3

Tipos de psicólogos: ¿cómo saber qué tipo de psicólogo necesito?

tipos de psicólogos

Ni todos los casos son iguales, ni todos los psicólogos tampoco. La especialización en la salud mental es muy beneficiosa, pues genera postulados y métodos para cada área de la vida.

Si bien es cierto que, al menos en esencia, todos somos humanos, no todos necesitamos el mismo apoyo. No es igual necesitar de un psicólogo en el área laboral, que necesitarlo en el ámbito de pareja.

Por tanto, entre mejor diferenciemos uno del otro, mejor aprovecharemos los beneficios que podemos obtener de cada uno de ellos.

Psicólogos deportivos

Los atletas requieren atención psicológica profesional especializada, básicamente, por dos razones.

La primera de ellas es tal vez la más obvia: necesitan alcanzar el máximo de su potencial para lograr sus metas.

Contrario a lo que muchas personas pudieran pensar, esto no se logra solo con aptitudes natas y entrenamiento, sino que requiere de un trabajo psicológico profundo para abordar asuntos como la motivación, el enfoque, el miedo y la tolerancia a la frustración propias de un contexto tan competitivo como el deportivo.

Por otra parte, las propias exigencias del deporte conllevan lesiones o momentos de poco rendimiento. Esto se gestiona mucho mejor con la ayuda de un psicólogo especializado en el área.

Psicólogos organizacionales

El ámbito laboral requiere de abordajes específicos como la productividad, la selección del personal y su capacitación óptima.

Un psicólogo organizacional fomenta el adecuado clima organizacional, la gestión del equilibrio entre trabajo y vida personal.

Además, también cumplen roles de consultores para que la comunicación entre los diversos niveles de la estructura organizacional fluya sin atajos.

Los psicólogos organizacionales también velan, en algunos países, por el cumplimiento de las normativas laborales con respecto a la seguridad laboral.

Psicólogos sociales

Aunque sobre esta rama de la psicología en específico hay debates, pues muchos consideran que entre esta y la sociología no hay una gran diferencia. Aun así, los psicólogos sociales estudian las interacciones de un individuo con otro o con un grupo de individuos.

Además, estudian las emociones, sentimientos y pensamientos de una o varias personas basándose en la presencia de otros.

 

Psicólogos Clínicos

Aunque pareciera que todos los psicólogos son clínicos, esto no es así y, sin embargo, deberían.

Ser psicólogo clínico implica tener formación en métodos comprobados que se pueden replicar en un grupo grande de personas con la certeza de que funcionan, aun cuando haya que hacer alguna adaptación a la particularidad de cada individuo.

En la Psicología clínica hay investigación, diagnósticos y evaluación basadas en el método científico y en la experiencia clínica.

Además, está en la capacidad de implementar programas de modificación de conducta que sean verdaderamente efectivos.

El psicólogo clínico puede tener enfoques diversos, pero manteniéndose dentro de los rigores de la ciencia. Por ejemplo, hay psicólogos especializados en terapia cognitivo-conductual, terapia sistémica breve, terapia breve estratégica, humanistas, etc.

 

Psicólogos Escolares

Hay muchas formas de aprender, pero la historia de las escuelas nos muestra que esto no es algo a lo que le dediquemos el tiempo ni la energía necesaria.

La labor de un psicólogo escolar es justamente esa: investigar y adaptar métodos para que la enseñanza sea un proceso efectivo y mucho más amigable.

Su principal ámbito de acción son las escuelas primarias y secundarias, lugares en donde trabajan de la mano junto a los maestros para identificar y resolver los problemas de aprendizaje y conducta de los estudiantes.

Además, su enfoque parte de la individualidad de cada estudiante para que así logre sus objetivos en la manera en que le sea más beneficioso aprender e interactuar con su entorno.

Comparte este artículo