3.png
Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

Trastorno Histriónico de la Personalidad: Entender Sus Características y Tratamiento

El trastorno histriónico de la personalidad (HPD) es un trastorno de salud mental que se caracteriza por un comportamiento exagerado de búsqueda de atención y una necesidad excesiva de aprobación por parte de los demás. Los individuos con este trastorno suelen tener un patrón de autoexpresión excesivamente dramático, emocional y superficial. Pueden presentarse como excesivamente coquetos, tener una fuerte necesidad de atención y dificultades para desarrollar y mantener relaciones sanas. Las personas con HPD suelen tener una baja tolerancia a la frustración y les resulta difícil regular sus emociones.

Para diagnosticar el HPD, un profesional de la salud mental debe evaluar los síntomas de la persona, la gravedad y duración de los mismos y cualquier alteración del funcionamiento causada por los síntomas. En general, las personas con HPD deben cumplir al menos cinco de los siguientes criterios para ser diagnosticadas: búsqueda excesiva de atención; sensibilidad extrema a las críticas; personalidad dramática y espontánea; coquetería inapropiada; tendencia a dejarse influir por los demás; expresión emocional superficial; y preocupación por la apariencia y el atractivo físico.

Causas del Trastorno Histriónico de la Personalidad

Se desconoce la causa exacta del TPH, pero se cree que se debe a una combinación de factores genéticos, ambientales y biológicos. Algunos estudios han sugerido que los antecedentes familiares de un individuo con un trastorno de salud mental, así como su exposición a acontecimientos traumáticos, pueden aumentar el riesgo de que desarrolle un TPH. Además, la estructura y función cerebrales de una persona pueden influir en su susceptibilidad al TPH.

Tratamiento del Trastorno Histriónico de la Personalidad

El tratamiento del TPH suele consistir en una combinación de psicoterapia, medicación y apoyo. El objetivo principal de la terapia es ayudar al individuo a desarrollar métodos más apropiados y eficaces para afrontar sus síntomas. En general, la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la terapia dialéctico-conductual (TDC) son eficaces para ayudar a las personas con TPH a desarrollar mejores habilidades de afrontamiento.

Las personas con TPH también pueden beneficiarse de la medicación. A menudo se utilizan antidepresivos, ansiolíticos y antipsicóticos para ayudar a controlar los síntomas de la persona.

Además, los grupos de apoyo pueden ser una parte importante de un plan de tratamiento eficaz para las personas con TPH. Estos grupos pueden proporcionar a las personas apoyo emocional de otras que están pasando por experiencias similares.

Estilo de vida y remedios caseros

Las personas con HPD pueden beneficiarse de hacer cambios en su rutina diaria. Por ejemplo, practicar técnicas de relajación, como ejercicios de respiración profunda, puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés. El ejercicio y una dieta sana también pueden ayudar a mejorar el bienestar mental y físico de la persona.

Es importante que las personas con TPH establezcan límites sanos en sus relaciones. Esto puede ayudarles a desarrollar conexiones más significativas y duraderas con los demás. Además, las personas con TPH pueden beneficiarse de participar en actividades que les ayuden a centrarse menos en sí mismas y a ser más generosas.

Conclusión

El trastorno histriónico de la personalidad es un trastorno de salud mental que se caracteriza por un comportamiento exagerado de búsqueda de atención. Las personas con HPD también pueden tener una necesidad excesiva de aprobación por parte de los demás y les resulta difícil desarrollar y mantener relaciones sanas. Para ser diagnosticado de TPH, un individuo debe cumplir ciertos criterios.

El tratamiento del TPH suele implicar una combinación de psicoterapia, medicación y apoyo. El objetivo principal de la terapia es ayudar al individuo a desarrollar métodos más apropiados y eficaces para afrontar sus síntomas. Los cambios en el estilo de vida, como practicar técnicas de relajación y tomar decisiones saludables en las relaciones, también pueden ser útiles para controlar los síntomas del HPD.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: