¿De qué se trata la psicoterapia focalizada en emociones?

la psicoterapia y las emociones

La psicoterapia focalizada en emociones o TFE, es un tipo de psicoterapia basada en modelos humanistas como la terapia centrada en la persona y la Gestalt. Originalmente se denominó terapia del proceso experiencial y es un tratamiento psicológico basado en evidencia que se centra en la experiencia de cada persona para fomentar el reconocimiento de sus emociones y su funcionamiento adaptativo.

Abordando los esquemas emocionales

Este proceso se centra en los esquemas emocionales, siendo estos la fuente primaria de experiencia que gestionan de qué manera nos sentimos ante las diversas situaciones y cómo reaccionamos. Autores como Leahy se han enfocado en estudiar los esquemas emocionales ya que mediante ellos se puede lograr identificar cuál es el rol que ocupan y cómo las procesamos. En especial porque no existen emociones positivas o negativas, todas ellas son absolutamente válidas y naturales, experimentamos emociones placenteras y desagradables cuya interpretación es diferente en cada persona.

la psicoterapia y las emociones

Problemas a los que se puede aplicar la psicoterapia focalizada en emociones

Es común presentar dudas sobre qué enfoque de psicoterapia puede aplicar para un caso en particular, todos experimentamos algo de ansiedad por si nuestro proceso con un terapeuta será efectivo a los problemas que presentamos. Respecto a la herramienta Focalizada en Emociones es posible afirmar que reconocer nuestra experiencia emocional y aquellos significados a los cuales evitamos acceder (de forma consciente o no) esta base sólida da apertura a un gran abanico de situaciones y trastornos.

Problemas de pareja

En realidad, los problemas de pareja se encuentran en el primer destino de esta terapia, su co-creador Greenberg. En principio, parece bastante lógico que un modelo que se oriente a explorar las emociones pueda ser beneficioso para el abordaje de situaciones relacionadas con el amor. Gracias a sus principios las parejas facilitan el dar sentido a lo que sienten, pudiendo posicionarse de una manera más apropiada en relación al sentir del otro y trabajar mejor sus diferencias.

Trastornos de ansiedad y estrés post traumático

El reconocimiento de la manera en que interpretamos  las vivencias y estímulos adversos que experimentamos cada día, así como las emociones consecuentes a cada aspecto. Despejar el velo de los esquemas emocionales permitirá el acceso a las emociones y favorecerá cambios emocionales respecto a las modificaciones posibles que tendrá su manera de comportarse o adaptarse a los sucesos que les generan ansiedad. 

Casos de abuso físico o emocional

La apertura a las emociones desagradables y su validación puede ser aprovechado para el tratamiento psicoterapéutico de experiencias de abuso sexual, acoso y violencia de género. En este espacio el paciente puede disipar sentimientos de culpa, resignificar su experiencia y tomar una posición activa en el rol de sus emociones.

Trastornos alimenticios

La TFE puede abordar trastornos de la alimentación como anorexia o bulimia, su efectividad para estos casos se debe a que permite trabajar en estos diagnósticos la autocrítica, la ira y la vergüenza que principalmente experimentan sobre su esquema corporal y exteriorizan en manera de dietas restrictivas, rutinas de ejercicio exhaustivas y atracones de comida que luego son expulsados mediante el uso de laxantes o provocándose a sí mismos vómitos. 

En estos casos pueden aplicarse programas basados en los esquemas emocionales de tipo individual o grupal, debe tomarse en cuenta que los casos de anorexia nerviosa deben de ser abordados en especial atención ya que pueden salvar la vida de muchas personas con esta patología.

¿Cómo me ayuda el reconocimiento de mis emociones?

Como en otros modelos de terapia, la comunicación entre iguales se convierte en una conversación donde el paciente sólo se deberá preocupar por hablar de su motivo de consulta, de este modo el psicoterapeuta se encargará de fomentar la vinculación emocional y la toma de conciencia elaborando en el paciente una toma de conciencia sobre su sentir en el que trabajarán juntos durante varias sesiones. 

la psicoterapia emocional

Aspectos esenciales a abordar, desde la posición del terapeuta serán la validación empática y la unión de partes del self (sí mismo) que se encuentran polarizadas para el individuo. Un ejemplo de este aspecto es la integración de un aspecto crítico hacia otro que posee. Es por ello que desde que se establece el vínculo inicial se inicia el reconocimiento de sus emociones y en la medida que el paciente lo permita este comenzará a evocar y explorar su propio ser.

Vínculo terapeuta-paciente

Como terapeuta se establecerá una relación cálida y basada en la empatía con la persona que se encuentra exteriorizando sus experiencias. Mediante la escucha activa y la validación, se comienza a ganar seguridad ya que constantemente se demuestra cuan importante es su sentir sobre lo que ha experimentado. El entorno terapéutico es un espacio libre para el flujo de los sentimientos y de este modo será capaz de superar la evitación a emociones desagradables.

Identificar lo que condiciona nuestra experiencia

Las condiciones generadoras son tres: dificultad para simbolizar la experienci interna para distinguir las emociones primarias presentes, relaciones problemáticas con diferentes aspectos de sí mismo (mencionado anteriormente) y los determinantes de lo interpersonal donde se engloban aspectos de dependencia y sentimientos no resueltos, y en tercer lugar determinantes personales relacionados con el autoconcimiento y la autodefinición.

Evocar y dar sentido

Aunque algunas experiencias sean dolorosas para trabajar las emociones es necesario evocar sentimientos difíciles de avivar. Aquello que ponemos en las sombras es lo que determina muchas de nuestras formas desadaptativas ante la vida. De este modo, se podrá dar forma a las emociones y estar en contacto con ellas.

Reestructuración de la emoción

Entre los esquemas emocionales que conforman nuestro ámbito afectivo existen los esquemas emocionales desadaptativos centrales (o emociones primarias). Acceder a estos es la apertura para reorganizar las emociones y acceder a la emoción primaria adaptativa que le corresponda. Esto permitirá finalmente crear esquemas nuevos, se podrá tomar esa primera emoción como recurso y su experiencia se verá validada por el terapeuta fortaleciendo su valor propio. 

Las necesidades que emergen de estos avances determinarán nuevas metas para el crecimiento personal, la comprensión de los fenómenos emocionales nos aleja de la autocompasión y nos posiciona como responsables de nuestro propio espectro emocional, de nosotros mismos y de cómo podemos acompañarnos y dejar de satanizar nuestros sentimientos cuando no son agradables.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp