Señales de que una persona es narcisista

mirror-g0dca5b593_1920

Las relaciones que no son recíprocas pueden generar malestar o situaciones problemáticas, todos esperamos que nuestros seres queridos nos respeten y nos valoren como iguales, interesándose de forma sincera por nuestro bienestar y compartiendo experiencias mutuamente. 

 

En ocasiones, lo mejor es no acercarse a personas que no son lo que parecen en primera instancia y contar con referencias que nos indiquen si son egoístas, se aprovechan del chantaje emocional, por lo cual, presentamos las señales para detectar rasgos narcisistas. 

Origen del término

Es narcicista

Narciso era el hijo del Dios del río Cefiso y la ninfa Liríope en la mitología griega. El mito cuenta que fue un cazador conocido por su físico y su belleza excepcional. Sin embargo, un día Narciso se encuentra a la ninfa Eco, quien se enamora perdidamente de él pero este la rechaza. 

 

Eco afligida incita a Némesis Dios de la venganza) a castigarlo y este lo atrajo a un charco de agua donde por primera vez pudo ver su reflejo. Enseguida el cazador queda enamorado de su reflejo y comprende que su amor jamás sería correspondido, ya maldito jamás fue capaz de separarse del charco hasta que la muerte dio fin a su vida.

 

Se puede encontrar la moraleja de que el amor propio en exceso puede llevar a la falta de empatía con otros y al ensimismamiento. Constantemente, la literatura y las artes recurren a esta historia para ejemplificar la idealización de sí mismo, que fue también tomado por la psicología para catalogar ciertos rasgos de la personalidad.

Los rasgos narcisistas

Como se conoce en el relato antiguo, los “narcisistas” se creen únicos, especiales y por encima del resto de personas; aunque puede ser positivo reconocer que somos seres únicos y valiosos, estas personas se comportan de forma arrogante y prepotente, se niegan a relacionarse con cualquier persona por creencias como que “no están a su nivel” y sienten que su experiencia tienen un valor superior a la de las demás personas.

 

En la psicología, el narcisismo es usualmente conceptualizado como un rasgo de personalidad y como parte de un espectro se encontrarán personas más narcisistas que otras o que presentan algunos rasgos característicos en mayor nivel y otros de forma imperceptible.  Además, este sentido de derecho suele manifestarse en una falta de empatía hacia otros, buscan ser el centro del discursos y suelen buscar nuevos vínculos para que los admiren por el contínuo deterioro de sus relaciones sociales. 

5 señales de que una persona es narcisista

 

Es dominante y busca beneficios utilizando a otros

Su actitud arrogante los hace altaneros y engreídos al expresarse y comportarse, consideran a los demás instrumentos para sus fines por los que su tendencia es a cosificarlos, aún así se consideran excepciones, es decir, que están por encima del bien y el mal, buscan sacar su propio beneficio de las relaciones y suelen implementar para ello mecanismos de control como el chantaje emocional o la triangulación (meter a terceras personas para generar inseguridad). 

 

La triangulación tiende a ser la técnica más común en relaciones de pareja donde pueden comparar a su acompañante con otras personas de su mismo género, alabando a los otros y desestimando su valor. Esto puede generar dependencia por parte su pareja y conflictos.

 

Falta de empatía y de responsabilidad afectiva 

Carecen de empatía ante las experiencias y emociones del resto, minimizando su experiencia, siendo incapaces de comprender las emociones que experimentan y sus desencadenantes o identificarse con sus sentimientos y necesidades. A su vez, no asumen la responsabilidad de nada, ni de sus acciones o sus consecuencias dado que dirigen la culpa siempre hacia otros. No sienten remordimiento por el malestar emocional que pueden generar sus acciones y en algunos casos incluso se les señala como incapaces de amar.  

Necesidad de admiración 

Necesitan sentirse idealizados, causas fascinación y que se les reconozca por ello ya que tienen una valoración de sí mismos exagerada y se valoran más allá de sus capacidades reales, un sesgo que va más allá del amor propio y cae en un rasgo negativo donde no eres capaz de crecer mediante el reconocimiento de tus errores como ser humano.

 

Proyectan sus defectos en otros

La proyección es un mecanismo de defensa en que funciona identificando en otros los propios errores o comportamientos negativos para negarlos en sí mismo, esto se debe a que es mucho más fácil ver imperfecciones en otros. Para la persona narcisista este es un mecanismo que le permite señalar a terceros mientras que cualquier acción similar en sí mismo se ve justificada por otras razones.  

 

Doble vínculo

Esta manera de comunicarse indica dos mensajes contradictorios que generan confusión a quien los recibe y genera incongruencia en las relaciones poniendo en duda el vínculo real. En estos casos la persona narcisista puede estar expresando afecto con palabras mientras que su expresión corporal indica lo contrario o viceversa, agredir indicando que es por su bien.

 

Trastorno de personalidad narcisista

Los rasgos de personalidad narcisista pueden pasar a formar criterios de una patología de la personalidad, cuando determinados rasgos pasan a cumplir con un patrón de comportamientos que permanece en el tiempo, a la par de emociones y pensamientos característicos que difieren con el entorno y con la adecuada adaptación del individuo pasan a clasificarse como un trastorno de la personalidad. 

 

De esta forma, la personalidad narcisista refleja una presencia mayor de estos rasgos, por ejemplo la carencia total de empatía hacia otros que forman una máscara que encubre una gran vulnerabilidad hacia las críticas. Las señales mencionadas pasan a convertirse en signos y síntomas que varían de un caso a otro pero se cumplen un mínimo de manifestaciones que además los puede volver infelices si no reciben la admiración que creen merecer. 

 

En la mayoría de los casos la persona con trastorno de personalidad narcisista no acudirá a terapia por el reconocimiento de sus acciones, en tal caso de acudir será por la comorbilidad con otros trastornos como la depresión, adicción a sustancias o TOC; no considerarán que el fracaso de sus relaciones sea su responsabilidad y pueden tomar la información sobre el efecto de sus acciones como nuevas herramientas de control mental.

 

Comparte este artículo