Preguntas incómodas que pueden deteriorar una relación

Preguntas incómodas
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las relaciones de pareja normalmente pueden ser susceptibles a presentar cierta tensión, en especial si se plantean temas que en primer momento son conflictivos. A pesar que es muy saludable conversar con la pareja sobre la relación, no obstante, dependiendo del contexto y madurez de la misma, puede ocasionar efectos considerablemente negativos e irreversibles.

¿Cuáles son las preguntas más incómodas que pueden deteriorar una relación? Las mencionaremos y analizaremos a continuación.

¿Alguna vez has sido infiel?

Plantear a la pareja tanto masculina como femenina si en su pasado amoroso decidió ser infiel, en definitiva, es un tema muy delicado a tocar, ya que, en caso de confirmar que efectivamente si estuvo en un triángulo amoroso, es posible que genere cierta desconfianza en la pareja y por ende progresivamente se convierta en factor que deteriore la relación.

Conocer la historia sobre sus relaciones anteriores no significa que en la relación actual ocurran los mismos sucesos, ya que cada relación tiene un contexto y madurez en dicho sentido, aunque si fue considerablemente negativo en el pasado, los niveles de ansiedad o desconfianza pueden estar a flote por un buen tiempo.

De igual modo plantear si te sería infiel, la mayoría de las veces puede terminar en discusión dependiendo de la susceptibilidad de la pareja y de la misma relación, por lo que puede ocasionar un importante deterioro en la misma.

¿Ya no me quieres? ¿Me vas a abandonar?

Esta pregunta además que realza una gran inseguridad por parte de la pareja entorno a la solidez de su relación, de igual modo se puede llegar a convertir en un tema sumamente tóxico debido a que puede catalogarse como un mecanismo de chantaje en un intento por retener al otro ocasionando que la relación culmine en el punto opuesto al desado.

¿Por qué eres más conversador con el resto de tus amistades y no conmigo?

En las relaciones de pareja a pesar que las más saludables son las que tienen mayor comunicación, existen ciertos limites o temas lo cuales se decide no comentar en su relación y solo conversarlo con su círculo de amistades cercanas, ocasionando que la pareja se sienta un poco desplazada, ocasionando que la relación se cierre y por ende termine deteriorándola.

De igual modo, en esta pregunta pueden surgir los celos, lo cual es un factor que afecta considerablemente una relación, ya que emerge las inseguridades de la pareja y demuestra la desconfianza sobre lo que puede llegar el otro(a), ya que no cuenta con la suficiente confianza en creer que a pesar que tiene una relación de amistad con ciertas personas que incluso puede llegar a ser mucho más fuerte que la misma relación de pareja, tenga sentimientos amorosos hacia ella(o) generando una sensación de desplazamiento o desinterés.

¿Cómo te ves a futuro? ¿Te gustaría vivir conmigo? ¿Quieres formar una familia? ¿Te gustaría casarte?

Es claro que esta pregunta depende del momento o solidez de la relación, ya que, si se plantea durante el proceso de conocerse y todavía la otra persona no está del todo comprometida con la relación, puede generar cierta incomodidad e incluso hasta distanciamiento hacia la pareja al realizar planteamientos que implican un compromiso mucho mayor al ya adquirido.

Por otro lado, ya cuando la relación lleva un tiempo y la pareja sigue sin estar de acuerdo con la posibilidad de formar una familia o tener una relación más estable, puede ocasionar por parte del que cuestiona su relación decida romper con la misma, puesto que es claro que se observan ciertas diferencias que son determinantes en una relación y que a su vez son irreconciliables.

¿Cambiarías algo de mí?

Preguntas incómodas Decir la verdad sobre lo que opinamos con total honestidad en relación a alguien puede ser muy duro de escuchar, en especial si ha habido discusiones en la relación, y también dependiendo de la receptividad de la persona, determinando si será algo positivo para la relación.

Si se llegase a realizar este tipo de planteamiento es preferible realizarlo de forma privada, en un contexto en el que se pueda conversar con tranquilidad, y que haya mayor apertura entre la pareja.

Consejos para tener una relación saludable

La aceptación, comprensión y comunicación son bases fundamentales dentro de una relación, y es claro que, así como la misma tiene sus etapas como el enamoramiento, conocimiento, convivencia, autoafirmación, crecimiento y adaptación, resulta fundamental que, en cada etapa, dichos elementos se mantengan presentes, limitando los factores que puedan convertir en tóxica la relación.

Es importante dejar a un lado los patrones emocionales perjudiciales, ya que irrumpen no solo con la estabilidad de la pareja, sino con el bienestar psicológico de la misma persona quien realiza cuestionamientos que pueden deteriorar la relación.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079