Inteligencia Emocional: ¿Podemos regular lo que sentimos?

Home / Blog / Inteligencia Emocional: ¿Podemos regular lo que sentimos?

Las emociones nos acompañan en todo momento, en todo lugar, incluso antes que los pensamientos. Pero ¿Qué es la inteligencia emocional? ¿Podemos regular lo que sentimos? Todas las emociones tienen un tono emocional, una polaridad de agradable o desagradable (Alegría, ira, ansiedad, etc.), se caracterizan por la intensidad y la duración (Segundos, minutos). Todas las emociones sirven para algo, tienen una función, a nivel básico nos enseñan y enseñan a los demás el cómo nos sentimos, por esto, las emociones regular el actuar de las personas, ayuda a la sociabilización e interacción de las personas.

Las emociones básicas (innatas) son; Alegría, tristeza, miedo, ira, asco y sorpresa, constituyen el núcleo de emociones básicas.

  • Miedo: Nos avisa de la existencia de un peligro. Hay un algo que me puede provocar un daño a nivel físico, social y/o psicológico. Avisa el riesgo vital.
  • Alegría: (Imán social) Pone en manifiesto el alcance de las metas y objetivos propuestos por nosotros mismos.
  • Ira o enfado: Nos alerta que hay un algo que está obstaculizando nuestras metas u objetivos.
  • Sorpresa: Nos indica algo inesperado, nuestro organismo presta atención al evento para la preparación de actuar frente a ello.
  • Tristeza: Estado emocional cuando se percibe una perdida y/o fracaso. Acá la meta o el objetivo no están en peligro, sino que ya se perdieron. También favorece la introspección y estamos más dispuestos a solidarizar con otro individuo.
  • Asco: Prepara al organismo para que ejecute de manera eficaz un algo fuertemente repugnado o desagradable que el organismo considera como fuertemente dañinas.

Todas las emociones son funcionales; Ayudan a la adaptación, motivación y acciones comunicativas intrapersonales (Información propia) e interpersonales (información con otros), por lo que una emoción que sea problemática para nuestra cotidianidad, ya sea positiva o negativa, se basa en la incapacidad de estar en el aquí y ahora. La emoción llega tan fuerte que ocupa todos los recursos de gestión de las conductas. Se llaman “Emociones problemáticas” a aquellas emociones que nos alejan del presente. Las emociones se rigen por tono o polaridad (Respuesta emocional), una intensidad y duración.

Inteligencia Emocional

inteligencia emocionalFue popularizado por Daniel Goleman en donde se hace una aproximación general de inteligencia emocional, el cual dice que es un conjunto de atributos de personalidad, manejo de estrés, regulación emocional y rasgos motivacionales, sin embargo, Salovey y Mayer en 1997 dan una definición que está más centrado en las emociones, para ellos las emociones son habilidades que se van aprendiendo y adquiriendo, el cual construyen el constructo de inteligencia emocional.

Por un lado (En el modelo de IE –Inteligencia emocional- de Salovey y Mayer) está la capacidad de identificar y expresar emociones, y por el otro está la capacidad de comprender los estados emocionales. También dan importancia de como las emociones facilitan el pensamiento, y finalmente hablan de la manera en que las personas regulan sus estados emocionales.

Se creó el modelo de las cuatro ramas el cual se constituye por; Percepción y expresión emocional, regulación emocional, comprensión emocional y facilitación emocional (Esta última se verá en el último módulo).

  • Percepción y expresión emocional: Identificar y expresar emociones. Es fundamental para hablar de la inteligencia emocional. Conocer las emociones que se sienten y verbalizarlas. Ser capaz de expresar correctamente nuestras emociones.
  • Comprensión emocional: Habilidad compleja que incluye en darnos cuenta que las emociones no son respuestas sencillas. Darnos cuenta del significado de las emociones. Conocer la transición entre emociones, como por ejemplo de la ira se pasa a la pena. En esta rama actúan los pensamientos que genera la situación (Cognitivo), como afectan dichos pensamientos (Emoción) y la reacción frente a este evento (Motor).
  • Facilitación emocional: Tiene que ver con el cómo las emociones facilitan los pensamientos, como por ejemplo la alegría se muestran más creativas. Se recrea mentalmente un escenario emocional. Mejor adaptación al medio, razonar de forma más inteligente y tomar mejores decisiones.

Regulación Emocional

Regular emociones tiene que ver con el ser capaz de describir y observar sin juzgar las respuestas emocionales (Saber lo que se siente). Por otra parte la conciencia es importante para regular la emoción, la impulsividad a veces genera acciones negativas por lo que hay que contar con ciertos segundos para respirar y pensar.

Comprender las funciones del para qué de la emoción, hay que saber diferenciar entre las emociones a corto y largo plazo y transformar emociones dolorosas por medio de la acción opuesta, esto no significa rechazar la emoción, es bueno enfrentar la situación. Estos seis pasos son herramientas que hay que tomar en cuenta al momento de sentir una fuerte emoción, al menos que la situación lo amerite (Como un choque; sentir miedo, adrenalina). Otra de las cuestiones importantes para entender la regulación de emociones es la aceptación de ellas, ya sea grato o no. Sin embargo, para las emociones que no son gratas al individuo existen actividades que despejan el malestar, como actividades distractoras (Algo que me haga sentir mejor después de una emoción), conductas solidarias (Salir de la videncia emocional), sensaciones intensas (Experimentar sensaciones intensas),proporcionar estímulos positivos (Escuchar música agradable, contemplar paisajes, comer un helado), mejorar el momento presente (Tratar de encontrar un significado de la vivencia) y la aceptación (Ser compasivo con nuestra experiencia emocional).

Hacia La Madurez Emocional

Como son las personas que no son inteligentes emocionalmente (Tener dificultades en las habilidades anteriores). Estas personas no tienen conciencia de las sensaciones, no conocen lo que perciben, sin embargo, puede que conozca las sensaciones pero no tienen conciencia de las emociones, no las vincula una con la otra. Puede que haya casos que se identifique y se vincule las sensaciones con las emociones pero no exprese la emoción, no actúa según las emociones, no opera de manera coherente, no sabe cómo abordar lo que siente. También se da el caso de la falta de control emocional, que es la dificultad de controlar las emociones, al igual que las personas con problemas para gestionar emociones sufren de una situación emocional no superada, una actuación del presente que no lo superó en el pasado, por lo que se vuelve sensible a las situaciones del presente referente a esa emoción. Generar emociones manipulativas para obtener una ganancia es otro de los puntos que demuestran la poca inteligencia emocional, por ejemplo, mostrar una cara de enfado porque no le están prestando atención, no obstante, no dice nada.

Cabe cuestionarse cuales son las técnicas para reducir vulnerabilidad emocional; Dormir bien (Sitio y horas adecuadas), ejercicio físico (Botar estrés, ser positivo y enérgico), dieta saludable (Tiene relación directa con las emociones positivas), controlar ingesta de sustancias (Las adicciones que a corto plazo nos hacen sentir bien, y a largo plazo nos producen sensaciones negativas), actividad que fomenten sensaciones de auto eficacia (Hacer actividades que hacen sentirse bien psicológicamente).

Pasos necesarios para adquirir habilidades emocionales:

  • Dominar conocimientos teóricos.
  • Aprender condicionamientos emocionales de respuestas, gracias a que nos conocemos
  • Gestión eficaz, controlar nivel teórico

Las personas que tienen madurez emocional, son consciente de las emociones, tienen amplitud de experiencia emocional, sentir, expresa y actúa coherentemente la emoción. Algo que caracteriza a una persona de madurez emocional es la disminución de reactividad, no sobre reacciona a la emoción, ni tampoco se atemoriza por esta. La clave de una persona madura emocionalmente cambia su relación de emociones con la experiencia, acepta, acoge y toma decisiones adecuadas.

Comunicación Emocional

Se expresan a través de la comunicación verbal y no verbal (Que cumple un papel fundamental dentro de las emociones). Una estrategia muy eficaz para el afrontamiento de las emociones es la comunicación de las propias emociones. La comunicación emocional incluye un contacto con la emoción y su expresión. Cuando hablamos de personas inhibidas emocionalmente son aquellas que les cuestan comunicar sus emociones, ya sea por desconocer la emoción o un problema expresivo, y este último, presenta un peor ajuste psicológico y físico. Las personas que comunican fácilmente sus emociones, manifiestan un buen bienestar emocional y salud física y comprenden lo que les está sucediendo, analizarlo e integrarlo. A veces las personas no deciden comunicar sus emociones por una presión social (Grupos que compartimos), ya que no son personas receptivas, no muestran interés, de hecho, a veces hasta se llegan a molestar, por lo que el emisor inhibe su comunicación, sin embargo, hay ocasiones que la misma persona decide callar sus emociones porque tiene una percepción equivoca de que no le prestan atención. A veces la presión social se produce por un factor que afecta a todo el grupo de confianza, por lo que se cree que hay que callar la emoción y no compartirla. También puede ser por una amenaza a las creencias que constituye mi grupo de confianza. Y por último, se ha investigado sobre ello, que escuchar revelaciones negativas sobre otra persona como problemas y situaciones de malestar genera un estado pasivo de angustia personal.

También te puede interesar: