fbpx

Marqués de Sade: origen del sadismo

masoquismo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El sadismo considerado como un trastorno sexual, se desarrolla como forma de perversión sexual, el cual genera la excitación o placer del victimario, por realizar u observar actos de sufrimiento en otra persona.

Sin embargo, su etimología posee una historia muy particular, que da inicio a este término, iniciado en el siglo XVIII, dentro de las dinastías francesas.

El Marqués de Sade y sus dos escándalos

Donatien Alphonse François de Sade era una persona muy educada, integrante de la casa de la dinastía de los Sade, una noble familia de Provenza, ubicada en Francia, ejerciendo importantes cargos municipales en la localidad.

Tuvo una infancia muy estricta, con la disciplina que ejecutaban los jesuitas, y posteriormente a los 14 años entraría a una escuela especial de caballería, participando en la guerra de los siete años.

No obstante, este culto hombre, muy conversador y amable, estuvo rodeado de dos escándalos que harían de su nombre una leyenda.

Semana Santa 1768

Durante esta semana sagrada en Arcueil, el joven marqués busca ser atendido por una prostituta Rose Keller, quien lo acusaría por el sometimiento, flagelación y violación de este hombre, hasta el momento en que lograría huir de su calvario al salir por una ventana. Esta noticia causó tanto revuelo que traspasaría hasta las fronteras de Francia, causando una opinión pública que descalificaría a la casa de los Sade.

Suceso de Marsella

En este caso, cuatro años después del primer evento, el Marqués decide contratar a cuatro jóvenes prostitutas, que fueron flageladas, violadas, sodomizadas y obligadas al consumo de bombones de cantárida, lo cual para la época podía ser sentenciado a condena de muerte, siendo denunciado el marqués y recluido al momento.

Efectivamente frente a sus delitos, fue condenado a muerte en guillotina, aunque logró liberarse tras presentarse un error administrativo, sin embargo, permaneció varios años en prisión, con la compañía de su esposa.

Durante su encarcelamiento, se dedicó a crear obras destacadas como la Historia de Aline y Valcour, 120 de Sodoma, la historia de Juliette o el vicio recompensado, y se catalogó como uno de los escritores e intelectuales más incomprendidos, por sus enfoques literarios, lo cual generaba cierto descontento social, ya que ofendió a muchas personas y su encarcelamiento se realizó en diversas ocasiones tanto en Francia como en Italia, incluso para 1801 bajo el mandato de Napoleón Bonaparte, fue ingresado a un manicomio en Charenton hasta fallecer.

Sus obras se consideraban como textos llenos de actos sexuales y depravaciones, que por su exceso fue la marca que hoy día se mantiene presente como el sadismo.

De igual modo, la personificación de los textos literarios fueron un gran desafío para quienes lo interpretaban, ya que requería actuación literal de mucha crueldad y placer simultáneamente.

El Sadismo en la psicología

marques de sadeSi bien, en la actualidad el sadismo reluce como un trastorno mental, fue para 1886 que el psiquiatra Richard Von Krafft Ebbing, utilizara el término y lo definiera tal como lo conocemos, en su obra de psicopatía sexual, haciendo referencias al Marqués de Sade.

Posteriormente en 1895 Albert von Schrenck Notzing, psiquiatra alemán, diera a conocer el término de algolagnia, en el que se hacía la distinción sobre la persona pasiva o masoquista, y la persona activa como sádica.

En 1902, Albert Eulenburg, incluye en su obra Sadismo y Masoquismo, el concepto del sadismo y su impacto psicológico como humillación.

Para 1905 el reconocido psicoanalista Sigmund Freud, aprovecha el término sadismo para referirse a la persona activa que se encuentra ligada al masoquismo, considerándolo como una perversión extrema de la conducta natural de las relaciones sexuales, y que a su vez se desarrollaba por la fijación en las primeras etapas del desarrollo psicosexual. Freud, plantea en el caso del masoquista en aceptar el maltrato, se debe a la actitud tradicional desde la infancia establecida por los padres, al castigar por cariño, específicamente el caso en que se ofrece cariño o amor solo cuando lo castigaban, y por ende se generaba una continua normalización del maltrato a cambio de cariño, convirtiéndose en un ser pasivo.

En 1913 Havelock Ellis, realiza un estudio de la psicología sexual, junto al análisis de los impulsos sexuales enfocados en el placer y el dolor. Determinando al sadismo como una expresión de amor, en el que a su vez se consideran emociones complementarias, más no opuestas entre si.

En 1929 Wilhelm Stekel, hace popular el término de sadismo, a través de una publicación sobre la crueldad bajo un enfoque psicológico sobre el sadismo y masoquismo.

Para 1952 Magnus Hirschfeld, médico y sexólogo alemán, lo incluye como anomalía y perversión sexual, en el que existen dos categorías del sadismo en función a que si es aceptada o no por el masoquista.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079