3

Por qué la gente es infiel [8 motivadores comprobados]

por qué la gente es infiel

Cuando alguien descubre que su pareja le fue infiel, si algo está garantizado, es el dolor. Incluso, el sufrimiento.

El abanico de emociones que se siente puede ser muy amplio: enojo, tristeza, desvalorización y hasta síntomas de estar enfermo.

A nivel de pensamientos y diálogos internos la pregunta fundamental será “¿Por qué?”. ¿Por qué a mí? ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué ella o él? ¿Por qué me falló? Y así una larga lista de preguntas relacionadas a la intención de conocer la causa del acto.

A raíz de nuestra experiencia en terapia, hemos sintetizado las principales razones por las que alguien es infiel.

Presta atención a cada una y descubre si te identificas con alguna de ellas.

 

1. Resentimiento o venganza

El deseo de venganza es uno de los principales motivadores que responde a la pregunta de por qué la gente es infiel.

Muchas personas descubren que su pareja les fue infiel y, en medio de ese aturdimiento, en medio de lo que significa ser herido, hacen lo mismo con la ilusión de sentirse reivindicados.

El razonamiento es así: “quiero que él o ella sientan lo mismo que yo sentí”.

Este tipo de infidelidad también tiene una variante. Se trata de la infidelidad que se comete como respuesta a la insatisfacción de las necesidades de la pareja, bien sea porque no se le preste atención o porque haya ira o frustración después de una discusión.

 2. Fin del enamoramiento

La sensación de estar enamorado es tan potente que, cuando esta cae en su natural disminución, hay quienes optan por hacer todo lo que esté a su alcance por volver a sentirla.

¿Pero esta sensación puede volver a sentirse con la misma persona? Difícilmente.

Por tanto, lo que queda es buscarla en otra persona. Ahí están dadas las condiciones para la infidelidad.

 

3. Oportunidad

Muchos de nosotros haríamos trampa si nadie nos estuviera viendo. Eso es lo que pasa en algunos casos de infidelidad.

En estas situaciones entra en juego el respeto, pero también lo distante que se sienta la persona de su pareja y, claro, la atracción que sienta por la persona en cuestión.

A mayor sensación de oportunidad y distanciamiento de la pareja, mayores probabilidades hay de que se incurra en la infidelidad.

 

4. Miedo al compromiso

Hay muchas formas inconscientes de no establecer un compromiso. La infidelidad es una de ellas.

En este caso, las mayores probabilidades de que uno de los dos sea infiel, recaen en la persona con el miedo a comprometerse.

Otras circunstancias similares deben dejarse claras desde el inicio para no incurrir en infidelidades y en el posterior daño que estas hacen.

Por ejemplo, se debe decir con anticipación si el tipo de relación que se está teniendo no pasa solo de algo casual, de algo que no está hecho para durar.

Esto alivia mucho sufrimiento desde el inicio.

 

5. Necesidades insatisfechas

Cuando hay relaciones de insatisfacción, algunas personas deciden quedarse en ellas a la espera de que esta mejore, sobre todo, cuando la relación tiene aspectos positivos que rescatar.

Sin embargo, estas necesidades insatisfechas pueden causar frustración, especialmente, cuando se trata de falta de afecto y placer sexual.

En tal sentido, muchas personas acuden a terapia y declaran que fueron infieles por no sentirse atendidas.

Detrás de estas necesidades no atendidas suele haber estas cuatro características:

-Parejas con diferentes frecuencias sexuales

-Parejas con diferente interés en el sexo

-Ausencia prolongada de uno de los dos integrantes de la pareja

-Emociones no atendidas

 

6. Buscar variedad

En la categoría variedad hay muchas formas de verlo.

Cuando alguien considera que su relación de pareja se vuelve monótona en lo sexual, puede creer que esta rutina variará si entra en juego otra persona.

El riesgo que se corre de dañar la relación es muy alto en esta búsqueda de lo distinto.

Otra de las vertientes que entra en la búsqueda de la variedad se relaciona con las conversaciones.

Por eso, las conversaciones en pareja deben ser enriquecedoras y no deben quedarse en lo meramente cotidiano. No se trata de que esta sea causa directa de infidelidad, pero es un asunto que vale la pena atender para fomentar una relación sana y duradera.

7. Baja autoestima

Tener una percepción pobre acerca de sí mismo es una de las explicaciones de por qué la gente es infiel.

Pensemos por un momento en lo siguiente: alguien que no se considera suficientemente valioso descubre que, cuando está con personas nuevas, recibe reconocimiento y admiración por parte de estas.

En ese caso, buscará seguir alimentando esas sensaciones con la misma conducta, lo que derivará en un círculo que a veces es muy difícil de romper.

 

 

Comparte este artículo