La atención plena o mindfulness y por qué debes entrenarla si eres un hombre con dificultades para manejar la ira

atención plena

Una reciente investigación sugiere que quienes entrenan su atención plena tienen mayores posibilidades de aprender a controlar su ira y, por tanto, a ser menos violentos con su pareja.

La violencia de pareja no está justificada de ninguna forma, pero si eres hombre y te cuesta reaccionar de formas sanas, en la atención plena o mindfulness puedes conseguir lo que estás buscando.

 

Atención plena y violencia masculina en época de COVID-19

El confinamiento al que la mayoría de países se ha visto envuelto a causa del COVID-19 ha hecho que muchos capítulos de violencia doméstica se multipliquen.

Muchas mujeres víctimas de violencia han tenido que pasar más tiempo con sus parejas.

Frente a este escenario hay una investigación que sugiere que los hombres que se entrenan en la meditación plena pueden aprender a controlar su ira.

“Para mucha gente, el cierre a causa del COVID19 ha sido una situación extrema con mucho estrés. Aquellos de nosotros que trabajamos con personas en el manejo de la ira nos hemos sentido realmente preocupados por lo que podría estar sucediendo dentro de las cuatro paredes de sus hogares ”, dijo Merete Berg Nesset, candidata a doctorado en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

Desde hace más de 10 años, Nesset ha trabajado en el tratamiento con personas que cuando se enojan gritan, golpean y amenazan.

En la actualidad ella realiza una investigación sobre este tema como parte de su doctorado en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

Su más reciente enfoque tiene que ver con los efectos de las preocupaciones que el COVID-19 ha causado en las dinámicas relacionales de las parejas.

“El nivel de estrés aumenta claramente aún más cuando los padres también se hacen responsables de enseñar a sus hijos en casa. Las situaciones que ya son difíciles se han intensificado para muchas personas que tienen conflictos de antes o un problema de salud mental anterior, porque hay menos oportunidades de escapar ”, dice Nesset.

Sus investigaciones arrojan resultados que son llamativos y que dan una esperanza en medio de tanto caos.

En un experimento, Nesset dividió en dos grupos a 125 hombres que habían solicitado ayuda previa con el manejo de su ira.

Un grupo recibió terapia basada en evidencia científica, en este caso, terapia cognitivo conductual.

Los investigadores creen que los resultados del estudio muestran que hay esperanza. En la investigación, Nesset dividió a 125 hombres que solicitaron ayuda con el manejo de la ira en dos grupos. Un grupo recibió terapia grupal cognitivo-conductual utilizando lo que se llama el modelo de Brøset.

El otro grupo, en cambio, participó en un curso para aprender a manejar el estrés basado en la atención plena o mindfulness.

Los participantes de ambos grupos fueron monitoreados a través de encuestas a lo largo del proceso, tanto antes, durante y después del tratamiento.

atención plena
La época de confinamiento y los conceptos errados acerca de la vida en pareja han hecho que muchas mujeres se vean todavía más amenazadas.

 

 

Resultados de la atención en el manejo de la ira en hombres

Aun cuando se pueda pensar lo contrario, los resultados de las pruebas son realmente positivos en el uso de la atención plena para el manejo de la ira.

Por ejemplo, antes del tratamiento, un 60% de los hombres había cometido algún acto de violencia sexual en contra de su pareja.

Al finalizar el experimento casi ninguno reportó algún episodio en el que hubiera intentado forzar a su pareja para tener sexo o que la hubiera amenazado si ella no cedía.

Además, antes del tratamiento un 85% declaró haber cometido algún acto de violencia en contra de su pareja. Cuando este finalizó, este número se había reducido hasta un 10%.

En cuanto al apartado de violencia psicólogica o emocional, antes del tratamiento, el 87% de los participantes declaró que hacía comentarios despectivos o amenazas de forma frecuente a su pareja.

Después del tratamiento, el número disminuyó hasta el 25%.

 

¿Está mal sentir ira?

Es frecuente escuchar que sentir ira está mal, pero esta es una idea errónea. La ira es una emoción natural que expresamos cuando sentimos que alguien ha pasado el límite.

El problema radica en su mal empleo. En el momento en que la ira se desborda y reaccionamos mal, bien sea hiriendo a alguien de forma verbal o física.

Lo que propone la atención plena para el manejo de la ira es ser consciente de ella. No reprimirla ni negarla, no luchar con ella.

Este es un error muy común que resta margen de maniobra porque, en la búsqueda de evadir lo que se siente, se terminan cometiendo algunas torpezas que luego afectan a las relaciones y, ¿por qué no? También a quien la siente.

Cómo gestionar la ira gracias a la atención plena

En un momento de rabia lo ideal es dirigir la atención a lo que está pasando en el cuerpo. La atención plena para el manejo de la ira invita a hacerse una revisión tan minuciosa como sea posible para tener una mejor reacción.

Preguntas como estas son muy útiles:

  • ¿Qué parte de mi cuerpo se siente enojada? ¿Qué está pasando con mi cuerpo en este momento? ¿Dónde siento tensión: hombros, piernas, frente, boca, cuello?
  • ¿Qué me estoy diciendo en este momento? ¿Es esto lo que quiero decirme?
  • ¿Es necesario que diga esto ahora mismo o puedo esperar unos minutos?

Aunque no es fácil hacerse estas preguntas durante un capítulo de ira, con la práctica adecuada y constante, los resultados que se logran son satisfactorios en la mayoría de casos.

Reflexiona acerca de las consecuencias de una u otra acción y en cuál es la forma más útil de responder sin causar daño a la otra persona.

 

Conclusión

La atención plena no consiste solo en sentarse en posición meditativa y pasar largas horas para vivir experiencias trascendentales. De hecho, esa es la parte que aleja a muchos de su práctica.

La atención plena para el manejo de la ira puede ser muy eficiente si se hace de forma constante.

Este artículo tiene como finalidad dar un primer asomo al respecto y orientar de forma básica. Si quieres conocer mayores detalles sobre la atención plena o mindfulness, te recomendamos que consultes con un especialista.

En el caso de que seas víctima de violencia doméstica, este artículo no suplanta la ayuda profesional. Contacta con las instituciones de seguridad de tu país para notificar cualquier agresión de la que seas objeto.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp