fbpx

Diferencias entre ser tímido e introvertido

introvertido
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Comúnmente se suele confundir que cuando una persona es callado, aislado y que no logra desenvolverse socialmente a través de sus habilidades interpersonales, puede ser tímido, aunque de igual modo puede ser catalogado como introvertido, ya que cumplen con ciertas características semejantes, pero con sus propias particularidades, que desarrollaremos a continuación.

La introversión como estructura de personalidad

La personalidad de un individuo normalmente puede ser estructurada como extrovertida o introvertida, claro está que el primer tipo de personalidad, se asocia a los comportamientos que se manifiestan hacia el exterior, manteniendo un gran interés en las relaciones sociales, con capacidad de manifestarse y mantener distintos círculos de amistades, en búsqueda de estar constantemente estimulados.

No obstante, su contraparte es la introversión, caracterizada por presentarse en personas que prefieren evitar entablar muchas relaciones o interactuar directamente, debido a sus rasgos específicos, los cuales pueden abarcar desde preferencia por la soledad y disfrutar momentos de reflexión o calma, aunque a su vez, al convivir en entornos que requieren que se desenvuelva socialmente, los hace más vulnerable a presentar ciertos trastornos psicológicos como la depresión, fobias, ansiedad o estrés.

Incluso suelen ser sensibles a la dopamina como neurotransmisor, debido a que en su preferencia por estar en ambientes tranquilos, poco estimulantes, les asegura las situaciones que puedan considerarlos mental o físicamente agotadores. Sin embargo, es importante reconocer que a pesar que socializan, no lo hacen de igual modo que los extrovertidos, valorando las relaciones profunda y significativos.

¿Es malo ser introvertido?

No, ya que mantiene sus fortalezas básicas en las que no se reducen necesariamente sus habilidades sociales. Las mismas pueden variar dependiendo de los rasgos conductuales que posea o experiencias vividas. Para ampliar la perspectiva, existen personas extrovertidas que no reconocen cuando se les indica que se desea terminar con la conversación, y por otro lado existen introvertidos que pueden aparentar ser extrovertidos pero en realidad disfrutan la comodidad del silencio y soledad, reconociéndose que incluso poseen una gran capacidad para escuchar a la gente, siempre y cuando se traten temas profundos y de reflexión.

Ser introvertido no es una enfermedad, ya que es una estructura de personalidad con la que se nace, y que el individuo puede mantener un buen y adecuado desenvolvimiento en los diferentes entornos que los que pueda encontrarse.

La manifestación del miedo y la timidez

introvertidoLa timidez propiamente no es calificada como un trastorno psicológico, ya que que es una somatización de una previa patología emocional como la fobia social, o incluso por una vivencia específica la cual le haya provocado un malestar emocional o miedo.

El miedo al ser juzgado o cometer algún error, son los principales aspectos que pueden hacer que la persona tímida tienda a sentirse incómoda o angustiada al momento de interrelacionarse.

Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Físicos:
    • Taquiardia
    • Sudoración
    • Tensión muscular
    • Malestar estomacal
    • Temblores
  • Conductuales:
    • Evitación de situaciones sociales
    • Consumo de alcohol para desinhibirse
  • Síntomas cognitivos:
    • Baja autoestima
    • Obsesión de conductas propias
    • Problemas de concentración
    • Dificultad para interrelacionarse

Diferenciación

La confusión que se presenta, se reduce a que los introvertidos y tímidos, tienden a evitar la interacción social, ya que la ansiedad y angustia participa como aspecto clave en la similitud de ambos términos, generando que se aleje voluntariamente de dichos entornos.

De igual modo, se puede presentar la timidez tanto en una persona extrovertida como introvertida, no obstante, existe una mayor probabilidad de padecerlo por parte del introvertido, y se debe al tipo de mensaje que recibe por parte de la sociedad moderna, en las que se prefiere a las personalidades más extrovertidas, ocasiona que sus niveles de ansiedad crezca al creer que hay algo mal con ellos, al ser muy callados o que deben salir más de sí mismos.

Si bien la persona que es introvertida lo hace por su propia preferencia, el cual no necesariamente se manifiesta nerviosismo o ansiedad, a diferencia de la timidez, en el que se evidencia a gran escala su angustia provocado por algún miedo o situación traumática limitándose en el desenvolvimiento adecuado de sus relaciones interpersonales.

En el caso de una persona tímida normalmente suele evitar un momento específico angustioso, por lo que se altera de solo pensar en la realidad a enfrentar, a pesar que por otro lado si quiere hacerlo. Por otro lado, la persona introvertida se sentiría relajada por el simple hecho de no haberlo enfrentado.

Para disminuir los niveles de ansiedad y por lo tanto timidez al momento de utilizar sus habilidades sociales, se estaca la implementación la terapia psicológica, con el que el psicólogo puede determinar el tipo de tratamiento psicológico, de acuerdo al nivel de timidez que pueda estar presentando, e incluso en algunos casos puede ser tratado farmacológicamente con previa supervisión médica.

¿Te consideras una persona tímida? ¿Te gustaría mejorar tus habilidades sociales y disminuir los niveles de ansiedad? Agenda una cita con un clic.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079