¿Se puede medir la personalidad?

Home / Blog / ¿Se puede medir la personalidad?

personalidadDurante años se ha analizado el concepto de personalidad para entender el porqué del comportamiento de un individuo. Con el transcurso de los años ha surgido la necesidad de medir sus características psicológicas a partir de la construcción de instrumentos y estrategias que analicen y evalúen el comportamiento.

En el siguiente artículo analizaremos la medición de la personalidad desde el análisis psicoanalítico, enfatizando en los factores biológicos y ambientales que propone Theodore Millon en su teoría biosocial, para de este modo poder dar cuenta de los diferentes factores que influyen en el comportamiento adaptativo normal y los trastornos psicológicos.

La creación de categorías para medir la personalidad

Muchos autores durante años han debatido sobre  el concepto de personalidad. En un primer momento, la discusión estuvo vinculada a la psicología clínica y al desarrollo de los modelos psicoanalíticos. Estas teorías insistían tanto en la idiosincrasia del individuo y en sus respuestas, como en una concepción de respuestas externas e internas (necesidades, impulsos).

En este contexto, surgen posteriormente los estudios factoriales como una forma de estudiar la personalidad a través de “dimensiones y rasgos”, utilizándose métodos cuantitativos para medir y analizar diferentes tipos de personalidades bajo la premisa que la forma de ser de un individuo siempre se va a definir mediante sus características observables.

Así, algunos autores como Eysenck, consideran que sólo son importantes tres dimensiones de la personalidad (modelo PEN): psicoticismo, extraversión-introversión, neurotisismo. Otros autores, en cambio, consideran que existen más  factores, clasificándolos en los de primer y segundo orden, útiles  para definir el complejo concepto de personalidad. En España, por ejemplo, comienza a utilizarse ampliamente el instrumento de los 16pf, que proporciona 16 variables sobre la escala de la personalidad: Afabilidad, razonamiento, estabilidad, dominancia, animación, atención a las normas, atrevimiento, sensibilidad, vigilancia, abstracción, privacidad, apertura al cambio, aprensión, autosuficiencia, perfeccionismo y atención. Por otro lado, también surgen técnicas como el popular Test de Rorschach, el cual se basa en la incompetencia de los procesos inconscientes, es decir, en la importancia que le dan los sujetos a la interpretación en lo que pueden visualizar.

El aporte de Theodore Millón en la teorización de la personalidad

Otros estudios para medir la personalidad recaen en las teorías de Theodore Millón, quien relaciona una disposición biológica y ambiental en el comportamiento del ser humano (combinación de factores genéticos heredables y ambientales). Millón compatibiliza los factores biogenéticos y psicogenéticos de comportamiento y evoluciona de este modo la concepción de personalidad con una teoría desde el aprendizaje social en el modelo evolutivo, estableciendo una dimensión básica para determinar, deducir  y coordinar las patologías de la personalidad.

tipos de personalidadCrea ocho patrones básicos para relacionarlos con la personalidad del sujeto, que se incluían en el dsm III: activo-pasivo, sujeto-objeto, dependiente-independiente, ambivalente, desvinculado. Para basarse en este marco, Millón plantea que el ser humano tiene que pasar por etapas, desarrollando capacidades adaptativas para poder desenvolverse sin ningún problema en su vida, y que son de utilidad para los organismos biosociales, pero siempre teniendo en cuenta que cada etapa va asociada a una polaridad y bipolaridad  que configuran cierto sistema.

Estas fases adaptativas son, la existencia del placer y el dolor, adaptación activo pasivo, replicación abstracciones del pensamiento y su sentimientos. El individuo y sus constitucional ha sido construido erradamente  en  su desarrollo, como también ha construido un sentimiento de sí mismo insatisfactorio, un gran problema para poder expresar sus sentimiento y pensamientos en algunas ocasiones, relacionado con una manera muy particular de comportarse y relacionarse con los demás. Esto nos demuestra la complejidad de las estructuras del ser humano que nos hacen comportarnos y ser lo que realmente somos.

La personalidad sería un distintivo entre el ser humano, esto vendría siendo  el éxito en la adaptación del individuo, entre los diferentes miembros, frente a las distintas circunstancias, y a los diversos entornos que enfrentan. La personalidad sería entonces un estilo de vida, distintivo del funcionamiento adaptativo que exhibe un organismo frente a sus entornos naturales, y habituales. La mayoría de los trastornos de personalidad serian un estilo particular de desadaptación a su ambiente, como también mal adaptados debido a desequilibrios mentales, que generan conflictos para desarrollarse.

Siguiendo con este punto Millon nos señala el estudio y la clasificación en donde existen una tendencia existencial, una estrategia de replicación, modos de adaptación (Estilos de personalidad normal y los trastornos que se encuentran en el DSM III. Sus estudios de las personalidades  adaptativas se definen en: depresivo, esquizoide, evitativo (que entran en el orden de individuos con dificultades para el placer). Problemas interpersonales (Dependiente, Histriónico, narcisista, antisocial).Personalidades con problemas intrapsiquicos (Sódico, compulsivo, negativista, masoquista. Con déficit estructurales (esquizotropico, limite, paranoide, descompensado).

La medición de la personalidad debe constar de datos objetivos, de una validez y confianza en el medio donde. Para muchos autores la personalidad es muy compleja medirla, por lo cual han diseñado instrumentos, métodos para la investigación y la recolección de datos. (Morris, 2000) Señala los siguientes pasos: La entrevista personal (con la finalidad de reunir datos).Test objetivos(Los conocidos inventarios de la personalidad, a través del escrito, estableciendo las normas, constan de respuestas cortas). Test proyectivos (constan de estímulos ambiguos sencillos,  pueden provocar diferentes respuestas, como también tratan de medir el carácter global o total de la personalidad con diferencias, desde el punto de vista de rasgos de la personalidad).

Conclusiones

Los enfoques psicoanalíticos buscan medir la personalidad a través de la relación mental interna del individuo, con las cuales expresa un tipo de comportamiento y personalidad, los más conocidos son el ello y el yo, se le critica por que en algunas ocasiones carece de confiabilidad porque es un método subjetivo, con falta de evidencia científica, pero en muchos casos resulta útil, no por nada los escritos de Sigmund Freud cobran tanta relevancia para la psicología actual.

El estudio mediante una interrelación entre la cognición y el medio ambiente se asemeja mucho más a criterios científicos, este enfoque intenta cambiar los rasgos por comportamiento más cognoscitivos.

Los estudios factoriales han sido muy útiles definiendo rasgos de conductas, Eysenck establece diferentes tipos de personalidad, como lo es su famoso modelo PEN, otro importante factores determinante para estudiar la personalidad y la conducta humana son los 16pf de Cattell que nos señalan personalidad de primer orden y de segundo orden. Actualmente son los más utilizados en España para medir la personalidad.

Y por último  estudios de Millon para medir la personalidad, relacionando una disposición biológica y ambiental en el comportamiento del ser humano (combinación de factores genéticos heredables y ambientales) determinando la personalidad, enfocando las diferencias principales en las conductas adaptativas y los trastornos, mediante un modelo biosociales, en progresivo cambio, pero que establece fases solidas.

Autor: Norman López

También te puede interesar: