Tipos de drogas y sus efectos

tipos de drogas

Desde que somos niños nuestro entorno social se ha encargado de enseñarnos que las drogas son nocivas para la salud, que crean dependencia, problemas psicológicos y algunas hasta locura. Existe una basta cantidad de drogas que generan diferentes efectos en el cuerpo humano; desde alteraciones al sistema nervioso hasta alucinaciones psicológicas. Es por ello que queremos resaltar la importancia que tiene el conocer la mayoría de estas drogas y sus diferentes efectos.

Los tipos de drogas y nuestras creencias

Por supuesto, a medida que crecemos, formamos nuestro propio árbol de la razón, el cual utilizamos siempre que necesitamos tomar alguna decisión. Este “árbol” es llamado así debido a que su apariencia imaginaría tendría la forma fractal de un árbol; donde una verdad, al enfrentarla a otra verdad, da como resultado una síntesis de ambas verdades. Este grupo de verdades sintéticas, se convierten en realidades para nosotros y de allí es de donde nacen nuestras creencias. Ahora bien, desde hace mucho tiempo como lo hemos dicho al principio, se nos ha dicho que consumir drogas puede afectar a la salud, y es totalmente cierto. Pero también existen una gran cantidad de drogas que son utilizadas por la industria farmaceútica para calmar dolores, acelerar procesos de tus sistemas, entre otros propósitos. Claramente las drogas que utilizan estas industrias suelen estar estudiadas y son suministradas en cantidades controladas para que no generen problemas graves de salud debido a sus efectos. 

tipos de drogas

La mayoría de los tipos de drogas suelen tener tres tendencias como efectos. Inhibitorios, excitatorios y alucinógenos o perturbadores. Drogas como el alcohol, la morfina y la heroína parecen ralentizar nuestra percepción al experimentarlas, hacen que percibamos nuestra realidad como si el tiempo pasara más lento. Drogas como estas suelen crear adicción, ya que hacen que el consumidor llegue a puntos de relajación extremos y desinhibitorios. Si alguna vez te has embriagado sabrás bien de lo que hablamos; tu entorno parece conspirar contigo para que te quites ciertas vergüenzas que en tu estado natural tendrías.

Las drogas excitativas o exaltativas tienen la tendencia a hacer lo contrario que las inhibitorias; en vez de relajar tu cuerpo, tu mente y tu sistema nervioso, lo aceleran. Sientes cómo te despiertan, presencias algún tipo de “click” al momento de consumir que definen un antes y un después; suelen hacerte sentir que tu cuerpo está preparado para cualquier futura adversidad. Un ejemplo a menor escala de este tipo de drogas (Que también pueden calificar como dos de ellas) son el café y el cigarrillo. Cuando una persona fuma su primer cigarrillo del día, el efecto que este genera es el mismo pero a menores proporciones; el consumir se exalta, su corazón acelera sus pálpitos, su ritmo sanguíneo aumenta y la percepción de la realidad cambia de acuerdo a esto. No nos malentiendas, este efecto del cigarrillo tampoco es exagerado; no te acelera de la misma forma que la cocaína, pero tampoco tan lento como el café, simplemente es un pequeño click que hace tu cuerpo en el que presencias y sientes el cambio.

En el caso de la cocaína, los efectos sí que suelen tornarse más dramáticos; te exaltas de forma precipitada, tu ritmo cardíaco se acelera bastante y sí se puede decir que experimentas como todo lo que está a tu alrededor parece ir a muy baja velocidad. Por supuesto, el efecto de este tipo de drogas no tiene nada que ver con el entorno, sino que como lo hemos dicho, altera tu percepción y por temas de comparación a tu antigua percepción, el tiempo parece transcurrir más lentamente. Algo bastante interesante del efecto de este tipo de drogas es que a medida que las consumes con más regularidad, tu percepción de la realidad se adapta y sientes que es normal tu nueva forma de percibir el tiempo y tu cuerpo; de allí comienza la peligrosa adicción degenerativa.

Existen otros tipos de drogas un tanto más peculiares. Estas drogas pueden relajarte o exaltarte pero con una diferencia abismal; las alucinaciones. El LSD por ejemplo, tiene la tendencia de generar estas alucinaciones a medida que el efecto se introduce en tu organismo. Estas alucinaciones pueden ser de todo tipo y suele variar dependiendo del consumidor; por supuesto, puede generar dependencia de la misma peligrosa forma.

 Algo curioso de esta droga es que suele asociarse bastante a psicotrópicos antiguos y naturales que chamanes de diferentes culturas solían y suelen utilizar en la actualidad para conectarse con el mundo espiritual. Hoy en día está muy de moda la Ayahuasca; que es una bebida que pasa por una serie de procesos y tratos por parte de los chamanes como un puente espiritual entre el ser humano y la divinidad. La ayahuasca también se considera un tipo de drogas por sus características alucinógenas, aunque algo interesante es que muchas personas de la cultura occidental se han embarcado en la travesía de probar uno de estos rituales y casi todos notan como sus percepciones cambian luego de experimentar el típico viaje que produce esta bebida.

Hay testimonios de personas que explican un viaje, no hacia afuera, sino hacia dentro de ellos mismos, donde cada una de las situaciones y sensaciones que experimentan tienen un significado netamente explicativo para quien la bebe; en otras palabras, si experimentas un viaje de ayahuasca y luego intentas explicar tu experiencia a algún amigo o conocido, te darás cuenta que te faltan palabras en tu vocabulario para expresar lo que has sentido y como dicho ritual te ha llegado a tocar lo más profundo de tu ser. Una característica muy peculiar de la ayahuasca, es que la mayoría de las personas que la consumen, luego de la experiencia, se ven sumergidos en un cambio total de creencias, estilo de vida y forma de pensar. Muchas personas deciden convertirse en veganos o vegetarianos; comienzan a apreciar profundamente a las plantas, a los animales ya las personas que les rodean. También se han visto muchos casos de personas que este tipo de drogas han curado traumas psicológicos, problemas mentales severos, problemas de estrés y preocupaciones efímeras. Por supuesto, si un día decides probar cualquier droga, te recomendamos que primero te informes y estés al tanto de los efectos que estos tipos de drogas pueden generar en tu organismo para saber colocar límites cuando tengas que hacerlo.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079