¿Qué son los 5 lenguajes del amor? Descubre el tuyo y el de tu pareja

lenguajes del amor

Los humanos nos enamoramos. Hasta aquí no hay mayor novedad.

Sin embargo, en ese proceso vivimos una montaña rusa de emociones y un sinnúmero de situaciones que no siempre gestionamos de la mejor forma.

Al principio de las relaciones todo parece ser perfecto, pero según nuestras habilidades, experiencia y conocimientos en el tema de las parejas, la situación se puede torcer hasta desencadenar en conflictos dolorosos.

Descripción de los 5 lenguajes del amor

En el año 1992 se publicó la obra de Gary Chapman, un consejero matrimonial y pastor religioso.

Ya para el año 1995 su obra se había convertido en un superventas.

¿Qué había detrás de aquel éxito?

Una teoría sencilla que él mismo había desarrollado a partir de las diversas conversaciones que había tenido con parejas a lo largo de su trayectoria.

Durante su trabajo, Gary se había dado cuenta que muchas parejas tenían una forma de comunicarse el amor entre ellas que siempre dejaba insatisfechos a alguno de los dos.

Aun cuando se esforzaran, parecía que no era suficiente.

¿Pudiera ser que no se tratara de demostrar el amor, sino de conseguir la forma precisa de hacerlo?

Lo que Gary Chapman propuso fue que cada persona tiene una forma de comunicarle el amor a su pareja y que estas pueden no ser las mismas.

Cuando esto sucede, hay que reconocer cuál es la mejor manera de demostrar el amor y cariño. Al respecto sintetizó 5 aspectos básicos:

1. Palabras de afirmación

Algunas personas expresan el amor a través de las palabras de afirmación. De los lenguajes del amor, este se evidencia en palabras habladas con contenido de elogios, reconocimiento, agradecimiento, etc.

Una persona que “hable” este lenguaje, estará satisfecha con mensajes de aliento o palabras de cariño.

2. Tiempo de calidad

Mucho se dice acerca de compartir tiempo, pero no se suele dejar claro qué ese tiempo debe ser de calidad ni qué es tiempo de calidad.

Lo que para algunos puede ser tiempo de calidad, para otros no. Una vez más está abierta la posibilidad para la insatisfacción y el conflicto.

lenguajes del amor
El tiempo de calidad es también un lenguaje del amor y merece la pena ser valorado como tal.

 

Generalmente, lo que la gente busca son actividades y momentos que sean significativos para ellos.

Si no se le pregunta a la pareja, el margen de error es más grande. En una comunicación madura ambos expresan sus inquietudes y coordinan este tipo de momentos.

Es importante que no se confunda esta madurez para establecer acuerdos con la anulación del factor sorpresa a la hora de generar algún espacio novedoso de disfrute.

Si en los lenguajes del amor, el tiempo de calidad es lo predominante, una sorpresa puede ser desde un viaje de fin de semana a la playa o una visita a un restaurante de comida exótica.

Conversar estos asuntos no anula la posibilidad de sorprenderse.

3. Toque físico

Debido al sistema de crianza de cada quien y a las propias particularidades de cada género, el gusto por el toque físico puede ser distinto.

Las personas con predominancia por este lenguaje prefieren los abrazos, las caricias, los besos y cualquier muestra de contacto físico por sobre otros.

Para alguien así, asuntos tan aparentemente irrelevantes como agarrarse de la mano pueden ser suficiente para estar satisfecho o para tener un motivo de preocupación.

4. Actos de servicio

Para ver el amor en los demás hay que prestar atención también a los actos de servicio.

Muchas personas no expresan el amor a través de palabras, caricias, ni tiempo de calidad, sino que lo hacen a través de actos de servicio.

Gestos como encargarse de un trámite o cocinar aun cuando no le corresponda hacerlo ese día, son actos de servicio que pueden ser muy valiosos para algunos.

Lamentablemente, la forma en la que aprendemos a reconocer el amor proviene en gran medida de los medios de comunicación y redes sociales.

En estos se nos muestra una visión idealizada e hiper-romántica del amor en la que se nos enseña que los grandes arreglos con globos, los anillos o regalos costosos y los viajes a lugares icónicos son la expresión genuina de esta emoción.

No tiene por qué ser así y es sano que no siempre lo sea.

El lenguaje de los actos de servicio así lo demuestra.

lenguajes del amor
El contacto físico es una causa común de discusiones en la pareja. A muchos no les gusta ser tocado con frecuencia, en cambio para otros es muy importante el tacto.

5. Recibir regalos

Entre los lenguajes del amor, este es el que puede escandalizar a algunos, pero como en todo, hace falta darle un matiz amplio para comprenderlo.

Los regalos no tienen por qué ser grandes regalos, ni tienen que estigmatizar a quien los prefiere como una persona frívola.

Los regalos tienen un significado que implica dedicación y creatividad, pero sobre todo la intención de expresar el afecto.

Por eso, quienes gustan de regalos, suelen atesorarlos y cuidarlos para recordar a las personas que se los regalaron.

Beneficio de conocer los lenguajes del amor

El primer gran beneficio es la comprensión de que todos expresamos el amor en formas diferentes.

Tal vez tu pareja tenga una forma similar de expresarlo a la tuya y eso puede facilitar la dinámica de pareja, pero no es lo común.

Ahí es donde radica la verdadera aventura de relacionarse con otra persona, de ser capaz de comprender el mundo del otro y abrirse a mostrar el tuyo.

Es en estos encuentros de personalidades en donde se calibra la madurez emocional y psicológica de quienes conforman una relación.

Los lenguajes del amor promueven el desinterés porque en todos hay un esfuerzo implícito.

Si quieres tener una relación más sana, entonces tendrás que esforzarte por conocer el lenguaje del otro.

Esto es una muestra de empatía que te permite salir por un momento de tu propio esquema y aventurarte a explorar en el del otro para que la persona se sienta amada.

En esa travesía se logra uno de los bienes más preciados por las parejas: la intimidad.

Intimar con otro no es solamente un asunto de tener convivencia cercana ni de sexo, sino que se refiere a aquel grado de consciencia que logras acerca de esa persona.

De ahí también surge la complicidad y ese valor que tiene conocer a tu pareja como casi nadie más la conoce, incluso, para darse cuenta que su lenguaje del amor cambia y que tal vez no es el mismo del que una vez te diste cuenta.

Conclusión acerca de los lenguajes del amor

Aunque este esquema es muy sencillo, si lo pones en práctica, puede resultarte muy útil.

Los seres humanos somos tan complejos que las clasificaciones de este tipo se quedan muchas veces cortas.

Sin embargo, lo valioso de este modelo es que si el problema es de comunicación y no de falta de amor, entonces conseguirás un camino fácilmente entendible para experimentar nuevas formas de expresar tu cariño.

Aunque el libro fue concebido para parejas, si lo piensas, se aplica perfectamente para el resto de las relaciones humanas, por lo que tienes aun más posibilidades de practicarlo y ver sus resultados.

Por supuesto, esto implica una vida de mayor bienestar y de relaciones más sólidas.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp