La hipnosis clínica: ¿Es una herramienta terapéutica?

hipnosis clinica
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La hipnosis clínica erróneamente es catalogada como un acto de magia, muy controversial y estigmatizado. No obstante, se trata de una herramienta muy eficaz, la cual se encarga de tratar una gran variedad de trastornos físicos y mentales, para así mejorar el bienestar del individuo.

A su vez gracias a los diferentes estudios desarrollados en los últimos años, ha logrado derrumbar innumerables mitos y determinar los mecanismos y aplicaciones de la hipnosis clínica.

Historia

Desde las antiguas civilizaciones la hipnosis es utilizada, principalmente como un método esotérico en donde se combinan distintas prácticas de las culturas orientales y asiáticas, a través de la relajación, concentración, quietud, sonidos rítmicos y palabras, para sanar tanto la mente como el cuerpo.

A partir de hace 200 años, la hipnosis ha sido aprovechada en distintos campos relacionados a la salud, permitiendo que para el siglo XVIII se generara un estudio formal de lo que se considera como un estado psicofisiológico denominado hipnosis.

Con los estudios de Franz Antón Mesmer, se logró conocer la famosa teoría del Magnetismo Animal, el cual consideraba que un ser vivo está conformado por energía y dicho magnetismo puede ser transferido de un ser a otro, logrando su aplicación terapéutica.

Posteriormente se determinó que ya no era un milagro la curación durante el trance, sino que se generaba una sugestión, la cual era capaz de generar modificaciones en el organismo y conducta del individuo.

Para 1880 es cuando se inicia la investigación científica sistemática de la hipnosis en Francia, destacándose estudiadores del área como Bernheim y Charcot, estableciéndose escuelas de hipnosis como la de Nancy y la Salpetrerie.

A pesar que su avance fue lento, en comparación con otros campos de la psicología, en la década de los 50’s la Asociación Médica Americana aprobó su uso en Psiquiatría, logrando que la hipnosis dejara de ser una superstición y pasara a ser una de las herramientas más poderosas.

 ¿Qué es la Hipnosis Clínica?

Cuando el individuo no posee la voluntad propia para generar sugestiones o desarrollar ciertos funcionamientos, la hipnosis clínica aparece como la práctica más efectiva para tratar alguna dolencia.

De acuerdo a la Asociación Americana de Psicología, define la hipnosis como un estado mental producido a través de la inducción hipnótica, el cual logra desarrollar ciertos escenarios para hacer más sencillo el cumplimiento de las sugestiones o instrucciones que le genera el hipnotista.

La hipnosis trabaja con el inconsciente, y por lo tanto los profesionales que pueden ejercerlo, deben mantener un perfil ético con el paciente, al ser el encargado realizar todos los procesos inherentes a la hipnosis en función de lo que requiere el paciente, para ser capaz de alcanzar una calidad de vida satisfactoria u observar una mejora significativa frente a una patología determinada.

¿Qué puede ser tratado?

Nivel psicológico

  • Alivio del dolor
  • Ansiedad
  • Obesidad
  • Depresión
  • Tabaquismo
  • Traumas
  • Trastornos psicosomáticos

Nivel físico

  • Diabetes
  • Trastornos gastrointestinales
  • Oncología
  • Obstetricia
  • Asma
  • Inmunología
  • Pediatría

La hipnosis clínica al abarcar principalmente patologías médicas, a lo largo de las investigaciones se ha evidenciado el impacto favorable junto a otras intervenciones, a los fines de mejorar el estado físico y mental del individuo.

La hipnosis clínica en sesión

Las sesiones de hipnosis duran en promedio ente una hora u hora y media, dependiendo del tiempo dedicado durante la conversación. Dentro de dicho periodo se pasarán por cuatro fases:

  • Inducción (Se inicia el proceso de hipnosis)
  • Profundización (El paciente es trasladado a un nivel de conciencia para generar las modificaciones en su pensamiento)
  • Sugestiones terapéuticas (Se intenta reestructurar el problema que está generando la dolencia en el individuo)
  • Deshipnotización (Inicia el proceso de reorientación del sujeto)

Su efectividad no dependerá de una sola sesión, normalmente el individuo realiza ciertas actividades terapéuticas en el hogar como escuchar audios grabados.

Sus resultados dependerán directamente del trastorno que posea el individuo, por lo que previo diagnóstico se definirá el plan necesario a seguir para estructurar el proceso de terapia.

En la terapia cognitivo conductual, la hipnosis es ampliamente aceptada, al ser clasificada como un catalizador o coadyuvante de otras técnicas terapéuticas a nivel psicológico. Al igual ya es reconocida como un procedimiento que se basa en principios científicos.

Derribando mitos de la hipnosis clínica

  • No implica la pérdida de conciencia, el hipnotizado está despierto y participando activamente en el proceso.
  • No necesariamente cualquier persona puede ser hipnotizada, la sugestionabilidad dependerá del individuo propiamente, por lo que es una característica variable.
  • No se genera un trance ni se determina como peligroso, al existir un estado de plena conciencia.
  • Si la persona no desea hacer algo, no lo realizará, no hay una pérdida del control del comportamiento.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079