Como cambia la vida luego de un test de embarazo positivo

test de embarazo positivo

A medida que crecemos y nos formamos como seres humanos vamos adquiriendo una serie de costumbres y hábitos que van creando nuestra forma de ser. Casi todas las costumbres que tenemos las hemos heredado de un proceso llamado transculturización familiar; lo que significa que las creencias, miedos y costumbres de nuestros familiares cercanos son adquiridos desde muy temprana edad por nosotros. Esta es la razón por la cual muchas personas crecen hasta una edad avanzada y se dan cuenta que no se conocen a sí mismos, todo esto porque se dan cuenta que son un conjunto de opiniones y creencias que han sido generadas por ellos mismos. Entre esas costumbres y enseñanzas heredadas existe la creencia de que traer al mundo a un bebé a temprana edad puede cambiarte completamente la vida tanto para bien, como para mal. La cuestión radica en que, entre todas esas creencias, esta es una de las más acertadas.

Este tema se puede ver desde dos perspectivas diferentes, y lo que realmente diferencia es el contexto, no la situación per sé. Un test de embarazo positivo en una situación esperada cambiará totalmente la vida de una persona para bien… ¿Por qué? Si has estado esperando con ansias que ese test salga positivo, es porque estás lo suficientemente preparado o preparada psicológicamente para hacerte cargo de la responsabilidad que dicha realidad conlleva. En otras palabras, al esperar que dicho test sea positivo, ya deberías encontrarte en las circunstancias adecuadas para que ese niño que viene al mundo tenga todo lo que necesita para existir cómodamente.

Un test de embarazo positivo puede cambiarte la vida

Ahora bien, también existe una posibilidad bastante grande de que ese test positivo no sea para nada esperado e incluso, rechazado. Es aquí donde volvemos al tema de ser jóvenes; es aquí donde nos damos cuenta que hemos metido la pata y que esta vez si es en serio. Una chica joven que haya tenido relaciones sexuales y no haya tomado las previsiones correspondientes está jugando demasiado con la ley de Murphy. Por supuesto, siempre existen las excepciones, pero todas ellas tienen un sentido y están bien fundamentadas por la lógica. 

test de embarazo positivo

Cuando eres joven y tu test sale positivo esperando que no lo sea, sientes que tu mundo se viene abajo. Si estás estudiando y vives en casa de tus padres, tu situación se complica aún más y si eres lo suficientemente joven, tus pensamientos se pueden tornar bastante autodestructivos sintiéndote culpable y sin salida. Hay veces en las que estas situaciones mejoran con el paso del tiempo y todo termina saliendo bien; pero el gigantesco cambio que genera puede acabar con muchas bases de creencias que tenías en un principio. Te sientes presionada en caso de ser la madre, ya que te das cuenta que debes contarle a tus padres lo que sucede muy rápidamente porque si ellos se dan cuenta por sí mismos la situación podría complicarse aún más. Y por supuesto que, si vives con ellos, tarde o temprano se van a enterar del resultado de tu test de embarazo positivo por la voluptuosa forma de tu vientre.

En el caso de ser varón, la situación también es complicada. Vivimos en una sociedad machista donde el hombre debe hacerse cargo constantemente de las necesidades monetarias de la mujer y, por supuesto, si hablamos de que existe una pequeña criatura engendrada por ambos, la responsabilidad se incrementa hasta límites casi extremos. Siendo estudiante y sin ningún tipo de experiencia laboral, un chico que haya embarazado a su pareja está a punto de recibir un gran golpe de realidad al tener que obligarse a sí mismo a madurar en muchos aspectos que ni siquiera imaginaba. Se ve obligado a adquirir grandes responsabilidades de las cuales casi todas no esperaba encontrarse hasta dentro de varios años. Esta es una de las posibles consecuencias negativas de un test de embarazo positivo.

Si por el contrario esperabas el test positivo con ansias junto con tu pareja, también les espera un gran camino lleno de cambios positivos. Ahora bien, el punto que queremos tocar con esto es que, si te fijas, ambas circunstancias son las mismas, la única diferencia es la madurez emocional de la persona en ambas situaciones, sin mencionar el grado de preparación económica y energética que ambos padres poseían antes del test positivo. 

Procura, si vas a traer a una criatura al mundo, tener la suficiente madurez emocional y los medios que necesita ese bebé para existir adecuada y cómodamente. Sabemos que cuando somos jóvenes muchas veces los consejos de nuestros padres simplemente nos dan igual porque pensamos que ellos no nos entienden y que tenemos que demostrarle que podemos; la realidad es que para ese momento nosotros sí que podemos enseñarles a como tratar al nuevo adulto que se forma dentro de nosotros, pero a su vez no podemos dejar a un lado sus consejos y sugerencias. Entre el blanco y el negro, el equilibrio está entre ambos y procura que siempre sea así para que estés bien en todo momento. Recuerda siempre que un test de embarazo positivo puede cambiarte radicalmente la vida; pero todo depende desde el punto de vista que le des a la situación.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079