Cómo calmar el miedo a la muerte [3 formas de hacerlo bien]

cómo calmar el miedo a la muerte

Tenemos miedo de muchos sucesos, pero casi ninguno es igual al miedo que sentimos hacia la muerte.

Podemos sentir miedo hacia las cucarachas, hacia las serpientes o hacia cualquier otro estímulo.

Todos ellos son más o menos evitables.

Esto significa que podemos huir de la mayoría de elementos que nos asustan, pero no de la muerte.

Visto así, el miedo a la muerte es el único del que no podemos escapar. Aunque sea un miedo de poca intensidad, existirá.

La exageración de este miedo se conoce como Tanatofobia.

Veamos de lo que se trata.

¿Qué es la tanatofobia?

La tanatofobia es el miedo intenso e irracional a la muerte o al acto de morir.

Su nombre deriva del griego “thánatos” (fobia) y “phobos” (miedo).

Alguien con esta fobia puede asistir a los funerales de otras personas, pero lo que le asusta sobremanera es su propia muerte.

Algunos de los síntomas que la caracterizan son:

– Pensamientos recurrentes acerca de las distintas formas en que podría morir.

– Conductas excesivas de cuidado personal para no “envejecer”. Esto puede evidenciarse en el cumplimiento de dietas estrictas y exageración en la forma de ejercitarse.

– Síntomas físicos como sudoración, temblores y hechos similares cuando piensa en su muerte.

Cabe destacar que una fobia se caracteriza por una respuesta de miedo exagerada, por lo que no debe confundirse con un grado menor de miedo.

El miedo a morir puede ser adaptativo y sano porque evita conductas dañinas como autolesiones.

Lo normal es que, por ejemplo, si alguien ve una serpiente que esté cerca decida huir o hacer algo para salvaguardar su vida.

Esta respuesta está más cerca del instinto de supervivencia y no bebería ser motivo de preocupación.

Cómo calmar el miedo a la muerte

Aunque siempre es recomendable la ayuda terapéutica profesional, hay acciones que puedes hacer por tu propia cuenta y que van a contribuir a ver la muerte de una forma distinta.

Algunas de nuestras recomendaciones son:

1) Explora la filosofía

Cuando alguien se pregunta cómo calmar el miedo a la muerte, puede apuntar su mirada a la filosofía.

La filosofía (más bien los filósofos) es la disciplina que más preguntas se hace acerca de la existencia.

Para Sócrates, filósofo de la Antigua Grecia que murió juzgado por “corromper a los jóvenes” con sus ideas y por no reconocer a los dioses del Panteón, la muerte no era más que una noche tranquila sin inquietud ni perturbación.

Aristóteles, por su parte, consideraba que la muerte era la separación del cuerpo y el alma, idea que muchos han utilizado para proponer que el alma es inmortal.

Cuando conoces la visión de otras personas acerca de la muerte y las reflexiones que estos hacen, el hecho de morir toma otro sentido y deja de ser tabú.

como calmar el miedo a la muerte
La visión que tenía Sócrates acerca de la muerte quedó expresada en el juicio que se le realizó en Atenas. Su posición frente a la sentencia que se le impuso fue de confianza y tranquilidad.

2. Habla sobre la muerte

El problema de luchar contra un pensamiento es que es como el fuego al que se le agrega combustible: se hace poderoso.

Algunas personas optan por esconder el tema de la muerte y hasta consideran que conversarlo la atrae.

La muerte está presente en la vida por donde sea que miremos, sea que lo hablemos o no.

¿Para qué ocultarlo?

Una de las formas de abordar un miedo es conversando al respecto y compartiendo qué es eso que te preocupa al respecto.

Esta forma de actuar no solo te prepara a ti para cuando suceda, sino que prepara a las personas que te rodean.

Hacer la muerte de tu vida es una forma sana de superar o, cuanto menos, disminuir el miedo.

3. Hay que prepararse para la vida, pero también para la muerte

¿Por qué existe el miedo a la muerte?

Porque tenemos miedo a aquello que no controlamos.

Sin necesidad de abusar del control, hay acciones específicas a las que nos podemos abocar para vivir con mayor bienestar en cuanto a este miedo se refiere.

Algunas son:

– Haz un poder notariado a alguien de tu confianza

¿Quién se encargaría de todos tus asuntos en caso de que no estés? Un poder debidamente realizado por un abogado te permitirá eliminar esa preocupación asociada.

– Prepara tus servicios fúnebres

¿Qué sucederá con tu cuerpo una vez que ya no vivas? Este es un asunto que preocupa a muchos.

Ocuparse de ellos genera mucha tranquilidad porque se da por descontado de que ese día llegará y porque sabes que tus seres queridos no tendrán que improvisar soluciones para ese momento.

– Si tienes que hacer un testamento, hazlo

De entre las opciones acerca de cómo calmar el miedo a la muerte, esta es una de las más conocidas y útiles porque elimina la preocupación de una repartición injusta de bienes y posibles conflictos en el proceso.

Conclusión

Miedo a la muerte y la fobia a la muerte son dos grados distintos de un mismo fenómeno.

El primero es más común de lo que se cree. El segundo no y es recomendable que sea atendido por un profesional.

La tanatofobia puede llegar a ser invalidante en algunos contextos y no debe verse como algo anecdótico.

El miedo a la muerte, por su parte, depende en mayor medida de las acciones propias.

De cualquier modo, la conversación con un terapeuta es algo que conviene para conocer nuevas visiones acerca de la muerte y explorar otras soluciones que no se nos enseñan en el curso normal de la vida.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp