Trastorno Específico del Lenguaje Mixto: Diagnóstico y Estrategias de Apoyo

Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) mixto es un trastorno del desarrollo de la comunicación caracterizado por la dificultad para comprender el lenguaje hablado y/o escrito, desarrollar el vocabulario y utilizar el lenguaje para expresarse. Suele diagnosticarse en niños de tres a siete años y también puede conocerse como trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo o trastorno del desarrollo del lenguaje expresivo. El SLI mixto afecta tanto al lenguaje receptivo (comprender) como al expresivo (comunicarse verbalmente) y puede ir acompañado de problemas para procesar y producir los sonidos del habla. En este artículo, exploraremos el diagnóstico y las estrategias de apoyo para las personas con SLI mixto.

Diagnóstico del SLI mixto

El diagnóstico del Trastorno Específico del Lenguaje (SLI) mixto suele ser un proceso difícil. Los niños con SLI mixto pueden presentar diversos problemas de comunicación y lenguaje, por lo que resulta difícil determinar la causa exacta del problema. Es importante empezar con una evaluación exhaustiva de las habilidades comunicativas del niño para determinar si el SLI mixto es realmente el origen de las dificultades. Esto puede incluir la administración de pruebas de lenguaje estandarizadas, así como una revisión del historial médico del individuo y de su progreso educativo.

Algunos de los criterios diagnósticos utilizados para determinar si un niño puede tener un SLI mixto incluyen la ausencia de una causa identificable de las dificultades del lenguaje (es decir, ningún trastorno del espectro autista, discapacidad intelectual o pérdida auditiva), una discrepancia significativa entre el lenguaje del niño y otras capacidades cognitivas, y dificultades persistentes del lenguaje en múltiples áreas (por ejemplo, semántica, sintaxis y morfología). Las pruebas también pueden revelar incapacidad para repetir pasajes hablados, dificultad para comprender instrucciones complejas y escasas habilidades de vocabulario expresivo.

Estrategias de apoyo para el SLI Mixto

Una vez que a un niño se le diagnostica un Trastorno Específico del Lenguaje Mixto, los logopedas, los educadores y los familiares pueden colaborar para proporcionarle el apoyo adecuado. Uno de los principales objetivos de las intervenciones para niños con SLI mixto es potenciar las habilidades comunicativas mediante una serie de actividades y estrategias educativas. Estas estrategias de apoyo pueden incluir el uso de ayudas visuales y métodos de comunicación alternativos, como el lenguaje de signos o los tableros de comunicación.

Los principios de un enfoque de enseñanza estructurado, que suele utilizarse con niños con trastorno del espectro autista, también pueden ser beneficiosos para los que padecen SLI mixto. Un enfoque de enseñanza estructurado implica dividir las tareas en pasos más pequeños y manejables, utilizar apoyos visuales y proporcionar previsibilidad en el entorno. Se ha demostrado que este enfoque facilita el aprendizaje y la comunicación de los niños con SLI mixto.

También es importante que los educadores, familiares y demás personal de apoyo ofrezcan oportunidades a los niños con SLI mixto para que practiquen sus habilidades lingüísticas y comunicativas. Esto puede incluir el modelado y la imitación de estructuras lingüísticas apropiadas, hacer que los niños participen en juegos y conversaciones centrados, y proporcionar un refuerzo frecuente y positivo cuando un niño demuestre que ha progresado.

Conclusión

En conclusión, el Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) mixto es un trastorno del desarrollo de la comunicación que afecta a las habilidades lingüísticas receptivas y expresivas de los niños. El diagnóstico implica una evaluación exhaustiva de las capacidades lingüísticas y comunicativas del individuo, y las estrategias de apoyo pueden incluir el uso de ayudas visuales, un enfoque didáctico estructurado y oportunidades de práctica frecuentes. Aplicando el apoyo adecuado, las personas con SLI mixto pueden mejorar sus habilidades comunicativas y aumentar su capacidad para participar en interacciones sociales significativas.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: