Por qué es tan difícil hacer nuevos amigos: 40 razones que se te harán conocidas

Por qué es tan difícil hacer nuevos amigos

Cuando niños es muy fácil hacer amigos.

Bueno, no siempre resulta así, pero al menos para el gran mayoría hiciste tapa de la vida en la que más así se hacen amistades.

Sin embargo y con el paso del tiempo, pareciera que esta habilidad se va perdiendo.

Recientemente se publicó un estudio en la revista Personality and Individual Differences en la que se aportan luces acerca del fenómeno que nos impide hacer amigos con la misma facilidad que lo hacíamos cuando niños.

Características del estudio

Un grupo de investigadores realizó entrevistas de 30 minutos a 20 participantes  en un laboratorio universitario.

Los participantes debían responder una serie de preguntas destinadas arrojar datos sobre porque es más difícil hacer amistades cuando se es adulto.

Posteriormente, se realizó una encuesta a 108 nuevos participantes para profundizar en los datos obtenidos de los primeros 20.

A partir de esto, se obtuvieron 40 distintas razones agrupadas en 6 categorías distintas.

En el estudio de seguimiento participaron 622 personas con una edad promedio de 33 años en el que las razones principales qué les impedían tener nuevos amigos estaban la baja confianza la introversión y la falta de tiempo disponible para este tipo de actividades. 

 

40 razones por las que es difícil hacer nuevos amigos

Introversión

No tienes porque sentirte culpable sí no eres la persona más extrovertida del mundo.

Dentro de esta categoría las razones que las personas mencionadas son las siguientes:

1. No me abro fácilmente.

2. No me siento cómodo con que los demás sepan cosas sobre mí.

3. No soy social.

4. No conozco mucha gente nueva porque no me asoció mucho con los demás.

5. Siempre espero que otros de mi primer paso.

6. Soy tímido.

7. Me cuesta hablar con facilidad si no conozco a las personas o si las acabo de conocer

8. Soy introvertido.

9. Cuando hay gente nueva siento vergüenza.

Miedo al rechazo

El miedo al rechazo a uno de los miedos más conocidos y el que más nos impide relacionarnos de forma efectiva con los demás.

Es esa idea antiquísima de que si no somos parte de una comunidad estamos en riesgo la que a veces nos impide arriesgarnos a mostrarnos tal como somos.

En esta categoría las diversas afirmaciones que hicieron los participantes fueron las siguientes:

10. Me preocupa que no me acepten.

11. Soy inseguro.

12. Me preocupa no causar una buena primera impresión.

13. No sé qué hacer para iniciar una amistad.

14. Se me hace difícil comunicarme con los demás.

15. Pienso que los demás se van a juzgar negativamente si no tengo muchos amigos.

16. Cuando pienso en lo que otros dirán sobre me siento ansiedad.

17. Siempre le he temido el rechazo.

Razones con mayor posibilidad de ser comprobadas


Dentro de este ámbito se incluyen aquellas que están más cerca de ser una justificación real.

Al menos, en primera instancia, suenan como auténticas dificultades.

18. Vivo en un país con una cultura muy distinta a la mía por lo que se me dificulta hacer amigos.

19. Vivo en una ciudad o pueblo con pocos habitantes lo que me impide conocer gente nueva.

20. Estoy en un grupo de amigos muy cerrado que permite poco ingreso de gente nueva.

21. Tengo un problema de salud que me impide sociabilizar.

22. Tengo una discapacidad que me impide sociabilizar.

23. Tengo algún problema psicológico que me dificulta hacer amigos.


Poca confianza o falta de confianza

Las experiencias que vivimos en el pasado pueden minar nuestra confianza.

Normalmente no nacemos desconfiando, pero a medida que vamos aprendiendo, bien sea porque no suceda o por que escuchemos experiencias de los demás, la falta de confianza puede hacer que nos cueste relacionarnos con otras personas.

24. Cómo tuve malas experiencias en el pasado me cuesta confiar.

25. Cuando alguien nuevo se acerca a mí pienso que es para aprovecharse.

26. Me cuesta encontrar personas que estén realmente interesadas en ser mis amigos.

27. Siento que me ven como alguien sospechoso.

28. Digo con mucha cautela.

29. Me cuesta confiar en los demás fácilmente.

30. Soy muy selectivo o selectiva acerca de las personas que dejan traer en mi círculo.

 

Falta de tiempo

Aunque para muchos esta puede aparecer una excusa sin sentido, el ajetreo cotidiano en que vivimos en la actualidad y el conjunto de ocupaciones en el que invertimos nuestro tiempo hace que muchas veces se dificulte hacer amigos.

Entre las razones principales que aparecieron en el estudio dentro de esta categoría están:

31. Me cuesta tener tiempo para las amistades porque trabajan muchas horas.

32. No tengo tiempo

33. Tengo pareja así que no tengo tiempo para tener amistades

34. Mi trabajo me absorbe y no me deja tiempo para más

Demasiado exigente

El exceso de condiciones normalmente nos frena para lograr nuestros objetivos.

Quienes se autodenominan perfeccionistas saben bien que detrás de su discurso suele haber sufrimiento pues nunca logran estar satisfechos con nada.

Las razones que entran dentro de esta categoría son:

35. Rechazo fácilmente a las personas que intentan ser mis amigos.

36. Es difícil conseguir personas que coincidan conmigo.

37. Me cuesta darle la oportunidad a otras personas para que se acerquen.

38. Ahora mismo no tengo ganas de hacer nuevas amistades.

39. Ya estoy lo bastante alto como para tener nuevas amistades.

40. No consigo persona que tengan intereses en común conmigo.

 

Cómo hacer nuevos amigos

Para algunos puede sonar frívolo, pero hacer nuevos amigos también depende de conocer algunas estrategias y aplicarlas.

Algunas de las recomendaciones que te damos son:

1. Busca personas con intereses similares a los tuyos

Por ejemplo, si te gusta el deporte conocer personas que estén implicadas en el mismo ámbito.

Si te interesa la repostería, inscríbete en asociaciones o cursos en donde haya personas con este mismo interés.

2. Rechaza menos invitaciones

Hay personas que rechazan invitaciones en automático y no se toman un tiempo al menos para valorarlas.

Aceptan las invitaciones sin pensarlo tanto. Lo peor que puede pasar es que descubras que no te gustaría tener a esa o a esas personas dentro de tu círculo de amigos.

Lo mejor es que vivas nuevas experiencias, conozcas nuevas formas de ver la vida y hagas nuevos amigos.

3. Disminuye tus exigencias

Normalmente dejamos de relacionarnos con los demás porque esperamos demasiado de ellos o porque creemos que los demás esperan demasiado de nosotros.

Esto no es así en muchas ocasiones, por lo que vale la pena que te abras a experimentar partiendo de la idea de que muchas veces no necesitas la conversación más interesante del mundo y la más afín a ti para disfrutar de una buena compañía.

 

¿Por qué es tan difícil hacer nuevos amigos? Conclusión

Los seres humanos nos caracterizamos por ser gregarios. Esto significa que necesitamos la compañía de los demás para tener una salud psicológica y emocional óptima.

Por supuesto, no se debe confundir la necesidad de una buena compañía con la codependencia o la dificultad para estar bien a solas.

Si bien es cierto que establecer conexiones profundas con los demás no es un asunto sencillo, nunca podrás llegar a ellas si no comienzas por ampliar tu círculo desconocidos.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp