¿Qué es la ley de atracción? Conoce sus secretos

ley de atracción

¿Alguna vez has oído hablar de cierta fuerza universal que hace que las cosas se cumplan cuando y como las deseas? Dependiendo de tus creencias, posiblemente ya le has colocado un nombre; sea Dios, consciencia universal, ley de atracción, o el nombre que hayas preferido darle.

 

Es curioso como muchas personas suelen atribuirle poder a esta fuerza que en los últimos años se ha vuelto bastante conocida. Pero ¿es una fuerza que realmente existe?, y si existe, ¿vale la pena aprender a utilizarla correctamente?. Esta supuesta ley nos dice, que cuando le pedimos algo al universo, este nos lo concede. Ahora bien, no es tan sencillo como se puede entender. Es necesario ser bastante consciente de los pensamientos que llevamos día a día; debemos aprender a reconocer si son negativos o positivos porque, en base a eso, nuestro deseo se verá afectado. Se dice que la forma correcta para pedirle al universo es haciendo que exista un equilibrio entre nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras palabras. El libro “El secreto” de Rhonda Byme, nos habla de cómo funciona esta supuesta ley y cómo podemos utilizarla en beneficio propio. En dicho libro se menciona que esta ley es antiquísima y que nuestros antepasados más inteligentes, conocidos como brujos, chamanes y magos, lo utilizaban en su beneficio para manifestar todo aquello que deseaban. En el libro también nos cuenta que no existe un límite real para lo que queramos desear; que el límite siempre lo colocamos nosotros mismos. Eso nos deja mucho que pensar. Significa que entonces nuestra condición humana limita este supuesto poder.

 

Ahora bien, seguro te estarás preguntando en qué se basa esta teoría. Uno de los puntos que se toca muy superficialmente en el libro de Byme, es que los seres humanos, todo lo que existe a nuestro alrededor y lo que está fuera de nuestro alcance, no es más que energía. Esto es muy cierto cuando notamos que estamos hechos inicialmente por átomos, que son a su vez, una manifestación de la energía. Sabiendo que somos energía; también debemos entender y estudiar que todo lo que existe vibra desde la parte más pequeña de su existencia. Todo lo que existe cambia constantemente a pesar de que nuestros ojos humanos no puedan percibirlo. La ley de atracción también nos dice que atraemos todo aquello que coincide con nuestra vibración. Propone también que, los seres humanos somos similares a un imán gigante de energía donde atraemos todo aquello que queremos y le prestamos la suficiente atención. Esto es muy curioso y nos hace darnos cuenta de la cantidad de estudio que esta teoría tiene detrás. Para que una teoría de este nivel haya sido considerada una ley, tuvo que tener una cantidad gigantesca de estudios y pruebas. Y a pesar de eso, esta ley fue poco aceptada por la comunidad científica.

La ley de atracción no es nueva. Tiene siglos de conocimiento

Una de las cosas que casi nadie entiende, es que este conocimiento no proviene solamente de Rhonda Byme; proviene también de una cantidad inmensa de personas alrededor del mundo que dicen haber vivido todo tipo de manifestaciones positivas y negativas gracias a esta ley. Además, también existe una cantidad considerable de conocimiento antiguo que ya conocían las bases y el funcionamiento de esta. Al mismo tiempo, una de las cosas bastante curiosas en cuanto a ciencia actual, es la popularización de la mecánica cuántica con experimentos tan famosos con el experimento de la rendija o el experimento del gato de Schrödinger. Todos estos son experimentos que demuestran que la materia y la realidad puede ser completamente alterada por la consciencia humana, sin necesidad de que exista ningún tipo de contacto físico. La mente puede manipular la energía; por lo tanto puede alterar la vibración de los objetos que a su vez generan cambios físicos observables.

Entonces… sabiendo todo esto; ¿sigues pensando que la ley de atracción son sólo mitos de personas supersticiosas? Te pondré un ejemplo. ¿Te has preguntado por qué el ser humano no conoce cuál religión es la verdadera? Si alguna vez has estado inmerso en alguna religión, podrás notar que religiones como el catolicismo, el cristianismo, el evangelismo y muchas otras constantemente nos dicen que son las únicas religiones verdaderas. Ahora bien… ¿Por qué entonces todas las religiones del mundo funcionan si sólo hay una verdadera? El único factor común que tienen todas es el ser humano y su fé. Como dice el dicho “la fé mueve montañas”; y ahora que lo decimos de esta forma, sí que tiene mucho sentido. Con la suficiente fe, las personas generan cambios drásticos en la realidad circundante y estos cambios se manifiestan en todo tipo de formas que por lo general parecen casuales, cuando el término correcto sería “causal”, ya que estamos hablando de una similitud entre la ley de atracción y la ley de causa y efecto.

La ley de causa y efecto nos dicta que, toda causa tiene su efecto y todo efecto su causa. Y que los efectos, suelen convertirse en nuevas causas que generarán nuevos efectos; al igual que una reacción en cadena o un efecto dominó. De la misma forma trabajan muchos aspectos de nuestra existencia. La ley de atracción también funciona de la misma forma; cuando vemos que lo que pedimos al universo se hace realidad, generamos más fé y confianza que nos hará recibir más fácilmente aquello que deseemos próximamente. En psicología se entiende que los seres humanos somos propensos a caer en diferentes círculos viciosos o círculos negativos que nos hunden cada vez más hasta la locura o el suicidio; y que deben ser tratados lo antes posible para romper estos ciclos. ¿Te has preguntado entonces, qué son estos ciclos? Así es; no es más que causa y efecto. Una cosa lleva a la otra, y esa a su vez lleva a otra que alimenta a la primera para que de esta forma comience nuevamente el ciclo en un nivel inferior negativo. Me gusta ver estos ciclos no como círculos, sino como espirales. Espirales semejantes al Fibonacci. ¿Curioso no?

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079