Muerte fetal: cómo superar la muerte de un bebé en 7 claves

Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

La pérdida de un bebé es una experiencia devastadora que puede llevar a un intenso dolor emocional y confusión. Aceptar y afrontar esta pérdida requiere tiempo y apoyo, pero es posible encontrar sanación y esperanza en medio de la tristeza. Eso sí, nunca se deben esperar rápidos. A continuación conocerás como darle un abordaje sano desde la psicología.

1. ¿Qué es lo primero que se debe hacer frente a la muerte de un bebé?

Lo primero que alguien o una pareja que haya sufrido la muerte de un bebé debe hacer es darse un permiso: el de sentir tristeza y rabia, tal vez una de las más profundas que se pueda sentir.

En lo cultural, la llegada de un bebé se interpreta como un símbolo de logro y de realización. Convertirse en padres tiende a verse como una meta alcanzada para la que se nos ha preparado incluso antes de convertirnos en adolescentes.

Además, pareciera que llevamos un orden lógico de muerte. En tal sentido, la muerte de un adulto se espera con menos sorpresa que la de un bebé. Tales interpretaciones pueden hacer aún más duro el trance.

Es así como también aparece la rabia como respuesta a la pregunta «¿por qué a mí?» o «¿por qué mi bebé?». De esa rabia al resentimiento hay una línea frágil de la que hay que cuidarse para no volcar sobre el presente y el futuro los resultados de tal forma de ver la pérdida.

2. Apóyate en un profesional

Es difícil afrontar solo o sola un coctel emocional de tales magnitudes, pero lo es más todavía si no se tiene el acompañamiento profesional adecuado.

Si bien el apoyo familiar o de los amigos es fundamental, hay conversaciones que deben realizarse con la guía adecuada para no generar falsas expectativas o culpa innecesaria. Por ejemplo, hay frases que hacen más daño que bien cuando lo que procuran es ayudar a las personas afectadas. Entre ellas destacan las clásicas que buscan el cese de la tristeza o la rabia.

Aunque una frase como «no estés triste» pretenda que alguine se sienta mejor, el riesgo radica en la invalidación emocional y sus efectos contraproducentes.

El acompañamiento profesional es clave para superar un trance en el que es muy fácil autoculparse de lo sucedido o sentirse fracasado.
El especialista es fundamental para el diagnóstico y las pautas del tratamiento personalizado.

3. Acepta el duelo

Este tipo de duelos es de los más difíciles de asimilar. Ya lo dijimos antes: no se espera la muerte de un bebé. Si la muerte tiene bastante de sorpresiva, se supone que es un hecho para gente adulta.

Aceptar el duelo es llegar a la parte más alta de la cumbre del dolor para luego comenzar el proceso de sanación. Negar lo que sucedió es un parche que solo distrae a quien padece el dolor y posterga una serie de transformaciones que surgen a partir de todo hecho similar.

Quien acepta el duelo por la pérdida de un bebé declara que quiere sanar lo que le hace sufrir, no importa si esto sucede antes o después.

4. Honra la memoria de tu bebé

Huir de lo que pasó es una forma errada de afrontar el problema. Una manera de aceptar lo sucedido y de reencuadrarlo como algo distinto es honrar la memoria de tu bebé.

Al respecto, son distintas las técnicas que se pueden emplear: desde la escritura de cartas o hechos simbólicos como plantar un árbol en su nombre para transformar su muerte en un hecho de vida.

Acciones como estas contribuirán a darte paz y a encontrarle un sentido enriquecedor a lo que pasó, por duro que haya sido.

5. Cuidado personal

Sabemos que es difícil no entregarse a la tristeza y atenderse de forma que se preserve el cuidado personal como máxima de amor propio.

Muchas veces, la culpa juega malas pasadas y hace creer a los afectados que no se merecen sus propias atenciones. De esta forma, algunos siente que están pagando en parte lo que les sucedió o que están honrando la memoria de su bebé.

Este es un error que merece ser reinterpretado.

Si actualmente estás afrontando una situación como esta piensa en que una forma de corresponder a ese amor que permanece en ti es cuidándote y realizando actividades que te aporten bienestar. Por ejemplo, darse masajes, meditar, hacer deporte, alimentarse bien son formas de expresar amor y valorar el recuerdo de ese bebé.

como superar la muerte de un bebé
Aceptar el dolor es parte del proceso. Esta apertura es el primer paso para la transformación.

6. Hablar abiertamente

Ocultar aquello que duele ofrece la falsa sensación de no invocar sensaciones desagradable, pero nada que sea incómodo o doloroso se resuelve en el fingimiento de que no existe.

Compartir tus sentimientos con personas cercanas y comprensivas puede ser una liberación emocional y una forma de recibir apoyo. Procura que esa apertura a hablar suceda delante de personas empáticas que no te escuchen solo para decirte lo que ellos consideran como verdad absoluta.

 

7. Buscar Ayuda Profesional

Si sientes que el dolor y la tristeza son abrumadores y dificultan tu funcionamiento diario,  busca ayuda profesional. Un terapeuta especializado en duelo perinatal puede brindarte apoyo y herramientas para afrontar la pérdida y encontrar formas saludables de procesar tus emociones.

En situaciones así es fácil caer en el bucle de pensar que nadie podrá entenderte, pero ese es un error fundado sobre la idea de que no hay personas abiertas o preparadas para hacerlo. Créelo, las hay y son excelente alternativa para ayudarte a que vivas el proceso de una forma más llevadera.

Conclusión

Superar la muerte de un bebé es un proceso difícil, pero con el tiempo y el apoyo adecuado, es posible encontrar la sanación y la esperanza para seguir adelante. Permítete sentir tus emociones, busca apoyo en tus seres queridos y en profesionales, y encuentra formas significativas de honrar y recordar a tu bebé mientras avanzas hacia la sanación.

_________________________

Si quieres recibir atención profesional personalizada para abordar este u otros asuntos relacionados con la salud psicológica, agenda tu sesión online ahora mismo y experimenta el bienestar que tanto deseas.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: