3.png
Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

Trastorno Narcisista de la Personalidad: Síntomas Causas y Tratamientos

¿Conoces el Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP)? El TNP es un trastorno mental caracterizado por una percepción de sí mismo idealista y excesivamente confiada, un hábito de pasar por alto las necesidades y deseos de los demás, y un fuerte deseo de reconocimiento y alabanza excesivos. Esta afección suele ser el resultado de un trauma, negligencia o abuso en la infancia. La NPD puede provocar problemas en las relaciones, el trabajo y la vida cotidiana. En este artículo, hablaremos de los síntomas, causas y tratamientos comunes de la NPD, de cómo diagnosticar la enfermedad y de cuándo y cómo obtener ayuda.

Síntomas del Trastorno Narcisista de la Personalidad

Los síntomas más comunes del NPD incluyen:

  • Un sentimiento exagerado de autoimportancia;
  • Una preocupación por fantasías de éxito, poder, belleza o perfección ilimitados;
  • Una creencia de que son especiales y sólo pueden ser comprendidos por otros de su misma condición;
  • Una necesidad continua de admiración y elogios excesivos;
  • Una expectativa de cumplimiento de sus deseos y una indiferencia hacia las necesidades y deseos de los demás;
  • Una falta de voluntad para reconocer las necesidades de los demás;
  • Un sentimiento de derecho a un trato especial y a expensas;
  • Una exageración de sus propios logros y una escasa tolerancia a las críticas de los demás.

Causas del Trastorno Narcisista de la Personalidad

Las causas exactas del NPD aún no están claras, pero los investigadores creen que una mezcla de factores ambientales, biológicos y genéticos puede desempeñar un papel en su desarrollo. Una de las principales causas del NPD es el maltrato y el trauma infantil, incluidos los abusos físicos, emocionales y sexuales. Los niños que son alabados en exceso, idolatrados o mal disciplinados también pueden estar en riesgo. Además, quienes observan o experimentan comportamientos narcisistas por parte de sus padres también tienen más probabilidades de desarrollar un NPD.

Tratamientos del Trastorno Narcisista de la Personalidad

Actualmente, no existe cura para el NPD. Sin embargo, existen varios tratamientos que pueden ayudar a los afectados a controlar mejor sus síntomas y a llevar una vida productiva y satisfactoria. Los afectados por un NPD suelen beneficiarse de la terapia individual o de grupo, en particular de la terapia cognitivo-conductual (TCC). El objetivo de la terapia para el NPD es que el enfermo identifique y aborde los pensamientos y sentimientos negativos que contribuyen a su NPD.

Además de la terapia, puede prescribirse medicación para ayudar a controlar los síntomas de la NPD, como la depresión, la ansiedad u otros trastornos mentales relacionados. Entre los medicamentos que suelen recetarse a quienes padecen NPD se incluyen antidepresivos, antipsicóticos y ansiolíticos.

Diagnóstico del Trastorno Narcisista de la Personalidad

Para recibir un diagnóstico de NPD, una persona debe cumplir ciertos criterios descritos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-5). Entre ellos se incluye mostrar síntomas de NPD durante un periodo prolongado de tiempo, así como tener síntomas que interfieran significativamente en su funcionamiento social, laboral o en otras áreas. Además, el individuo no debe padecer otra enfermedad mental, como autismo o síndrome de Asperger, que pueda imitar los síntomas de la NPD.

Obtener ayuda para el Trastorno Narcisista de la Personalidad

Si crees que tú, o un ser querido, podéis padecer un NPD, es importante que busques ayuda profesional lo antes posible. Ignorar el NPD puede provocar daños a largo plazo en las relaciones, el trabajo y el bienestar mental y emocional en general. Un profesional de la salud mental puede proporcionar una evaluación exhaustiva de los síntomas, y sugerir tratamientos y estrategias adecuados para controlar la NPD. En algunos casos, el afectado también puede beneficiarse de la terapia familiar, para ayudar a mejorar las relaciones y reducir la angustia familiar.

Conclusión

Vivir con una pareja, amigo o ser querido cuyas actitudes y acciones están dominadas por la NPD puede ser agotador y desmoralizador. A los NPD les puede costar entender y aceptar que sus necesidades están cubiertas, sobre todo en momentos de crisis y conflicto. No obstante, existen tratamientos que pueden ayudar a los NPD a afrontar mejor sus síntomas y llevar una vida productiva y sana. Si crees que padeces NPD, es importante que busques ayuda lo antes posible. Crescent Solutions ofrece terapia asequible y cómoda, y nuestros experimentados terapeutas están aquí para ayudarte.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: