Inestabilidad emocional en un mundo cambiante: ¿Qué hacer?

ying yang mundo cambiante

¿Has conocido alguna vez a ese tipo de personas que muchos llaman “mente cuadrada”? Si no sabes lo que son; simplemente son personas que no pueden pensar de forma diferente con respecto a alguna situación o idea; personas que no tienen esa flexibilidad psicológica en cuanto a ideas para entender perspectivas distintas a las suyas. Digamos por ejemplo que tienes un amigo que tiene la costumbre de despertar en las mañanas, tomar café, ir al baño a asearse y luego desayunar respectivamente. Un día tu amigo se queda a dormir en tu casa y cuando despierta se da cuenta que en tu casa no hay café; tu amigo entra una crisis porque su patrón habitual de comenzar el día se ve afectado. Aunque no lo creas existen personas que cuando comienzan el día y ocurre un pequeño percance que altera la rutina que acostumbran, sienten que su día está arruinado. En este punto, las creencias personales tienen un papel importante, ya que si sientes que tu día está mal por un pequeño detalle; no importa que tan insignificante sea dicho detalle; tu día realmente estará arruinado porque así lo has decidido.

Patrones en un mundo cambiante

Te preguntarás de dónde provienen estos patrones tan importantes. Y fíjate que mencionamos una importancia; ya que cuando creemos que si las circunstancias que nos rodean cambian y nos lo tomamos negativamente, automáticamente esto desencadena una serie de eventos y comportamientos que pueden ser invisibles para nuestra consciencia, pero que se manifiestan gradualmente en nuestra realidad. Es allí donde nos preguntamos por qué a pesar de que nos esforcemos tanto en nuestro día a día, las cosas no salen como queremos en este mundo cambiante. Entiende que no importa el fin, sino los medios; no importa el destino, sino la experiencia del viaje; no importa la muerte, sino la vida que experimentaste.

La mayoría de los problemas que sufren los seres humanos tienen sus bases en el apego; en el querer que las cosas sean siempre de una misma forma. Pero nada de esto tiene sentido. Vivimos en un mundo que cambia constantemente, todo lo que nos rodea permanece evolucionando o involucionando, y ambas cosas son movimiento, vibración; cambio. En filosofías como el budismo, que son realmente antiguas y sabias, se nos habla profundamente del peligro de los apegos; donde lo comparamos con el mundo contemporáneo y nos damos cuenta que vivimos esperando que las cosas no cambien, que las circunstancias se mantengan así por toda la eternidad; esto por supuesto, no es posible y es una creencia profundamente dañina.

ying yang mundo cambiante

Los conflictos siempre existirán porque estos son el resultado de un cambio; son el enfrentamiento entre lo establecido y lo que está por establecerse. Te preguntarás entonces a quién pedir ayuda en caso de conflicto en un mundo cambiante como el nuestro. La lógica nos hace intuir que debemos tener una asistencia externa cuando sentimos que no podemos con una situación que percibimos más grande que nosotros mismos; es allí donde un psicólogo nos viene como anillo al dedo, ya que ellos te ayudan a obtener una perspectiva diferente de lo que consideras como tus problemas propios y te permite actuar de la mejor forma. 

Primeramente debemos entender que lo que no cambia o lo que no se mueve, simplemente es considerado como inerte; en otras palabras, no está vivo. El movimiento es representado en la naturaleza como vibración; cambio. Lo que no cambia está muerto, en términos básicos.

Debemos ser conscientes primeramente, que existimos en una realidad cambiante. Hasta nuestro propio cuerpo cambia cada segundo, ya que nuestras células mueren constantemente y son reemplazadas por otras nuevas; por lo tanto, en términos teóricos, no eres el mismo de hace 3 minutos. Consideramos que no es necesario pedir ayuda en caso de conflicto sólo si entendemos que lo único que no cambia en un mundo de cambios, es el cambio en sí mismo. Por lo tanto, debemos asimilar e internalizar que todo fluye y que nada es estático, para permanecer atentos y que los cambios no sean de sorpresa negativa para nosotros.

Volviendo al tema de las personas con mente cuadrada, este tipo de personas no entienden en lo absoluto que los cambios son necesarios para que las cosas evolucionen y mejoren, entienden los conflictos generados por los cambios como algo que no debe ocurrir; y es que todo lo que sucede a nuestro alrededor está en constante evolución o deterioro. Es allí donde debes decidir a qué bando perteneces, a las personas que viven deteriorándose día a día hasta el fin de los mismos, o esas personas que existen sintiéndose  vivos porque notan una constante evolución proveniente de su esfuerzo e inteligencia; en otras palabras, permanecen en constante evolución psicológica y física. Sea como sea, los cambios siempre están presentes en nuestro mundo cambiante.

Es normal que exista tanta inestabilidad en estos momentos del mundo. Desde muy chicos no aprendemos la importancia de la constante de cambio; no nos enseñan a usarla a nuestro favor al igual que muchas otras cosas que son de vital importancia para la correcta formación de las nuevas mentes. Si estás en un punto de quiebre donde no sientes que no puedes más y consideras que necesitas ayuda en caso de conflicto, te recomendamos ciegamente que te hagas ver con un profesional que pueda ayudarte en tus dudas y las exigencias que tengas acerca de ti mismo o misma.

Para evitar ir constantemente al psicólogo y para que comiences a notar verdaderos cambios positivos lo primero que debes hacer es cambiar lenta pero constantemente tus creencias limitantes; esas que se almacenan en tu subconsciente y te paralizan en situaciones donde sientes que pudiste hacer mucho más, o quisiste hacer más. Una de estas creencias negativas, como ya lo hemos dicho, es pensar que las cosas son eternas en un mundo cambiante; al igual que nosotros mismos. Mira a tu alrededor. Te darás cuenta que muchísimas personas viven su vida como si jamás fueran a morir; trabajan en cosas que no les gustan, se esfuerzan en impresionar a personas a personas que no tienen interés en ellos, viven en un constante materialismo y lucha de egos súmamente profunda. Está bien vivir la vida como quieras vivirla; pero debes hacerte responsable de todas y cada una de las consecuencias que conlleva la decisión de vida que has tomado; sin lamentos, sin molestar a nadie más que a ti mismo. El único culpable y responsable de todo lo que sucede en tu vida, eres tú mismo o misma.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079