fbpx

¿Qué es la Catarsis en psicología?

la catarsis

La palabra catarsis es común en el vocablo popular y académico dentro de las humanidades. En psicología, psicoanálisis y psicoterapia abarca un significado muy importante para el cambio significativo de una persona dentro de su proceso de abordaje terapéutico o desarrollo personal.

La catarsis para la psicología

Catarsis es una palabra que proviene del griego kátharsis o “purificación” y en la ciencia del comportamiento y las emociones, se refiere al proceso en el cual se liberan o se “purgan” emociones desagradables asociadas a conflictos que en muchas ocasiones pueden encontrarse reprimidos para no “colapsar” al yo consciente.

 

Sin embargo, es necesario permitir dichas emociones que pueden desbordarnos como la ira que quema, la tristeza que se vuelve un gran vacío o el miedo que congela, salgan y dejen el interior comience a tener lugar para emociones agradables y pensamientos más saludables, dejando atrás muchas somatizaciones y trastornos afectivos o de personalidad.

 

A través de la limpieza de los conflictos e instintos inconscientes es posible esta mencionada limpieza de las emociones, por lo cual, en muchas ocasiones se da en el momento en que el individuo llega a su límite u ocurre un detonante dentro de las manifestaciones de cansancio, agotamiento y abandono de sí mismo. De ese modo, se precipita la liberación y se precipita la superación. 

 

Importancia de la catarsis para el psicoterapeuta

Por sus características, todo proceso terapéutico la catarsis es clave para reconocer y superar las tensiones que se acumulan en el interior de la psique y del cuerpo generando conflicto y malestar significativo. La manera en que emergen estas emociones puede variar en manifestaciones como una tristeza creciente, la rabia o una crisis emocional que lleva al llanto espontáneo, pero también puede ser encontrar las palabras correctas para expresarse.

 

En la terapia o el psicoanálisis es indispensable acceder a los sucesos primarios que sostienen cierta estructura de pensamiento (o comportamiento) y que del mismo modo sostienen creencias poco adaptativas, malestar emocional o conductas rígidas que han creado ciertos problemas para la persona y sus relaciones interpersonales. Los mecanismos de cambio pueden activarse a partir de estos momentos a la par del “darse cuenta”, a partir de la comprensión de lo que está sucediendo y las técnicas que le ayudan a posicionarse mejor ante esas situaciones.

Origen en la psicología

la catarsisAristóteles hablaba acerca de la catarsis en relación a las emociones que puede sentir y liberar un espectador que aprecia una interpretación teatral. A partir de este origen ya podemos encontrar una cierta orientación hacia el aspecto psicológico que se relacionaba a la descarga emocional repentina. 

Este concepto fue tomado por Sigmund Freud y Joseph Breuer quienes desarrollaron el “método catártico”, siendo implementado como estrategia terapéutica en el psicoanálisis y que permitía liberar las emociones relacionadas a los traumas reprimidos. Para ello implementaron la hipnosis y la asociación libre para recuperar esos recuerdos y dar luz a los conflictos.

 

Actualmente este concepto sigue siendo utilizado en otros contextos psicológicos, tanto en la teoría como en la práctica de la psicoterapia, ya que tal como indicaba platón, existen maneras de propiciarla y se han estudiado otras actividades más cotidianas en las que se aprecia este efecto si se toca el punto necesario.

Técnicas para liberar emociones 

La comprensión de ciertos patrones o el trasfondo de una emoción que encubre otra puede darse en el espacio terapéutico, al reflexionar con ciertas herramientas y también al realizar algunas tareas o pasatiempos. Este punto de paz dentro de un momento de turbulencia se alcanza en el tiempo de cada persona pero el medio y la experiencia es determinante para su aparición. Dándose tanto en contextos positivos como negativos (trauma, crisis de salud, accidente, duelo)

 

un momento emocional que conduce a un cambio positivo en la vida de la persona.

 

Música

La música despierta sentimientos ya que tiende a ser una interpretación del espectro emocional del autor ante un evento o circunstancia, sobre el amor, el dolor o la vida. Los sonidos musicales y las interpretaciones de los cantantes pueden traspasar barreras emocionales y detonar una catarsis. Del mismo modo, crear o interpretar música puede dar la sensación de liberación.

Actividades artísticas

Apreciar el arte puede hacer florecer profundos sentimientos asociados a la emoción que motivó dicha manifestación artística, ya sea una pintura, escultura o pieza arquitectónica. Aún más, crear arte es una exquisita fuente de liberación si se puede trascender al plasmar la emoción.

Escritura reflexiva

Aplica del mismo modo que en el caso del arte, representar no con imágenes o notas musicales sino con metáforas, analogías y otros elementos narrativos las ideas y los sentimientos, escribir y releer las propias palabras puede llevar purificar nuestro sentir.

Artes marciales y deportes de adrenalina 

En algunos casos las emociones fuertes como la ira requieren de actividades que puedan drenar la energía y llevar a la catarsis pudiendo liberarlas de manera constructiva y no mediante la agresividad. 

 

Psicodrama

La terapia psicodramática permite representar mediante la dramatización conflictos o eventos estresantes del pasado para liberar las emociones poco agradables relacionadas.

Diferencia entre catarsis aristotélica (teatro) y catarsis psicodramática.

Aristóteles lo utiliza para designar el efecto de la tragedia en el público. Moreno retoma el concepto aristotélico y también lo amplía para describir un proceso que se fija en el psicodrama. Dice: “Es un proceso que no sólo apacigua y descarga al sujeto, sino que también le suministra equilibrio y paz interior.

 

Aristóteles no se fijaba en el origen o en cómo iniciaba la catarsis.Consideraba que era un fenómeno secundario y no primario efecto consecuente de la poesía sobre el lector. Por su parte, Moreno explica que la catarsis tiene 4 direcciones: somática, mental, individual y grupal. 

 

Asegura que ni Aristóteles ni el psicoanálisis podían conllevar a una catarsis completa, sino sólo a una parte de ella; una catarsis parcial. Por su parte, también afirma que el psicodrama sí lleva a una catarsis completa. Asimismo, Moreno sí se interesó en el origen o en cómo se da inicio en la catarsis.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email