3.png
Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

Trastornos Somatomorfos: Comprendiendo los Síntomas y el Tratamiento

El trastorno somatiforme es un trastorno mental inducido médicamente que se caracteriza por síntomas físicos que no parecen tener una causa física. Estos pacientes suelen mostrar angustia o deterioro en todas las áreas de su vida, incluido su funcionamiento social y laboral. Los síntomas del trastorno somatiforme son multitudinarios y pueden incluir dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, dolor abdominal y problemas respiratorios.

Es importante distinguir el trastorno somatiforme de otros trastornos somáticos como el trastorno de dolor crónico, la fibromialgia, el síndrome del intestino irritable y la migraña; todos ellos son relativamente frecuentes en las personas con este trastorno. Aunque el trastorno somatiforme no tiene una base física, es importante reconocer que los síntomas físicos que experimenta el paciente son reales y pueden ser bastante incapacitantes. Algunas personas experimentan dolor intenso y otras disfunciones derivadas de su trastorno somatiforme.

Causa del trastorno somatiforme

La causa exacta del trastorno somatiforme no está clara. Sin embargo, se sospecha que se debe a una compleja interacción entre factores genéticos, ambientales y psicológicos. También hay algunos estudios que sugieren que el trastorno somatiforme puede ser hereditario. Además, se cree que el estrés es un factor importante en la exacerbación de los síntomas del trastorno somatiforme. Por lo tanto, el tratamiento suele incluir técnicas de reducción del estrés para ayudar a aliviar algunos de los síntomas que experimenta el paciente.

Síntomas del trastorno somatiforme

Los síntomas del trastorno somatiforme pueden manifestarse de múltiples maneras y pueden ser de naturaleza variada. Algunos de los síntomas más frecuentes son cefaleas, dolor articular y muscular, dolor abdominal, hiperventilación y síntomas del sistema nervioso. Los síntomas suelen ser muy similares a los dolores de cabeza, articulares y musculares que tienen una verdadera base biológica. Por ello, en algunos casos puede ser difícil diagnosticar el trastorno somatiforme, y algunas personas pueden permanecer sin diagnosticar durante periodos de tiempo prolongados.

Tratamiento del trastorno somatiforme

El primer paso para tratar el trastorno somatiforme es determinar los síntomas primarios y cómo están afectando a la capacidad de la persona para vivir con normalidad. Pueden considerarse varias opciones de tratamiento, que se adaptarán a las necesidades de cada paciente. Pueden recetarse medicamentos para ayudar a aliviar algunos de los síntomas físicos. Además, los pacientes suelen someterse a terapias como la cognitivo-conductual para comprender mejor cómo sus pensamientos y comportamientos están exacerbando sus síntomas.

La investigación ha demostrado que la terapia cognitivo-conductual puede ser muy eficaz en el tratamiento del trastorno somatiforme. Esta modalidad pretende cambiar los pensamientos y comportamientos de una persona para reducir su angustia y mejorar su funcionamiento. También puede prescribirse psicoterapia para ayudar a la persona a abordar cualquier problema subyacente, como la ansiedad o la depresión. En algunos casos, pueden recetarse antidepresivos para ayudar a aliviar algunos de los síntomas adicionales que pueden presentarse. Por último, pueden recomendarse modificaciones de la dieta y del estilo de vida para mejorar la salud general de la persona y reducir algunos de los síntomas del trastorno somatiforme.

Conclusión

El trastorno somatiforme puede ser un trastorno difícil y confuso con el que vivir, que causa angustia tanto física como emocional. Sin embargo, hay esperanza. Reconocer los síntomas y buscar el tratamiento adecuado puede disminuir significativamente e incluso eliminar los síntomas en la mayoría de los pacientes. El primer paso para obtener la ayuda necesaria para llevar una vida sana y plena es acudir a un profesional de la salud mental. Con el plan de tratamiento adecuado, las personas con trastorno somatiforme pueden recuperarse y llevar una vida normal y plena.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: