¿Qué es la parálisis del sueño? Una explicación biológica

parálisis del sueño
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El sueño es definido como un estado fisiológico, donde el individuo presenta una pérdida gradual aunque reversible de la conciencia, disminuyendo la percepción y capacidad de respuesta durante el acto de dormir.

Cuando nos referimos a la parálisis del sueño, considerado como un trastorno del sueño clasificado internacionalmente en el grupo de parasomnias, genera en el individuo la imposibilidad de moverse y hablar durante el descanso, observándose principalmente en adolescente o adultos jóvenes.

¿Qué sucede durante la parálisis?

Normalmente la persona presenta mucha angustia e incluso alucinaciones, dependiendo de la intensidad de la percepción que pueda tener ante la parálisis, el cual puede mantenerse por unos  pocos segundos o minutos, mientras se recupera la coordinación del cuerpo y el cerebro.

¿La parálisis hace referencia demonios? Si bien, en algunas culturas es catalogada de esa manera, sin embargo, su explicación biológica establece que el individuo durante ese momento presenta un despertar incompleto, en el que persiste un estado de sueño y vigilia.

Al dormir nuestro cuerpo pasa por diferentes etapas del sueño, cuando llegamos a la fase en que se produce el sueño, denominado como REM, momento en que se crea una atonía muscular, genera que los músculos pierdan la capacidad de moverse voluntariamente, pero cuando el REM no llega a su punto más álgido, existe un choque entre la conciencia y la movilidad, por lo que solo es capaz de percibir lo que se encuentra a su alrededor.

¿Qué dicen las investigaciones?

El desarrollo de una parálisis del sueño se puede originar por distintas razones, tales como:

  1. Existencia de otra patología: La narcolepsia en algunos casos puede desarrollar la parálisis, puesto que al tener dificultades para mantenerse despierto durante el día, no existe una regularización del ciclo del sueño.
  2. Falta de sueño: La privación de sueño causa un efecto similar, generando que se desarrollen inclusos síntomas, como la limitación cognitiva, dificultades para expresarse, inestabilidad emocional, entre otros caso.
  3. Herencia: Es una de las causas menos frecuentes, pero no ha sido descartada, ya que se han realizado estudios que confirman que este trastorno del sueño se puede presentar en varios miembros del círculo familiar.

A su vez existen otras causas asociadas como los trastornos de ansiedad, ataques de pánico, depresión, trastorno bipolar, estrés postraumático o exposición al estrés excesivo.

Síntomas

Si bien la angustia y la parálisis es el principal síntoma de la parálisis, no obstante existen otros síntomas que pueden manifestarse dependiendo del individuo:

  • No logra hablar
  • Sensación de asfixia
  • Alucinaciones visuales o auditivas
  • Paranoia
  • Logra mover los ojos aunque algunas personas no llegan a abrirlos

Cabe mencionar estos síntomas no generan una alteración en el funcionamiento del organismo, ya que hay una falta de coordinación entre el sistema nervioso y el cuerpo propiamente.

Más descanso menos posibilidades de padecerlo

Las causas asociadas como la falta de sueño o estrés, normalmente pueden desencadenar constantes episodios de parálisis, y se acentúa aún más cuando se priva del sueño o cuando la persona presenta pensamientos de tensión durante las actividades que realiza en su cotidianidad.

No se recomienda el consumo de fármacos como es el caso de los antidepresivos, ya es necesario mantener un ciclo de sueño estable como el mínimo de las 8 horas diarias en las horas nocturas.

Si bien la parálisis del sueño puede ser sumamente angustiante, sin embargo científicamente se ha comprobado que al ser una situación breve, en realidad no se presenta una paralización del tejido muscular que sea necesario para las funciones vitales del organismo.

Recomendaciones

Si no se toman las acciones pertinentes, el individuo puede fortalecer aún más su ansiedad por la angustia que pueda desencadenarle la parálisis del sueño, por lo que se debe trabajar en el autocontrol durante el momento de manifestación de la parálisis, para que así ceda sin consecuencias o riesgos emocionales.

  • Tomar un baño caliente o bebida relajante natural como la manzanilla.
  • Realizar actividades estimulantes como ver televisión o mirar el celular con mucho brillo.
  • Evitar el consumo de bebidas energéticas o con cafeína principalmente en las horas nocturnas.
  • Crear rutinas de higiene del sueño: No solo se trata de dormir la cantidad de horas necesarias, al igual es importante mantener una hora fija diariamente para dormir, para que el cuerpo logre regularizarse, asimismo crear un espacio o ambiente con las condiciones adecuadas para lograr obtener un buen sueño.
  • Realizar técnicas de relajación como la meditación, yoga o pilates.

¿Has presentado parálisis del sueño? ¿Te angustia pensar tan solo en dormir por miedo a presentar la parálisis? Nuestros especialistas pueden ayudarte. Agenda tu cita online en tan solo unos clics. 

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079