Meditación y psicoterapia: Un gran complemento

meditación

Anteriormente ya hemos hablado sobre algunos de los beneficios que nos ofrece la psicoterapia. Existe un error común (pero no por ello normal o correcto) de creer que cuando una persona está recibiendo dichas terapias significa que esta persona está padeciendo de algún tipo de enfermedad psicológica grave. Desde ya debes saber que no hay nada más errado que esta creencia. En un principio también debemos decir que la mayoría de las personas que reciben este tratamiento, son personas que simplemente necesitan un guía; una persona que pueda lidiar con sus conflictos familiares, sociales y laborales. Cuando dichas personas comienzan a trabajar en sí mismas gracias a la psicoterapia, con el tiempo se dan cuenta de que la única persona que es capaz de sacarla de sus problemas son ellos mismos; y que el psicoterapeuta es sólo la persona encargada de conectarte contigo mismo.

Ahora bien… ¿Qué pasaría si se une esta terapia con un método similar de autoconciencia y reflexión como la meditación? Por lógica y matemáticas básicas, más con más, es más; por lo tanto algo positivo con algo positivo nos da como resultado el doble de positivo, pero… ¿Existe alguna consecuencia real para no unir ambos métodos? Esta pregunta puede parecer absurda, pero te aseguramos que existen personas que se la hacen y puede que incluso termine siendo una de las determinantes al momento de tomar una decisión. La respuesta es simple, evidentemente nos ofrece el doble de beneficios y todo lo positivo que nos ofrecen ambos métodos se multiplica y llega a nosotros de una forma más rápida.

Cuando estudiamos los beneficios de la meditación, encontramos que al igual que la psicoterapia, existe una extensa lista. Muchos de estos beneficios son los mismos y para alcanzar la mayoría de ellos se necesita atravesar un proceso en el que el tiempo, la práctica y el entendimiento intrínseco son las claves para alcanzar el nivel deseado. Meditar nos beneficia desde el manejo de problemas simples sentimentales, de autopercepción, estrés y depresión hasta aumentar el proceso de neuroplasticidad de nuestro cerebro. Cuando imaginamos todos los beneficios que se encuentran entre estos dos ejemplos, podemos darnos cuenta que la lista es bastante amplia. En cuanto a la psicoterapia, sus beneficios también son de bastante provecho para nosotros. Casi todos nos ofrecen una larga lista de mejoras psicológicas de increíble valor para nuestra vida y para todos los que conviven con nosotros. 

meditación

Un punto importante a entender es que, como ya hemos dicho en anteriores artículos, la realidad de cada persona es única debido a sus percepciones y creencias también únicas; por lo tanto, no son realidades absolutas; esto nos lleva a entender que como cada uno posee una realidad distinta, nos hace darnos cuenta de que somos los dueños de nuestra propia realidad y que podemos manejarla a nuestra conveniencia. Una de las cosas que no se suele entender con facilidad, es que nosotros controlamos lo que sentimos con nuestras creencias; así que podemos decir que, al controlar nuestras emociones manejando nuestras creencias a conveniencia, podemos tener un control más preciso sobre lo que sentimos y no sentimos. En otras palabras, esto nos hace protagonistas de nuestra existencia, y no un efecto de nuestro entorno. Explicándolo de una forma más concreta, al practicar la meditación y junto con una excelente psicoterapia, con el tiempo nos haremos más conscientes de todo nuestro alrededor gracias a que; cuando aprendemos a manejarnos y a entendernos a nosotros mismos, es mucho más sencillo entender a nuestro entorno y aprender a manejarnos en él de forma correcta. 

Esta en sí misma es una práctica milenaria que se cree que tiene sus orígenes en oriente, en religiones como la hinduista o la budista. Existen incontables escritos antiguos que afirman los beneficios que tiene esta práctica tanto en la psiquis como en el cuerpo humano. De igual manera, existen muchas historias y narrativas en general, que nos cuentan las aventuras de mil héroes recorriendo el camino hacia la iluminación; subiendo montañas, atravesando desiertos, descendiendo al infierno y más. Por supuesto, la mayoría de estas historias no son más que analogías o metáforas para representar el camino y la dificultad que representa el adentrarse en uno mismo; el autoconocerse y enfrentarse a nuestros ángeles y a nuestros demonios interiores.

Algunas recomendaciones con respecto a la meditación y su influencia en nuestra vida

Uno de los mejores libros que puedes leer es El héroe de las mil caras  de Joseph Campbell. En este se nos muestra una comparativa entre los muchos héroes de la humanidad y su trayectoria hacia la iluminación representada en forma de etapas. Algo muy curioso es que todas estas etapas se repiten una y otra vez, como si se tratara de una fórmula básica para alcanzar dicha iluminación. Te recomiendo que lo leas con detenimiento para que puedas entender a profundidad cuales son las posibles etapas que debes sentir estar atravesando para lograr una gran paz contigo mismo. 

Ahora te preguntarás, ¿Qué tiene que ver todo esto con nuestro tema anterior? Sabemos entonces que la psicoterapia es una herramienta muy útil para entendernos de manera consciente tanto a nosotros mismos, como a los que nos rodean y nuestras circunstancias. Sin embargo, según textos antiguos, la meditación nos ofrece muchísimo más que eso. Desde un punto de vista espiritual/esotérico, se nos cuenta que desbloquea una serie de puntos energéticos en nuestro interior, conocidos como chakras. Quizá pienses que todo esto es charlatanería barata diseñada para vender; pero cuando estudiamos a fondo las bases de este conocimiento, encontramos información extremadamente curiosa; como por ejemplo, que cada uno de estos puntos específicamente ubicados en los puntos medios de nuestro cuerpo, tienen su manifestación física. Esta manifestación no es más que el mismísimo sistema endocrino que todos conocemos. Por regla de tres, las hormonas nos hacen sentir; nuestro sentir nos hace experimentar y creer, nuestras creencias forman nuestras decisiones y esta a su vez nuestra vida misma. ¿Ahora ya entiendes todo? El tema es mucho más interesante y extenso de lo que creíste en un inicio. Te invitamos a que investigues realmente todo lo que te genere curiosidad.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp