¿Qué es la nostalgia y cómo superarla? Cuando el pasado nos atrapa

nostalgia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La nostalgia hace referencia a un sentimiento de tristeza que se puede presentar en cualquier momento de la vida humana. A su vez los recuerdos son el principal activador de esta emoción, puesto que al pensar en el pasado en relación a una situación que se había vivido, su extinción genera dicha nostalgia.

¿Sabías que la nostalgia históricamente aparece por primera vez en una tesis de grado sobre medicina, por Johannes Hofer en 1688 quien lo describía como la enfermedad de un estudiante el cual dejó su ciudad natal para iniciar la academia en Basilea?

Efectivamente el sentimiento de extrañar o anhelar (de forma melancólica) alguna vivencia, objeto o persona del pasado en concreto define la nostalgia.

La nostalgia también se puede presentar por algo no vivido, es decir, el deseo o anhelo por experimentar ciertas situaciones, tal como sucede cuando se visualiza algún fragmento de película, un cuento de fantasía o historia de amor, e incluso hasta una canción capaz de trasladar a una época específica, desencadenando imágenes añoradas e inventadas, creando un pasado que no ocurrió, pero que no necesariamente representa una alucinación o delirio.

¿Es posible superar la nostalgia?

No es algo sencillo puesto que toma su tiempo para que efectivamente la nostalgia disminuya, sin embargo al poner en práctica ciertas técnicas, continuamente será posible neutralizar su impacto o influencia en la cotidianidad.

Actividades para mantener la mente ocupada

Puede complicar un poco las cosas al pensar en el pasado y sentir nostalgia constantemente, sin embargo asumir ciertas actividades como compromisos laborales o por recreación, despejan la mente y así progresivamente ir disminuye el impacto del recuerdo que produce la nostalgia.

Ejercicio físico

Poner en movimiento el cuerpo es una gran alternativa, sin embargo debes probar cuál es el tipo de entrenamiento que realmente sea efectivo, ya que no siempre al levantar pesas o hacer pilates logres concentrarte netamente en dicha actividad, aunque a largo plazo si lo haces continuamente tendrás un mejor ánimo al producir las hormonas de la felicidad, y por ende contrarrestará el impacto de la nostalgia.

Mente positiva

Resulta muy viable pensar en todos los aspectos positivos sobre la situación actual, en el que se hagan planteamientos sobre la capacidad individual para asumir nuevos retos, donde la creatividad y la fortaleza espiritual salen a flote, permitiendo hacer mucho más manejable el momento crítico.

Conservar ciertas posesiones

Claramente será algo simbólico pero representativo, en el que podrás convertir un recuerdo nostálgico en algo alegre, en especial si la tristeza es por cambiar de vivienda o trasladarse a otra ciudad, puesto que ya no será algo para extrañar, si no que lograste tener un pedacito de ese lugar y por tanto te puedes trasladar a ese momento con tan solo verlo o tocarlo.

Socializa

Evidentemente al sentir nostalgia la primera opción puede ser querer estar en la habitación escuchando música que en algunos casos hasta fortalece dicha sensación, sin embargo conversar y escuchar a otras personas resulta bastante positivo para así mantenerse distraído y crear nuevos recuerdos positivos, logrando disminuir la tristeza considerablemente.

Adoptar un perro o gato

nostalgiaAdoptar un perro o animal doméstico es considerado como un gran apoyo como mecanismo para disminuir la ansiedad que pueda estar reforzada con la nostalgia, generando que efectivamente como individuo sea capaz de desenvolverse en los diferentes ámbitos en los que se desarrolle, puesto que es un distractor ideal, además que será un nuevo comienzo para crear nuevos recuerdos alegres.

Por otro lado es indispensable mantener un constante contacto con el hogar si la nostalgia es producida por algún viaje, conocer nuevos lugares en donde te encuentras, y mantenerse activo constantemente.

¿La nostalgia puede considerarse como patológico?

Si bien como comentamos en un principio la nostalgia para el siglo XVIII fue considerado como una grave enfermedad mental,  lo cual era muy temido por la sociedad, ya que su diagnóstico podría desencadenar que el individuo tuviese que estar recluido en un manicomio o en la cárcel.

Aunque no fue hasta el siglo XIX que dejó de ser considerado como un trastorno mental, sino como un síntoma existente dentro de un trastorno mental, como sucede en la depresión o la ansiedad, puesto que se asociaba directamente a la melancolía y una transición de añoranza catalogada en 1929, aunque previamente Emmanuel Kant ya afirmaba en 1798 que el regreso a casa generaba una desilusión, por ende a donde se quería regresar realmente es a la juventud, es decir como regresar en el tiempo o el anhelo por el pasado y por tanto no era una enfermedad propiamente sino una emoción natural del individuo.

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079