fbpx

Las psicoterapias humanistas más usadas 

Las psicoterapias

Las psicoterapias humanistas manejan una visión positiva del ser humano y de la enfermedad y el desarrollo personal. Los distintos enfoques de terapia que se integran en este marco se han extendido por sus beneficios y su validez para numerosos casos y problemáticas. Reconocer algunos de ellos nos puede facilitar la identificación de sus técnicas en nuestro proceso terapéutico para sentirnos asistidos desde un método terapéutico con base y sentido científico pero también que se encuentra lleno de humanidad.

¿Qué tienen en común las terapias humanistas?

Las psicoterapiasEl enfoque de psicoterapia humanista se caracteriza por contar con una posición teórica holista y sistémica. Por ello, la personalidad se toma como un conjunto organizado que comprende a cada persona y que se mantiene en desarrollo. Todo lo anterior sin dejar de lado la singularidad propia de cada sujeto. 

 

La psicología humanista reconoce la creatividad y el libre albedrío, incluyendo aspectos como la autorrealización, el crecimiento personal y la motivación, sin centrarse solo en lo patológico; la atención a la parte sana del paciente se enfoca en tomar esos aspectos para involucrarse en las actividades dentro de las sesiones terapéuticas. Además, las terapias humanistas reconocen las limitaciones de la metodología científica en el área de la psicoterapia, toman al cliente como una persona que merece empatía y respeto y le acompañan a re-escribir su historia.

 

La Psicoterapia de la Gestalt

Aparece en el año 1951, gracias a Fritz Perls y Laura Perls los cofundadores de la Terapia Gestalt, esta se enfoca en lo que sucede en el presente en la vida del consultante, con mayor enfoque en los procesos y en qué está sintiendo en ese momento. El aquí y ahora es uno de sus principales términos y no implica dejar de lado sucesos del pasado sino de cómo afectan y cómo se viven esos hechos desde el presente. 

 

Al mismo tiempo, la Gestalt es una terapia integrativa, ya que Perls adaptó y creó sus técnicas tomando aspectos de otros enfoques, las principales son: técnicas supresivas y técnicas expresivas.    

 

Supresivas: El paciente tiende a evadir el aquí y ahora, por lo tanto se busca suprimir esa tendencia al orientarlo a experimentar lo oculto, aquello que no desea afrontar. De este modo puede descubrir esa experiencia gracias maneras de: descubrir los debeísmos o las formas de manipulación, experimentar el vacío, no hablar sobre…, identificar cuando pide aprobación, demanda o exige y formular preguntas y respuestas.

 

Expresivas: Estas técnicas se orientan a exteriorizar (expresar lo no expresado) sentimientos y heridas que no percibía pero llevaba en sí por largo tiempo. Así pues, también se busca completar la expresión, buscar la dirección y realizarla de forma directa. Siendo estos los tres principales elementos de estas técnicas siendo la más reconocida de estas la denominada “silla vacía”.

Terapia centrada en la persona 

Enfoque fundado por Carl Rogers, terapeuta e investigador de gran influencia en la psicología. Se enfoca en permitir al cliente llevar el control de su propia terapia, escuchando en lugar de ayudar activamente. Rogers, introdujo la técnica “reflejo” basada en que el terapeuta escucha y “refleja” los pensamientos y sentimientos significativos al repetir lo que oyó con otras palabras (clarificación) o en algunos casos realizar una leve interpretación para guiarle en su propio descubrimiento. 

 

Por lo cual, el terapeuta debe de cumplir con ciertos aspectos para lograr la correcta relación y el flujo del diálogo del paciente: 

 

Ser congruente: implica ser honesto, incrementando la confianza en la relación terapéutica.

Ser empático: pudiendo identificarse, entender y verse a sí mismo en los ojos del paciente como una persona que ve parte de sus propios problemas y se esfuerza por entender mediante la escucha activa.

Consideración positiva incondicional: ser capaz de respetarlos como seres humanos, no juzgar y alejar cualquier sesgo.

 

El Análisis Transaccional 

Se considera una teoría humanista de la comunicación y la personalidad, a la vez que conforma un tipo de psicoterapia planteado por Eric Berne, psiquiatra y psicoanalista. Es de carácter integrativo porque proviene de la unión de las corrientes: cognitivo conductual, fenomenológica, psicoanalítica y otras que le precedieron. 

Es posible definirlo como un análisis entre los intercambios que se desarrollan entre las personas al interactuar entre sí, mediante postulados que afirman que las personas podemos vivir en armonía, todas las emociones son curables y quienes lidian con dificultades emocionales y conductuales son individuos completos y con capacidades intelectuales. Se orienta a la comprensión de las relaciones del paciente con quienes se encuentran en su entorno y consigo mismo, busca la toma de conciencia y mostrarle qué es lo que necesita. Para Berne, la persona se conforma de 3 estados:

 

Estado del Ego Padre: es todo aquello que recogimos de nuestras figuras parentales y maestros de la infancia (verbal y no verbal) que se relaciona con la moral y la ética, por ser esas figuras de autoridad las que determinaron nuestros límites y la diferenciación del bien y el mal. El padre actúa de manera estereotipada, moraliza y es dogmático pero también es cálido, alienta y expresa preocupación por los demás.

 

Estado del Ego Adulto: se comporta de forma más realista por ser independiente a sentimientos y actitudes asociados a prejuicios paternos y actitudes instintivas de la infancia. El adulto aprecia la realidad (interior y exterior) de manera razonada y lógica, su interés se ubica en el presente, precisa detalles y percibir sus expresiones desde el pensamiento racional. 

 

Estado del Ego Niño: el yo niño es la parte más influenciada por los deseos, el entusiasmo y las pulsiones y emociones. Proviene de lo biogenético y de las experiencias de los primeros años de vida siendo el primer estado en aparecer justo en el momento del nacimiento, se identifica como “lo sentido” y contiene viejas pautas de adaptación pero también el egoísmo y las inseguridades.

El Psicodrama

Terapia creada por el médico y psiquiatra Jacob Levy Moreno quien utiliza la expresión dramática, el teatro y el movimiento del cuerpo para expresar de manera simbólica aspectos de la experiencia y utilizar las escenas como herramientas terapéuticas al representar lo que se ha vivido al emplear la espontaneidad, la creatividad y la intensificación de la experiencia. 

 

La práctica psicodramática grupal es planteada por Moreno como un contexto social especial, las habilidades mencionadas se potencian debido a esta cualidad y se suspenden los juicios de valor acerca de lo patológico, en esto se enfoca la importancia del encuentro verdadero con terceros.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email