fbpx

Impacto de los medios de comunicación en la salud mental

Los medios de comunicación

La salud mental puede describirse como el estado de equilibrio que cada persona encuentra a favor de su entorno tanto en lo comportamental como en sus estados emocionales y cognitivos. Es posible afirmar que se relaciona directamente con el bienestar y la calidad de vida, por ende depende en gran medida de las características sociales y culturales del entorno. 

La realidad actual de la humanidad se rige en gran medida por los contenidos que nos son transmitidos en los medios de comunicación y estos no suelen ser los más apropiados para generar conciencia sobre la salud mental o incentivar comportamientos saludables.

Influencia negativa de los medios de comunicación 

Los medios de comunicaciónLos medios de comunicación que más se frecuentan en la actualidad son las redes sociales, plataformas digitales que utilizamos para comunicarnos de forma inmediata e intercambiar todo tipo de información. Este gran avance tecnológico nos ha permitido avanzar como sociedad y como especie pero en algunas poblaciones se han identificado problemas emocionales y cuadros clínicos.

 

Esto se debe al tipo de contenido que los usuarios consumen y publican, la presencia de fake news, el ciberacoso y la tendencia a no enfocarnos en nosotros mismos o la sustitución de la interacción social por el uso de redes sociales. Otro aspecto que ha salido a flote han sido los conflictos por compararse constantemente con las vidas de otras personas, se ha evidenciado en la práctica de la psicoterapia cómo afecta la autoestima y la imagen corporal, así como las expectativas acerca de relaciones de pareja, trabajo ideal y el cumplimiento de metas y sueños.

 

Del mismo modo, existe el riesgo por dependencia al uso de estas aplicaciones, que genera problemas en los hábitos de sueño, el desempeño escolar o laboral y una tendencia a la compulsión. 

 

Estas nuevas problemáticas han deteriorado la salud mental de quienes ejercen un mal uso de los medios o se enfrentan a contenido poco beneficioso para la salud mental, publicaciones que refuerzan el narcisismo, estilo de vida consumista y los excesos. Sin embargo, muchos profesionales afirman que las redes sociales y los medios digitales son negativos para la salud mental, sino que la realidad colectiva se manifiesta en estos espacios y se contrarresta en la concientización sobre estos temas.

 

Influencia positiva de las redes sociales

Las redes sociales han evolucionado para abrir paso a emprendimientos, investigaciones y divulgación científica, divulgación sobre temas de salud mental como los mitos acerca de ciertos trastornos mentales y son ahora un medio de concientización sobre diversos temas de actualidad.

 

También, han cambiado la manera en que nos relacionamos, permiten mantener relaciones interpersonales a la distancia y conocer novedades sobre amigos, temas e instituciones que nos interesan siendo este un aporte al sentimiento de pertenencia que todos los humanos necesitamos.

 

Además, dentro de temas de salud mental, redes como instagram y facebook, han permitido el compartir de experiencias semejantes entre conocidos y desconocidos alrededor del mundo. Por lo tanto se aprecian iniciativas positivas para jóvenes con problemas de salud mental que no encuentran apoyo en su entorno físico y así poder empatizar y relacionarse entre sí al compartir sus síntomas, sentimientos y recomendaciones para cada caso. También ha sido un medio para que otros grupos como padres y cuidadores indaguen las mejores formas de abordar ciertos temas sobre la crianza y la protección de las futuras generaciones. 

 

Por lo cual, las características que encontramos en las redes sociales pueden brindar ayuda significativa ya sea a modo de monólogos que generan conciencia en Youtube, espacios para expresarse en Instagram y herramientas para formar comunidades en Telegram.  

¿Qué podemos hacer para cuidar nuestra salud mental?

Los resultados perjudiciales para la salud que se perciben en el uso inadecuado de internet en cuanto a frecuencia y el tipo de contenido han movilizado a generar estrategias que mejoren la relación con el medio digital y disminuyan la presencia de estos problemas en la sociedad. 

 

Consumir y promover el contenido de calidad que favorece al bienestar, el refuerzo de valores y a impulsar la autenticidad de cada individuo es un paso importante para nuestra salud mental. A la par de representar un aporte para la prevención de problemáticas y trastornos mentales, sugiere cómo sobrellevar el estrés e identificar dinámicas conflictivas en nuestras relaciones cambiando perspectivas y creencias erróneas.

Recomendaciones apropiadas para cuidar la salud mental

En las redes sociales abundan cada vez más el contenido relacionado al cuidado personal y la importancia de la salud mental. Poner en práctica estas recomendaciones y seguir el ejemplo de profesionales y personas que se enfocan en su desarrollo personal es una de las partes positivas que se aprecian hoy en día en estos medios.

 

-Establecer rutinas para respetar nuestras horas de sueño y comidas. Además de tomar en cuenta los alimentos que ingerimos buscando una dieta balanceada y un adecuado consumo de fibras.

 

-Realizar actividad física y/o ejercicio para incrementar la energía diaria y la posibilidad de segregar hormonas como endorfinas y serotonina que favorecen el estado de ánimo agradable.

 

-No dejar de lado nuestras pasiones y hobbies, son parte de nosotros y enriquecen nuestra vida.

 

-Valorar las actividades de relajación y los momentos de reflexión y meditación para conectar con nosotros mismos. 

 

-Valorar las interacciones sociales con seres queridos y personas que aporten a nuestra vida, permitiéndonos también concluir amistades (y otro tipo de relaciones) donde ya no nos sentimos plenos.

-Establecer metas realistas en relación a nuestros recursos, contexto y espacio socio-cultural actual.

Factores que pueden afectar a la salud mental

Para que nos sea posible identificar contenido y tendencias que pueden deteriorar nuestro bienestar, además, que nos identifiquemos con algunos síntomas que atraviesan personas que generan cierta influencia no tiene por qué ser un aspecto positivo y debemos identificarlas como llamados de atención de nuestro organismo a conductas poco saludables.

 

-Trastornos del sueño como el insomnio que reduce en gran medida nuestra calidad de sueño y la capacidad para dormir durante la noche. 

-Fatiga o ausencia de energía para realizar nuestras tareas diarias e incluso comer o ducharse.

-Poco interés por hacer cosas que antes nos agradaban y aislarse del contacto social.

-Necesidad de constante validación externa y ansiedad por la receptividad del contenido que se ha publicado en redes sociales.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email