La autodestrucción alimentaria por la anorexia nerviosa

Home / Blog / La autodestrucción alimentaria por la anorexia nerviosa

Los trastornos de alimentación o TCA (Trastornos de la conducta alimentaria) han sido uno de los más grandes problemas de salud pública en los adolescentes y adultos jóvenes de la sociedad moderna, y la anorexia nerviosa se ubica como la más peligrosa, al ser una enfermedad psicológica prolongada en el tiempo, con tendencia crónica y con una importante tasa de mortalidad.

Su manifestación presenta un deterioro tanto físico como psicológico del individuo, ocasionado por la malnutrición por prácticas voluntarias, el cual repercute el funcionamiento del organismo y el sistema nervioso.

La actitud negativa hacia su propia imagen y peso

anorexia nerviosaEl desprecio por su cuerpo como consecuencia de las autocríticas que pueda realizar frente a su imagen, al tener una percepción distorsionada de sí misma y sobrevalorando la delgadez, en general es la principal razón por la que se provoca este tipo de trastorno alimentario.

Igualmente la persona tiende a obsesionarse en su apariencia e intenta alcanzar el peso perfecto para así ser aceptado por la sociedad, adoptando este comportamiento inusual como un regulador emocional frente a los problemas que padece a fondo, tal como la ansiedad, depresión, autoestima o conflictos familiares.

¿En qué momento se produce la anorexia?

De acuerdo a la Cruz Roja de España, señala que en un estudio realizado “En el 80% de los casos por anorexia nerviosa, el trastorno se inicia por una dieta para así perder peso, y si la meta no se logra, para el individuo este problema se vuelve un objetivo central”.

Por su parte en comparación con el género masculino, esta enfermedad es más frecuente en las mujeres especialmente entre 14 y 18 años, y un tema de preocupación es que se ha observado una manifestación mucho más temprana partiendo de los 9 años de edad.

Aunque es importante acotar, que no significa que toda dieta sea causante de la anorexia nerviosa, existen ciertos factores tanto psicológicos, genéticos y sociales que pueden incidir en este tipo de enfermedad, por lo que se puede manifestar en hombres o mujeres indiferentemente.

El miedo a no ser aceptado es el principal detonante de la anorexia nerviosa

Las tendencias actuales sobre cómo debe ser el cuerpo perfecto establecido por estigmas sociales e impulsados por los medios más influyentes (Redes sociales, TV, prensa, etc.), junto a las dietas extremas a base de solamente líquidos o sin ningún tipo de consumo de calorías y carbohidratos, entre otras prácticas. Han ocasionado que los jóvenes quienes son más vulnerables a cómo la sociedad los percibe, en su intento por querer ser aceptados o encajar, cambian drásticamente su forma de vida, adoptado un sistema alimenticio altamente peligroso.

Esto genera que a largo plazo dicho trastorno sea mucho más difícil de superar, pues los hábitos suelen fortalecerse al estar el cuerpo y la mente en constante lucha, y el control por el peso de forma inconsciente, se vuelve su mayor preocupación.

Este tipo de trastorno psicológico tiende a formar patrones de conducta de una personalidad obsesiva compulsiva, y de acuerdo a estudios se ha corroborado que se manifiesta una necesidad por querer controlar su peso de forma persistente para así poder aliviar los pensamientos que le producen ansiedad o malestar, que en este caso es estar en sobrepeso, a pesar que su índice de masa corporal indica que se encuentra en un peso normal.

Rasgos que indican si una persona sufre de anorexia nerviosa

¿Sospechas que tu hija o amiga sufre de este trastorno? es importante que evalúes su comportamiento si:

  • Se exige demasiado así mismo y se castiga al no conseguir lo que se propone.
  • Tiene comportamientos autolasivos: daños físicos (cortes en los brazos) o daños emocionales (autocrítica destructiva).
  • Tiende a preocuparse constantemente por su figura.
  • Se esfuerza por tratar de agradar a los demás.
  • No le gusta hablar sobre sus emociones, problemas que les causen ansiedad o miedo.
  • Ante la dificultad se aísla.
  • Presenta comportamientos ansiosos o depresivos.
  • Hace ejercicio intenso.
  • Se desmaya periódicamente o manifiesta palidez en su rostro.
  • Usa mucha ropa para ocultar delgadez.
  • Toma laxantes diariamente o pastillas para adelgazar.
  • Le cuesta conciliar el sueño.

¡La anorexia nerviosa puede tratarse!

Las personas que poseen esta enfermedad por mucho tiempo, simplemente se dan por vencidas y siguen sus patrones de ingesta o controles extremos sobre su peso, ya que se sienten en una zona de confort frente a su situación actual, a pesar que su salud está empeorando rápida y progresivamente, intentando prácticamente contra su propia vida. Sin embargo, si existen diferentes soluciones efectivas.

Para superar esta enfermedad no se trata de comer a la fuerza o ingresar a un recinto hospitalario, obligando a que la persona ingiera nuevamente todos los nutrientes faltantes en su organismo.

Indispensablemente debe existir un tratamiento terapéutico en el que se trabajen los pensamientos y las emociones, frente a la percepción de su propio peso corporal, permitiéndole así generar cambios duraderos para que el centro de su vida no se enfoque en la importancia de la delgadez y que claro, la comida no se considere como el enemigo causante de los problemas que puedan plantear su vida.

Para que una persona sea capaz de superar la anorexia, se destaca la importancia de la cooperación de su entorno, en especial la familia y círculo de amistades, ya que participan participa directamente como soporte o apoyo en el  individuo, al cambiar su actitud y percepción frente a su imagen, permitiéndole resolver el conflicto.

En caso que sospeches que algún ser querido esté padeciendo alguno de los síntomas de la anorexia nerviosa, no tengas miedo en actuar, busca la asistencia de especialistas para que así pueda puedan realizar el diagnóstico y aplicar el tratamiento adecuado antes que sea demasiado tarde.

Si no sabes a dónde acudir, en Chile Psicólogos nos encargaremos de apoyarte.

¿Quieres saber más sobre este trastorno alimenticio y psicológico? Te recomendamos seguir leyendo sobre:

También te puede interesar: