fbpx

¿Podemos comparar la inteligencia de un niño a la de un cuervo? 

la inteligencia

Actualmente el estudio de la psicología cognitiva y las bases biológicas de la conducta han motivado a numerosas personas a estudiar el ámbito abstracto de la “inteligencia”, ya sea para saber hasta qué punto somos capaces de nutrir nuestros cerebros para obtener resultados impresionantes como para conocer realmente cual es el limbo que nos separa de los animales como seres pensantes. 

 

Es un hecho que nuestra metacognición nos ha distinguido del resto de especies, siendo esta la capacidad de reconocer que somos capaces de “pensar sobre lo que pensamos”, sin embargo ¿qué aspectos nos asemejan y hasta qué punto? Descubre esta interesante teoría sobre la inteligencia de los cuervos y conoce más del desarrollo cognitivo infantil.

Descripción de la inteligencia  y cómo funciona

Incluye las capacidades mentales que permiten beneficiarnos de la experiencia, razonar y resolver conflictos. A su vez, es posible adaptar el comportamiento hacia una meta u objetivo mediante la interacción de numerosas capacidades: heredadas y adquiridas por experiencia.  También, la inteligencia humana, según los teóricos del desarrollo Papalia y Wendkos-Olds (1996), incluye la interacción entre las capacidades heredadas y las distintas experiencias que adquirimos del ambiente pudiendo, comprender hechos, ideas y la relación entre objetos.

 

La inteligencia se considera un concepto abstracto, por lo cual ha sido complicado de definir y abordar, existiendo algunas diferencias entre los distintos teóricos.  Actualmente, existen ejercicios y pruebas validadas para evaluar las distintas dimensiones cognitivas de las personas en función de su edad y su etapa madurativa, del mismo modo el uso de pruebas prácticas que implican habilidades como la lógica, el raciocinio y el uso de herramientas han sido de gran provecho para el estudio de la psicología y la pedagogía.

Inteligencia animal vs inteligencia humana

la inteligenciaComo lo hemos mencionado anteriormente, resolver problemas, planificar y pensar de forma abstracta son parte de las capacidades humanas que definimos como inteligencia; esto incluye el aprendizaje y la comprensión de ideas. Sin embargo, los animales también cuentan con capacidades para el aprendizaje y la adaptación. 

 

Los animales con mayor medida de inteligencia pueden aprender por ensayo y error, imitación o repetición, estrategias mediante la experiencia que comparten con nosotros los seres humanos. Incluso algunos de ellos como los delfines y los cuervos, son capaces de utilizar herramientas una habilidad que hasta cierto punto había sido considerada propia de los humanos.

 

Por el contrario, la capacidad para analizar el propio comportamiento y los pensamientos ha sido tomado únicamente como una capacidad innata en humanos, aunque estudios realizados han demostrado alguna semejanza en delfines, considerados animales sumamente inteligentes.

¿Por qué se dice que los cuervos son tan inteligentes como un niño de 7 años?

La inteligencia, en su acercamiento a conseguir una definición, ha sido relacionada con características como la capacidad de solucionar problemas, razonar y adaptarse al ambiente. Según Piaget, durante su desarrollo cognitivo el ser humano atraviesa una serie de etapas por su nivel de intelecto y capacidad para percibir y desenvolverse. 

La inteligencia de los cuervos

Los cuervos a diferencia de otras aves han demostrado poseer capacidades que requieren de procesos cognitivos complejos. Experimentos demuestran que estas aves utilizan la lógica para resolver problemas, Joshua Klein lo demuestra mediante el uso de una máquina expendedora para cuervos que requería evocar experiencias anteriores y utilizar este conocimiento en función de una nueva situación. Son capaces de utilizar y crear herramientas: hojas, palos y ganchos que utilizan para recoger los gusanos (o comida, en experimentos). Pueden crear nuevas herramientas a partir de materiales desconocidos para ellos como alambre y objetos de uso humano. Estos ejemplos demuestran adaptabilidad, capacidad de resolver problemas y flexibilidad.

 

Incluso manejan el uso de objetos para alcanzar otras herramientas. Según Alex Taylor, profesor de Psicología de la sede en la Universidad de Auckland, mientras el uso o la creación de una sola herramienta se pueden basar solo en procesos de aprendizaje, al tratar de resolver una serie de pasos o problemas relacionados se implican formas de razonamiento. 

 

También, han sido capaces de resolver problemas de lógica, Taylor realiza un experimento en el que el cuervo debe de utilizar piedras para subir el nivel del agua en un tubo y conseguir alimento. En otros experimentos donde podían obtener un premio, estos sacrificaban un beneficio por uno mejor, este hecho demuestra capacidad de planificar y de adelantarse a los acontecimientos. Esto convierte a los cuervos, hasta el momento, en las aves más inteligentes y nos demuestra que nuestra “superioridad” aunque es perceptible no tiene por qué minimizar las grandes capacidades de algunas especies.

 

Capacidades cognitivas según las etapas del desarrollo

Estudios realizados por investigadores de la Universidad de Tubinga (Alemania) demostraron que los cuervos son capaces de estimar cantidades, en uno de los experimentos, un cuervo tenía que tocar la pantalla cuando apareciera el mismo dígito que se le mostraba; Para sorpresa de todos estas aves acertaron. 

 

Estos estudios han demostrado que los cuervos son capaces de superar problemas con base en el razonamiento, el entendimiento, la previsión y el aprendizaje; claros ejemplos de habilidades pertenecientes al estadio cognitivo preoperacional, efectivamente son comparables con niños de hasta 7 años. Esta afirmación la sustenta Nicola Clayton, de la Universidad de Cambridge, en otros experimentos realizados con niños y cuervos.

 

La etapa de preoperacional es uno de los estadios de la teoría de Piaget, que se caracteriza porque los niños de 2 a 7 años pueden utilizar herramientas para la solución de problemas con ciertas limitaciones para el pensamiento por encontrarse “rígidos”. Por otra parte a la etapa de operaciones concretas, donde puede comenzar a comprender tareas lógicas de clasificación y conservación, siendo esta una etapa que inicia a los 7 años y culmina con 11 años de edad.

 

Esto nos indica, que a los 7 años un niño se encuentra en la transición de la etapa preoperacional (comprensión de permanencia del objeto, evocar experiencias y utilizarlas en su aprendizaje) a la etapa de operaciones concretas (pueden realizar tareas en un nivel más complejo utilizando la lógica, analizar problemas concretos, así como realizar operaciones de matemáticas). 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email