Origen de la marcha feminista: Conoce su historia

Marcha feminista
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La marcha feminista se ubica en la actualidad como un gran avance social alcanzado por el género femenino. Ha ido dando como resultado a través de los años la aceptación de los derechos de la mujer en los diferentes contextos en los que hace su vida, en donde ahora la nueva mujer exige lo que le corresponde, demostrando que es capaz de laborar fuera de casa y elegir libremente tanto a nivel personal como profesionalmente.

¿Cuál es la lucha del feminismo?

El movimiento feminista tiene tres siglos en la historia de la humanidad, abogando por la igualdad de oportunidades, salarios justos y equitativos y una vida libre en términos de elección laboral, personal y familiar. Se opone firmemente al sistema patriarcal o machista en el que dominan los hombres.

Sin embargo, en la actualidad se mantienen ciertas contradicciones dentro de su movimiento, pero que aun así no se genera un debilitamiento del mismo, como los estereotipos sobre cómo debe ser la mujer feminista, criticándose a la mujer que lleva tacones o que se maquilla al ser catalogadas como esclavas de la estética, pero en contraparte hay quienes defienden la diversidad e individualidad de cada mujer en decidir lo que desea hacer con su cuerpo o imagen (Rubio, I; Monasterio, M. & González, S. s.f).

Pero, ¿Cuándo inicia la masiva marcha feminista?

marcha feministaEste movimiento tiene su origen con la Declaración de los derechos universales de igualdad y libertad, impulsados con la revolución francesa y la Ilustración a finales del siglo XVIII, en donde las mujeres comenzaron a tener una mayor conciencia frente a su capacidad, reivindicándose claramente en todos los campos que fuesen posibles.

Sin embargo no fue hasta finales del siglo XIX, en el que se empezó a hablar sobre este fenómeno, con el movimiento sufragista iniciado en Estados Unidos y Reino Unido, lográndose la aceptación del derecho al sufragio en los años 20’s, significando a nivel internacional un importante paso con la integración de la mujer al tomar participación política, al igual que el acceso a la educación y la obtención del trabajo remunerado.

A pesar que el movimiento pierde fuerza luego de lograr el derecho al sufragio, con la I y II Guerra Mundial la mujer comienza tomar un importante rol como el sostén económico de muchas familias, por lo que era indispensable asumir trabajos que estaban disponibles solo para los hombres, estableciéndose un nuevo proceso de apertura para la mujer profesionalmente.

Pero, no fue hasta la década de 1980 cuando se reconoció políticamente el derecho al trabajo femenino, sin que la mujer tuviese que obtener autorización del esposo, por lo que se consideraron legislaciones que aceptaban abiertamente la autonomía femenina al igual que el reconocimiento de la libertad sexual.

Aunque existen cuestionamientos si realmente se mantiene presente este movimiento a nivel mundial, y estudiadores coinciden que en cada período histórico, el feminismo toma una posición distinta estableciéndose como una ola feminista, definiendo la lucha específica o reivindicación  progresista de acuerdo a la evolución de la misma sociedad, puesto que es un proceso de transformación, adaptación y concientización tanto para las mujeres como los hombres.

¿Qué ocurre en Chile con la marcha feminista?

Recientemente en diversas ciudades de Chile se ha observado un importante fortalecimiento de este movimiento desde el 2016, aunque tomó un importante protagonismo durante la multitudinaria marcha feminista convocada por la coordinadora feminista 8m y realizada el día internacional de la mujer el 8 de marzo de 2019 (o marcha del 8M) en el que distintas organizaciones se concentraron con el objetivo de manifestar su postura ante la preocupante tasa de feminicidios a nivel internacional, y ante ello se logró el decreto ley de sanción de hasta 3 años de cárcel por hostigamiento y acoso a mujeres tanto física como virtualmente.

El impulso de este movimiento que ha tomado una importante participación en la década actual, se debe al incremento de denuncias por acoso y abuso sexual, inicialmente tanto a jóvenes como estudiantes y profesoras universitarias, generando paros o huelgas generales, al igual que movilizaciones masivas en Chile que han debido ser autorizadas desde la intendencia metropolitana en reiteradas ocasiones.

Aunque se abogan por distintas causas, como el derecho a amantar en público, los derechos laborales durante el embarazo, el aborto libre, la inclusión de mujeres en los diferentes campos de trabajo a nivel nacional, entre otros aspectos, se demuestra un positivo alcance e impacto del movimiento y la huelga feminista como instrumento de cambio social.

Autor: Eleannis Aponte

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079