también un medicamento que se administra en algunos casos de presión arterial baja o cuando es necesario que el flujo sanguíneo hacia los riñones mejore.

No se trata de condenar a la alegría, sino de comprender que hay una industria multimillonaria interesada en vendernos la idea de que podemos dorminar la producción de dopamina a placer, lo cual es falso.

¿Cómo afecta la dopamina al cuerpo?

Aunque la dopamina está asociada directamente con el placer y la recompensa, su función va mucho más allá.

En un estudio realizado en 2013 en la Universidad de Connecticut por los investigadores John D. Salamone y Mercè Correa, llegaron a la siguiente conclusión:

“Existe la creencia popular, y también científica, de que la dopamina regula el placer y la recompensa, que cuando consigues algo que te satisface liberas dopamina, pero las últimas investigaciones demuestran que este neurotransmisor actúa de forma previa, es el que nos mueve a actuar, se libera para conseguir algo, ya sea evitar un mal o alcanzar un bien”.

De este modo, la dopamina tiene un rol fundamental en la motivación y no necesariamente en la recompensa, tal como se afirma recurrentemente.

La dopamina hace que estemos más activos en la búsqueda de una mejor recompensa, aun cuando nos cueste más.

Niveles bajos de dopamina hace que nuestra motivación para ir en búsqueda de un objetivo sea menor.

Esto explica por qué en algunos trastornos como la depresión, la persona siente pocas ganas de hacer sus actividades.

Una de las características principales de la depresión es el bajo nivel de dopamina.

Para comprender mejor la motivación en este caso, debemos verla como el impulso para conseguir algo, aun cuando sea considerado negativo.

Así que la dopamina también está relacionada con la motivación patológica, esa que hace que una persona busque la droga a la que es adicta.

 

Para qué sirve la dopamina en el cuerpo humano

Aunque es frecuente conseguirse con insistencia en que este neurotransmisor solo sirve para generar placer, lo cierto es que su variedad de funciones es muchos más amplia de lo que se difunde.

Por ejemplo, interviene en la función de los vasos sanguíneos y los riñones. También tiene funciones asociadas a la memoria y al sueño. Ayuda a procesar el dolor y participa en el control de las náuseas y el vómito.

También participa en la realización de movimientos. Por ejemplo, cuando deficiencia de dopamina los movimientos son lentos y descoordinados.

En contraposición, cuando hay un exceso de dopamina, los movimientos son repetitivos y rápidos.

 

Salud mental y dopamina

TDAH

Uno de los casos representativos de desórdenes relaciones a la dopamina es el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad).

Al respecto, hay quienes consideran que este trastorno se debe a una baja producción de dopamina.

El Ritalin actua aumentando el efecto de la dopamina.

para qué sirve la dopamina
Aunque su empleo no deja de ser polémico, el Ritalin es un droga muy usada en casos de TDAH, sobre todo en niños.

Esquizofrenia

Algunos casos se deben a que hay una gran cantidad de dopamina en algunas zonas del cerebro.

El resultado de esto son las alucinaciones y los delirios.

Abuso y adicción a las drogas

Hay drogas que generan un aumento repentino de dopamina en el cerebro. La cocaína es uno de estos casos.

Cuando este tipo de conductas se repite, el sistema de recompensa aumenta el grado de tolerancia, por lo que cada vez más será necesario que se aumenten la frecuencia y las cantidades de estas sustancias.

Cuando se está sobrio, el estado de ánimo se verá afectado de una forma en la que el afectado sentirá la imperiosa necesidad de consumir lo que sea que le haga experimentar placer nuevamente.

Mal de Parkinson

Como el neurotransmisor que es, la dopamina permite que las neuronas se comuniquen entre ellas y que coordinen el movimiento.

Este tipo de neuronas van degenerándose y pierden la capacidad de enviar señales, así que el cuerpo produce menos dopamina.

Este desorden genera los clásicos temblores, la rigidez, falta de equilibrio y la mala coordinación que caracteriza al Parkinson.

Conclusión

La dopamina cumple roles fundamentales en muchas funciones del cerebro y del cuerpo en general.

Aunque se simplifiquen tanto sus funciones y se asuman verdades que no han sido demostradas, aun hay mucho trabajo por hacer en materia de investigación.

La dopamina participa de varias interacciones como para pensar que con cierta conducta se puede generar a placer.

Sin embargo, ciertas anomalías en el estado de ánimo son una señal de que algo no anda bien y de que se debe asistir con un especialista en el área.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp