3.png
Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

Trastorno Depresivo Persistente: Cómo Reconocerlo y Tratarlo

Trastorno Depresivo Persistente, también conocido como depresión crónica, es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por síntomas depresivos que duran al menos 2 años. Esta condición es mucho menos común que la depresión mayor, pero es igual de grave y puede tener un profundo impacto en la calidad de vida de una persona. En este artículo, discutiremos los síntomas, posibles causas y estrategias de tratamiento para el Trastorno Depresivo Persistente (TDP).

Síntomas de la Depresión Crónica

Los síntomas del Trastorno Depresivo Persistente son los mismos que los de la depresión mayor, pero su duración e intensidad son mucho mayores. Los síntomas típicos incluyen tristeza constante o deprimida, falta de interés en las actividades que solían ser placenteras, cambios en el apetito y el sueño, fatiga, sentimientos de inutilidad o culpa, dificultad para concentrarse, pensamientos de suicidio o intentos de suicidio. Estos síntomas pueden variar de persona a persona, y los profesionales de la salud mental diagnostican TDP si el individuo experimenta al menos 2 de estos síntomas durante al menos 2 años.

Causas y Factores de Riesgo para el Trastorno Depresivo Persistente

El TDP es una enfermedad mental compleja, y sus causas subyacentes no se comprenden completamente. Sin embargo, al igual que con otros trastornos del estado de ánimo, se cree que una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales puede contribuir al desarrollo de este trastorno.

Factores biológicos como desequilibrios en los neurotransmisores, la herencia genética y el estrés oxidativo pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del TDP. Factores psicológicos como la baja autoestima, la percepción negativa de uno mismo y los problemas de apego también se han relacionado con un mayor riesgo de TDP.

Además, factores sociales como el desempleo, la pobreza, la falta de apoyo social y el abuso crónico también se han relacionado con un mayor riesgo de depresión crónica.

Cómo Reconocer el Trastorno Depresivo Persistente

Si experimenta una combinación de los síntomas mencionados anteriormente durante al menos 2 años, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental. El diagnóstico preciso de TDP requiere una evaluación completa de los síntomas, la historia clínica, la herencia y los factores sociales. Un profesional de la salud mental también debe descartar otras afecciones médicas, como trastornos tiroideos, para asegurarse de que el diagnóstico sea correcto.

Es importante recordar que el TDP no es una debilidad personal o algo que una persona pueda superar sola. Por lo tanto, también es importante buscar el apoyo de familiares y amigos durante el proceso de diagnóstico y tratamiento.

Opciones de Tratamiento para el Trastorno Depresivo Persistente

El tratamiento para el Trastorno Depresivo Persistente generalmente implica una combinación de medicamentos, terapia y cambios en el estilo de vida. Los medicamentos recetados para el TDP incluyen antidepresivos, antipsicóticos y estabilizadores del estado de ánimo, y su objetivo es equilibrar los neurotransmisores en el cerebro.

La terapia también es una parte importante del tratamiento del TDP. Los profesionales de la salud mental a menudo usan la terapia cognitivo-conductual (TCC) para ayudar a los individuos a identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos negativos que contribuyen a sus síntomas. Además, la terapia de grupo también puede ser beneficiosa para las personas con TDP, ya que proporciona un sentido de conexión y apoyo con otras personas que tienen experiencias similares.

Además, hacer cambios en el estilo de vida, como obtener suficiente ejercicio, alimentarse saludablemente, limitar el consumo de alcohol y drogas, y tomar parte en actividades placenteras y gratificantes, también puede ser útil para reducir los síntomas del TDP.

Cómo Ayudar a alguien con Trastorno Depresivo Persistente

Si usted tiene un familiar o amigo con TDP, es importante aprender sobre la afección y buscar apoyo adicional si es necesario. Es fundamental prestar atención a los cambios en el estado de ánimo, el comportamiento y la salud física de la persona y asegurarse de que la persona esté recibiendo la ayuda adecuada.

Además, sepa que el TDP no es una enfermedad que se pueda «vencer» o «superar» solo, pero con el tratamiento apropiado, la mayoría de los individuos con depresión crónica pueden llevar una vida productiva y satisfactoria.

Conclusion

El Trastorno Depresivo Persistente es un trastorno del estado de ánimo crónico caracterizado por síntomas depresivos que duran al menos 2 años. Esta enfermedad mental compleja puede tener un profundo impacto en la calidad de vida de una persona, pero con el tratamiento adecuado, la mayoría de los individuos con TDP pueden vivir una vida productiva y saludable. Si sospecha que usted o un ser querido puede tener TDP, es importante buscar ayuda profesional para recibir el tratamiento adecuado.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: