fbpx

Orbiting y exparejas: ten mucho cuidado con esto en redes sociales

Orbiting y exparejas en instagram

Terminar una relación de pareja no es sencillo.

Y si no, ¿por qué crees que tantas personas sufren con la sola idea de pensarlo?

Pero cuando ya ha sucedido, hay algunas acciones sobre las que es importante reflexionar.

Digamos que es necesario hacer unas y evitar otras para poder sanar y seguir con tu vida.

El orbiting es una de esas acciones que debes someter a reflexión, pero antes te decimos qué es y cuáles son sus implicaciones.

 

¿Qué es el orbiting?

Lo categorizamos todo.

Es una especie de manía o necesidad, pero apenas detectamos un fenómeno le ponemos una etiqueta.

En ocasiones esto es positivo y en otras no lo es tanto, sin embargo, en este caso nos parece pertinente que se le haya puesto etiqueta a este comportamiento común en redes sociales.

Nos referimos al orbiting, un comportamiento que puede utilizarse para manipular a la expareja y causarle sufrimiento.

Aunque el orbiting no es solo esto, como lo veremos más adelante, esta es tal vez su faceta más dañina.

Lo que hace una de las dos personas que estuvo en la relación de pareja es emplear las diversas interacciones que tienen las redes sociales para hacerle saber que está ahí.

Veámoslo con un ejemplo.

Pedro terminó su relación con Andrea. Aun así, él se mantiene “orbitando” en sus publicaciones, dándole likes o comentándolas.

Lo paradójico de este comportamiento es que Pedro no habla con Andrea por privado. De hecho, ella le escribió esta mañana y él no le contestó, pero sí le comentó su post más reciente.

Orbiting y exparejas, como lo habrás notado, son contraproducentes, porque Andrea, a quien le ha costado mucho asimilar la decisión de terminar la relación, de algún modo, interpreta que Pedro aun está interesado en ella.

Aunque ella sabe que su relación no tiene futuro, es difícil asimilar que todo se acabó así y, obviamente, aun siente nostalgia y cariño por él.

Este círculo vicioso que se crea puede ser muy desgastante, una auténtica montaña rusa de la cual una parte de ella querrá bajarse, pero otra tal vez no.

Al fin y al cabo, está recibiendo reconocimiento de una persona por la que tiene afectos.

orbiting y exparejas
Cuando se trata de rupturas de pareja, las interacciones en redes sociales requiere de madurez y acuerdos claros. Si uno de los dos prefiere evitarlas, se debe respetar su decisión.

El orbiting no es solo para exparejas

Orbitar las redes sociales de otras personas es algo bastante común, pero hay personas que se dedican a ello de forma casi “profesional”.

Quienes lo hacen también son personas que quieren flirtear con otros y que consiguen sus primeros acercamientos dando likes, viendo las historias o comentando en los post de aquellos que les interesan.

Con este tipo de acciones, ciertamente, se puede declarar de forma solapada el interés en alguien, pero se deben tomar precauciones puesto que tales interacciones para algunos son solo un deporte.

Piensa que, el like que te dio una persona interesada en ti, es tal vez el mismo like que recibieron 10 personas más en condiciones similares de interés para el interesado.

 

Orbiting y dependencia emocional

La pésima forma en que aprendemos a amar a una pareja es uno de los motivos más recurrentes de desdicha.

“Dar la vida por el otro”, “amar sin condiciones”, “morirse si el otro no está contigo” y otras ideas más son solo la punta del iceberg del grave problema que representan las relaciones disfuncionales.

Aun cuando estas se hayan “romantizado” por el cine, la televisión y los medios, no son sanas ni serían deseables si todos supiéramos que hay formas sanas de amar, alejados de la violencia y la dependencia emocional.

Es justamente en casos como este, cuando nos referimos a orbiting y exparejas, que la dependencia emocional toma dimensiones aun mayores.

Si al dolor que implica romper una relación le sumamos las visiones negativas acerca de la vida sin el otro, entonces tenemos el caldo de cultivo ideal para que prosperen comportamientos como el orbiting.

Si alguien es codependiente del otro y recibe estímulos estímulos suyos como los ya mencionados (likes, comentarios, vistas, etc,), la situación puede ser, cuando menos, larga y penosa.

Esa constante interacción que en realidad no es, es una prisión de la cual puede ser difícil salir si no se toman las medidas a tiempo.

Piensa en una persona que quiera cambiar sus hábitos alimenticios por unos apropiados para una salud óptima y que, en lugar de alimentos, con cada compra en el supermercado, incluya varios paquetes de galletas y helados.

Aun cuando tenga intenciones de efectuar tales cambios, siempre tendrá la tentación de comer ultraprocesados porque están ahí, a la vista.

La idea de revisar constantemente las redes sociales de tu expareja te mantiene atado al pasado y dificulta que te recuperes de tu duelo.

¿Qué hacer en caso de estar siendo víctima de orbiting?

El orbiting en las relaciones que recién han culminado es contraproducente.

Su primo más cercano es el gosthing, sí, esa tendencia a desaparecer misteriosamente de una relación de pareja sin dar mayores explicaciones.

Cuando una persona sigue orbitando tus publicaciones (o tú las de él o ella), si es algo que te haga sentir triste, con frustración o en la montaña rusa de la que hablamos inicialmente, lo conveniente es bloquearla.

A muchos es algo que les cuesta porque creen que tal acto sería una muestra de inmadurez  o porque guardan la esperanza de mantener al menos la amistad.

Primero lo primero.

No puedes caerte de una bicicleta, lesionarte un pie y montarte de nuevo en ella.

Si lo haces te va a doler.

Si tu idea es tener una amistad nuevamente con esa persona, díselo y coméntale que lo bloquearás hasta que te sientas bien como para retomar algún contacto.

Si no lo acepta o intenta manipularte con ideas como “ok, pero si me bloqueas yo también lo haré”, tal vez ni siquiera es la persona para entablar una amistad.

La reflexión acerca de por qué se acabó la relación es fundamental. Piénsalo. Tal vez lo que sientes es miedo a no tener pareja o lo que fuera que obtenías estando con ella.

 

Orbiting y exparejas – Conclusión

Aunque hablar de orbiting y exparejas es algo relativamente nuevo, no deja de ser importante, pues en un mundo en donde nos relacionamos frecuentemente con tecnologías como las redes sociales, situaciones como estas seguirán viéndose con reiteración.

La solución ya no pasa solo por aprender a tener relaciones sanas desde el aprendizaje previo de lo que es el amor, sino también del aprendizaje que tengamos con respecto a las relaciones que tenemos parcial o totalmente a través de las redes.

Si necesitas conversar con un especialista psicoterapeuta, agenda tu sesión y comienza el cambio que te traerá el bienestar que tanto buscas.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email