Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

¿Cuál es la diferencia entre amar y necesitar? Entenderlo te hará muy bien

Casi ninguna palabra es idéntica a la otra, eso por no decir que ninguna. Necesitar y amar no podían ser la excepción, sobre todo porque  «amar» está sumergida de lleno en el mundo de las emociones, mundo este, que es por demás complejo. «Necesitar», por su parte, no entra de lleno en las emociones, aun cuando algunos así lo crean.

A pesar de esto se usan muchas veces de forma indistinta. Veamos a continuación por qué y cuáles son los peligros de esta errática forma, que no debería ser intercambiable, de usarlas.

¿Amar o necesitar? Estos son los significados de cada una

Si el significado de una palabra se pudiera medir de forma milimétrica, perfecta, tendríamos mucho más claro cómo usarla y en qué contexto. Esto no es así, para fortuna o para desgracia de nuestra especie. Es en estas vastedades de significados en las que hacemos nuestras vidas, a veces de forma más acertada que otra. 

Amar y necesitar son dos conceptos diferentes que se asocian con las relaciones interpersonales, especialmente en el contexto de relaciones románticas o afectivas. Tenerlas claras es imprescindible. Empecemos por definirlas según el diccionario de la RAE.

En el caso de la palabra amar, la definición básica  consiste en «tener amor a alguien», pero no nos ayuda mucho. Para acercarnos mejor a lo que procuramos nos corresponde definir la palabra amor.

Amor:  Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

Por su parte, la búsqueda de la palabra necesitar arroja lo siguiente:

Necesitar: Tener necesidad de alguien o algo.

Y para la palabra necesidad el resultado es:

Necesidad: Carencia de las cosas que son menester para la conservación de la vida.

Como habrás visto, las diferencias son notorias. ¿Cómo es que en algunas ocasiones muchas personas las usan como comodines intercambiables?

No es algo que suceda de forma inocente. Expresar una idea o la otra, por más que se relacionen con contextos como el del amor romántico en el cine, las telenovelas o la música, revela bastante de la persona que lo exprese.

El amor fomenta relaciones genuinas. La necesidad es todo lo opuesto. Las relaciones de alguien que necesita pueden ser asfixiantes para el otro.

diferencia entre amar y necesitar
El amor fomenta relaciones genuinas. La necesidad es todo lo opuesto. Las relaciones de alguien que necesita pueden ser asfixiantes para el otro.

Amar o necesitar: he ahí el profundo dilema

Como el amor es una emoción, amar a alguien es la acción de entregarle y compartirle una parte de su propio mundo, a la espera, casi siempre, de que exista reciprocidad. Dar amor es un camino que se construye con situaciones y recuerdos que lo alimentan.

El amor surge, sí, pero también se prolonga de forma intencionada.

Necesitar es la cara de una moneda que revela el deseo de una persona porque alguien más le dé lo que considera que es algo vital. La necesidad nace con la intención de satisfacer una carencia. Pensemos por un momento en necesidades para comprender mejor.

Los seres vivos necesitamos oxígeno y agua para vivir. Al menos eso como indispensable. Sin oxígeno la vida no suele llegar más allá de los 5 minutos y sin agua entre 3 y 5 días. Pero además de este tipo de necesidades hay otras que son más propias del contexto de cada uno. Por ejemplo, hay quienes necesitan un auto para llegar a su puesto de trabajo, otros necesitan desplazarse a pie o en bicicleta.

No es al estilo de la segunda que se refiere alguien cuando dice necesitar a otro. Piensa en ejemplos a tu alrededor y te darás cuenta. Normalmente, la declaración de necesidad viene acompañada de un «sin ti no puedo vivir», así que rápido nos damos cuenta de que se refiere más a lo que el otro representa como elemento vital.

Y no, nadie es oxígeno ni agua para alguien más, por lo que la aparente lógica que hay detrás que alguien que dice te necesito para vivir, es errática y una evidencia de conducta disfuncional. Cuando hablamos de «necesitar a alguien», implica que la persona es vista como una fuente de satisfacción de nuestras necesidades emocionales, sociales o físicas, no como un otro a quien amar.

Amar es poner las bases de relaciones con muchísima mayor posibilidad de ser sólidas, necesitar es exponer la herida para alguien le ponga un parche que funcione como medida paliativa, momentánea, porque quien necesita difícilmente construye relaciones sólidas y de bienestar.

Su necesidad se lo impide y la empuja a conseguir rápido y con quien sea eso de lo que carece.

diferencia entre amar y necesitar
El amor y la necesidad pueden estar en una relación de pareja, pero es esta última la que tarde o temprano termine arruinándola.

Necesitar a otro, partiendo de la idea de que no hay vida más allá de esa persona, de que no se puede estar solo y bien es un grito de alarma que mana desde adentro y es desde ahí que debe resolverse, por más guías externos que hagan falta.

Este rasgo genera angustia constante ante el más mínimo escenario en el que el objeto del deseo se aleje. Por eso duele tanto cuando el otro o la otra se va.

Quien ama, en cambio, vive con mayor libertad las relaciones porque sabe que nadie es imprescindible para estar bien. Amar no implica persecución ni intentos de forzar al otro a que sea de una forma u otra.

El amor es un sentimiento poderoso que va más allá de la satisfacción de necesidades personales. Amar a alguien se basa en una conexión emocional profunda y una apreciación genuina por la persona en sí misma, no por el alivio que le ofrece a su necesidad.

Conclusión

En resumen, amar es un sentimiento genuino y desinteresado que implica cuidar y apreciar a alguien por lo que es, mientras que necesitar implica una dependencia o requerimiento de otra persona para satisfacer ciertos deseos aparentemente vitales. Es importante reconocer la diferencia entre ambos conceptos para construir relaciones saludables y equilibradas.

Si quieres recibir atención profesional personalizada para abordar este u otros asuntos relacionados con la salud psicológica, agenda tu sesión online ahora mismo y experimenta el bienestar que tanto deseas.

_________________________

Si quieres recibir atención profesional personalizada para abordar este u otros asuntos relacionados con la salud psicológica, agenda tu sesión online ahora mismo y experimenta el bienestar que tanto deseas.