fbpx

¿Qué es el locus de control y cómo influye en nuestro comportamiento?

Locus de control

En ocasiones hemos sentido que no tenemos control sobre las desgracias que ocurren a nuestro alrededor (o a nosotros mismos) o por el contrario que debemos controlar todo lo que sea posible y si algo en nuestro entorno sale mal es indudablemente nuestra culpa. 

 

Existe un concepto elaborado en torno a estas impresiones que no necesariamente tienen relación con la realidad y que ayuda a comprender de qué manera las personas colocan el control completamente fuera de ellos o se sienten responsables de eventos que no pueden controlar.

Concepto de Locus de control

Locus de control

Término psicológico postulado por Rotter que hace referencia a cómo la percepción de cada persona acerca de las causas o atribuciones a los eventos de su vida pueden determinar su comportamiento según las condiciones que consideren como internas o externas. Es decir, se trata de la manera en que las personas asumimos la responsabilidad de aquello que sucede a nuestro alrededor sea de índole positivo o negativo.

 

Aunque no es una característica fija se compone por el mayor peso que se le da a los elementos externos o internos en circunstancias específicas, lo cual se elabora a partir de las creencias y las ideas fijas. Esta tendencia indica si todo puede ser nuestra responsabilidad o por el contrario deberse a causas ajenas a nosotros e incontrolables.

Clasificación del locus de control

De acuerdo a su conceptualización su clasificación es lo que destaca de este término y se explica mediante sus características por qué ciertas personas viven en conflicto o se encuentran con pensamientos limitantes.

Locus de control interno 

Su percepción tiende a ver los eventos como efectos de las acciones propias, dando la sensación de que se encuentra en control de su vida. En este sentido los autores destacan que son personas con capacidad de valorar sus habilidades y su esfuerzo tomando la responsabilidad de sus actos. No obstante las personas con depresión tienden a asumir su responsabilidad los fracasos o errores percibiendo un sesgo hacia los logros al minimizarlos.

Locus de control externo

Se atribuye el origen de las situaciones al azar, la suerte o el sistema (decisiones de terceros). Por lo que no se asocian los eventos y sus correspondientes logros, fracasos, aciertos, errores y recompensas, con el desempeño personal y las destrezas que posee por lo cual su autosuficiencia y autoconcepto puede ser bajo.

Modelos  teóricos  y  constructos  de  autorregulación  equivalentes  a  locus  de  control 

Uno de los tópicos que Rotter (1966) menciona en su obra es el “powerlessness” o sentimiento de que no es posible cambiar, con nuestras decisiones, lo que ocurrirá en determinadas situaciones de la vida. Esto se relaciona con sensaciones como el meaninglessness  (falta de claridad al tomar decisiones), normlessness (rechazo a las reglas y normas, isolation (experiencia de sentirse separado de la sociedad) y el self-strangement (sentimiento de extrañeza consigo mismo y encontrar tareas recompensantes).

 

Otros constructos relacionados con esta teoría han sido los siguientes: 

 

Competencia

Se trata de un concepto motivacional que en teorías clásicas sobre el impulso y en comportamiento de juego no es tomado en cuenta, sería posteriormente el autor White en 1959 como una necesidad intrínseca de relacionarse con el medio obteniendo satisfacción y sentimiento de eficacia. 

Autoeficiencia percibida 

Las creencias que cada persona tiene sobre sus capacidades para actuar de determinada manera le da forma a lo que se identifica como autoeficacia percibida. Este concepto se ha diferenciado del de Locus de Control aunque Bandura propone que la intencionalidad que se aplica a los planes modifica los resultados que se pueden obtener, se destaca la habilidad para dar distintos caminos a una acción o regular su ejecución y en este caso tienen lugar mecanismos de autovaloración y autorreflexividad. 

 

Por ello algunos autores consideran que los límites conceptuales entre estos dos términos no se encuentran del todo claros.

Atribuciones

Se trata de procesos interpretativos para dar explicación a eventos o sucesos y que en consecuencia tienen efecto en la conducta ante determinados hechos y determina las expectativas que se tendrá en futuras demandas.

Test para determinar nuestro Locus de control

Al momento en que un profesional de la salud mental o terapeuta cognitivo (o cognitivo conductual) realiza una exploración en el paciente y encuentra ciertos patrones en su manera de atribuir las causas de los sucesos que le conciernen es posible contrastar la hipótesis (qué clasificación de Locus de control posee) y aplicar una prueba psicométrica elaborada por el mismo Rotter validada a nivel hispanohablante. 

 

Esta prueba consta de 23 ítems que constan de afirmaciones sobre ciertas situaciones sociales y plantea dos opciones para elegir cuál de esas se apega más a lo que cree o afirma de ese planteamiento. Se le debe indicar al entrevistado que responda cada ítem de forma independiente al anterior y que en cada caso se apegue a lo que cree o se acerca más a su percepción de ese hecho particular. 

Abordaje psicoterapéutico en el Locus de control

Para trabajar el Locus de control en psicoterapia cuando el paciente presenta un locus de control externo que no le permite ver de qué manera su esfuerzo y dedicación puede encaminarlo a sus metas e influir notablemente en la vida que quiere alcanzar. 

 

En este caso, el psicoterapeuta aplica una técnica cognitiva denominada la “técnica de la retribución” en la cual mediante la conversación se pueden cuestionar la percepción acerca de una causa determinada que puede estar lejos de la realidad y modificar sus creencias sobre ese tipo de causalidad. Esto lleva al paciente a que su atribución se enfoque en otra dirección y esté acorde a una perspectiva más objetiva y funcional.

 

El objetivo de modificar el locus de control le permite al cliente la práctica de observar que son distintos factores los que influyen en una situación o problema específico y reduce notablemente los sesgos cognitivos. De este modo, se disminuye la tendencia a culparse por los eventos negativos y/o señalar que los resultados positivos se deben a la suerte.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email