Tripofobia o fobia al patrón repetitivo: conoce sus características

Close-Up Of Honey Bee Comb
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La tripofobia, mejor conocida como la fobia al patrón repetitivo, hace referencia al miedo irracional que desencadena repulsión en el individuo al visualizar formas geométricas circulares o rectangulares, con bultos que se repiten constantemente o están juntas.

Si bien es común que la tripofobia se manifieste ante elementos orgánicos o propios de la naturaleza, tales como los panales de abejas, el moho, los poros de la piel, entre otros aspectos, sin embargo la afección en el individuo dependerá principalmente de la percepción visual.

Las fobias en general son irracionales, los cuales se origina como un mecanismo de alerta ante situaciones que en realidad no representan un riesgo mortal para el individuo.

En el siguiente artículo hablaremos sobre sus causas, síntomas y posibles tratamientos terapéuticos que permite al individuo superar la fobia exitosamente.

Causas

De acuerdo a estudios realizados por los psicólogos de la Universidad de Essex, concluyeron que en promedio el 15% de los encuestados se presentaban alterados ante las imágenes tripofóbicas.

Biológicamente se plantea que este rechazo se debe a que el cerebro ante las imágenes tripofóbicas, busca protegerse de forma instintiva al rechazar cualquier animal venenoso que presente las figuras repetitivas (serpientes, escorpiones, arañas, entre otros) o incluso distinguirlo de los contaminantes (cadáveres que puedan estar agujereados por gusanos o heridas).

Por otro lado se habla de la sugestión, como lo plantea Carol Mattews, es decir que la reacción desencadenada puede ser provocada por prestar atención a las sensaciones de otros individuos que manifiesten sus síntomas o desagrado.

En la actualidad esta fobia no se encuentra reconocida por el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, no obstante con el surgimiento del internet se empezó a viralizar el desagrado hacia ciertas imágenes específicas, determinándose la tripofobia como una fobia que efectivamente afecta al individuo, aunque sus causas todavía son muy inciertas, ya que a pesar de sus estudios, no se ha generado una validación a nivel global de su aceptación propiamente.

Síntomas

  • Ansiedad
  • Taquicardia
  • Falta de oxigeno
  • Nerviosismo
  • Nauseas
  • Hormigueo
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad

Tripofobia extrema: La cual se puede generar por el rechazo a afecciones en la piel, igualmente conocido este tipo de fobia como dermatopatofobia, generándole gran desagrado y terror las erupciones en la piel.

Igualmente ocurre la tripofobia en perros o animales que padezcan de infecciones por gusanos o garrapatas, ocasionando heridas profundas que a la percepción de ciertas personas puede generar mucha angustia, sufrimiento o desagrado.

En los casos más extremos la persona que padece de tripofobia se caracteriza por presentar vómitos, llanto, crisis de ansiedad e incluso desmayos, ocasionando que se aparte del lugar o evite estar expuesto.

Una de las grandes dificultades de esta fobia es que el malestar no se desaparece luego de visualizar la imagen o elemento que integre las figuras repetitivas, puesto que la imagen queda resguardada en la consciencia, generando que aparezcan distintos síntomas hasta que el individuo logre canalizar sus emociones, asimilando que no representa ninguna amenaza o peligro.

Tratamiento

Si presentas cierto hormigueo en la nuca o repulsión por las imagen presentada, es posible que tengas tripofobia, sin embargo existen alternativas para evitar sentirse afectado por visualizar ciertas figuras repetitivas, ya que en algunas personas incluso puede ser un importante problema para desenvolverse adecuadamente en su vida cotidiana.

  • Exposición: A pesar que no es una de las opciones más agradables, como tratamiento psicológico ha sido comprobado que las personas son capaces de afrontar sus miedos, minimizando los estímulos fóbicos y por ende el malestar.

Se presentan imágenes que pueden producir menor desagrado, y a su vez paulatinamente se muestran otras imágenes con distintos contrastes evaluando el comportamiento y mejorando la capacidad de autocontrol.

  • Tratamiento cognitivo conductual: Mediante este tipo de enfoque el psicólogo se encarga de cambiar la visión que pueda tener el paciente frente a su fobia, promoviendo la reflexión, la apertura a conversar sobre dicha situación, permitiendo una naturalización de la conducta.
  • Tratamiento farmacológico: Dependiendo de nivel o severidad que presente la tripofobia el individuo se establecerá una medicación determinada, como antidepresivos o medicamentos beta bloqueadores, disminuyendo la adrenalina que pueda estar desencadenado el estímulo de su fobia.

Existen diversas forma de comprobar si padeces de tripofobia, en YouTube existen no solo imágenes o videos, al igual los audios pueden desencadenar el mismo rechazo o efecto aversivo de la tripofobia.

¿Conoces a alguien que se sienta afectado por la tripofobia? Comparte este artículo y coméntale que en Chile Psicólogos podemos apoyarlo.

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079