Autismo: diagnóstico y tratamiento. Conoce sobre este trastorno

Autismo diagnóstico y tratamiento. Conoce sobre este trastorno
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El autismo es considerado como un trastorno generalizado del desarrollo de tipo neurológico en el individuo con persistencia en toda la vida y que a su vez incluye significativas alteraciones a nivel conductual.

De acuerdo a una investigación publicada en el portal sclielo.org elaborado por Francisco Rogel Ortiz, señala que entre 1 a 2 de 1000 personas puede presentar autismo, y a su vez es variable dependiendo del nivel de severidad.

Niveles del autismo

El autismo puede presentar diferentes características que determinan el grado de severidad o afección de este trastorno, si bien existen distintas clasificaciones, no obstante consideraremos las planteadas por los estudios de Angel Riviere enfocado en los planteamientos de Lorna Wing, permitiendo la clasificación en base a las áreas del desarrollo, junto a su intensidad y sintomatología.

  • Trastorno autista o de grado 1

Este tipo de autismo se considera como el más severo y profundo del espectro autista, denominándose en 1941 por Leo Kanner como el Autismo Infantil Precoz, el cual presenta una ausencia del desarrollo del lenguaje, al igual que la evitación al mirar y aislamiento de su entorno, sus movimientos son considerados como anormales, prevaleciendo la carencia de expresiones emocionales e intereses de las actividades acordes a su edad.

  • Autismo regresivo o de grado 2

Se observa a una edad más tardía, ya que al iniciar el desarrollo del individuo no se presentan comportamientos ajenos a su edad o etapa del desarrollo, no obstante antes de los 10 años comienza a manifestar una forma de regresión en su comportamiento, con síntomas similares al autismo severo, al igual que el aparecimiento de conductas repetitivas, que abarcan principalmente las motoras.

  • Autismo de alto funcionamiento

Considerado como el más leve debido a que no hay una manifestación aguda de los síntomas anteriormente mencionados, e incluso puede pasar desapercibido debido a que el desarrollo del lenguaje es normal al igual que sus procesos cognitivos.

Sin embargo, se caracterizan por presentar rigidez mental e ideas obsesivas, junto a una cierta torpeza motriz.

Diagnóstico

Uno de los más grandes desafíos de los especialistas al determinar el autismo, es que no puede diagnosticarse mediante un análisis de sangre o estudio biológico, sino que dependerá de la recopilación de información mediante la observación, principalmente de su comportamiento y habilidades interpersonales, por lo que si presenta un patrón de conducta específico, se confirma si posee o no autismo.

Normalmente las alteraciones se pueden visualizarse desde la edad temprana, partiendo de los 3 años edad, observándose en principio ciertas limitaciones sociales.

Uno de los principales síntomas del autismo son las alteraciones del comportamiento social, su comunicación tanto verbal como no verbal y sus intereses.

Por tanto el lenguaje es un indicador esencial durante su diagnóstico, por lo que se establecieron ciertos criterios que favorecían a dicho proceso:

  • Ausencia de balbuceo a los 12 meses.
  • Ausencia de palabras a los 16 meses.
  • No hay frases espontáneas de dos palabras a los 24 meses.
  • Pérdida de cualquier lenguaje a cualquier edad.

Por su parte el autista experimenta mucha dificultad para comprender el lenguaje tanto gestual como mímico, por lo que le resulta complejo asimilar las expresiones faciales básicas, como el enojo, felicidad o molestia.

Otro aspecto característico es el miedo intenso ante cosas totalmente desconocidas, como el color de una comida o el sonido de un objeto sin motivo alguno.

El comportamiento en algunos casos puede presentar importantes alteraciones, como la incapacidad de autocontrol en cuanto a impulsos  de agresividad física y verbal.

Científicamente su diagnóstico se establece mediante la determinación del retardo psico-motor simple o TDAH, considerado como el más importante, permitiendo conocer la situación del individuo desde temprana edad, logrado obtener un mejor pronóstico durante su desarrollo.

Tratamiento

En la actualidad no existe un tratamiento curativo de este trastorno, no obstante existen fármacos y terapias psicológicas, que permiten una considerable mejoría del individuo.

Por ejemplo en el caso de los niños o adultos que presenten agresividad o impulsividad se suele recetar Haloperidol, aunque normalmente se receta por un corto período o de forma intermitente. Es importante destacar que las indicaciones médicas solo pueden ser emitidas por un psiquiatra certificado.

La terapia psicopedagógica es fundamental en el tratamiento de los autistas, logrando la motivación del desarrollo del lenguaje, promoviendo la interacción social, la estimulación sensorial múltiple, recreación, entre otros aspectos.

Mientras más temprano se planifique y ejecute un tratamiento acorde, será mucho más probable que el individuo tenga un mejor desenvolvimiento socialmente y que pueda incluso realizar actividades cotidianas dependiendo del nivel de severidad del autismo.

Pronóstico

Existe una gran variedad en cuanto al pronóstico de cómo se desarrolla el autismo a lo largo de su vida, no obstante es un hecho que existen cambios notables en aquellos pacientes que sean tratados continuamente, permitiendo desenvolverse en incluso ámbitos académicos tanto de primaria, secundaria y hasta la universidad.

¿Necesitas apoyo en el proceso terapéutico de tu hijo? En Chile Psicólogos cuenta con nosotros. 

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079