Hipnosis: ¿Cuáles son sus beneficios y riesgos?

hipnosis
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La terminología adoptada como hipnosis por el neurocirujano James Braid, ha tenido una destacada participación en el mundo de la psicología, especialmente a partir del siglo XIX, al ser entendida como el estado de alteración de la conciencia, el cual es inducida por otra persona, quien se encarga de sugestionar y direccionar inicialmente dicho proceso; destacándose que de acuerdo al Dorland’s Medical Dictionary no se genera un estado de sueño sino de intensa concentración, como en primer lugar era considerado.

En la psicología la hipnosis permite indagar los problemas subyacentes en el inconsciente del individuo, puesto que dependiendo de la técnica implementada, el individuo puede escuchar y responder, con ello el terapeuta tendrá la capacidad de identificar algún trauma o situación específica, para que así se puedan aplicar las técnicas adecuadas para la superación de algún problema o conflicto personal.

¿Qué significa ser inducido mediante hipnosis?

El especialista durante su aplicación, normalmente se encarga de generar cambios a nivel sensorial, perceptual, cognitivo e incluso sobre su propia conducta motora.

Según Robert Fisher este estado no significa entrar en un trance total, ya que el individuo puede salir y entrar, sin incluso ser hipnotizado. Tal como sucede como cuando estamos frente a una pantalla de televisión rota, pero que a la vez funciona, al principio puede resultar molesto, luego simplemente lo ignoramos y puede salirse del campo visual, al estar centrada toda la atención en ver lo que sucede en la televisión, omitiendo su exterior.

Entre los métodos destacados desarrollados por los especialistas Martínez-Perigod y Grenet (1985) se encuentran:

  • Métodos basados en la excitación de la mirada:Mediante la visualización de algún punto brillante, similar al método de la fascinación.
  • Métodos basados en la excitación sensorial:Es considerado como uno de los métodos más efectivos, al ser capaz de atraer la atención del individuo mediante la utilización de sonidos monótonos como el caso del popular tic-tac del reloj, clásico de la imagen en el que el hipnotizador balancea un reloj de bolsillo para inducir el estado hipnótico.
  • Métodos basados en la sugestión verbal:Mediante la repetición de diversas oraciones que producen calma en el individuo hasta llegar a su inducción.
  • Métodos basados en estímulos químicos:Con la utilización de narcóticos durante el proceso de inducción, como en la narcohipnosis.

Beneficios de su utilización terapéutica

La inducción hipnótica las últimas décadas ha sido un campo de interés en el mundo de la medicina y psicología, ya que a través de esta intervención, se observa que el paciente durante su recuperación frente a una patología crónica tanto física como mental, presenta notables mejoras como el caso de una mayor resistencia al dolor, disminución de náuseas, o incluso el surgimiento de reacciones emocionales positivas, jugando un importante papel para que exista una receptividad y flexibilidad durante el cambio terapéutico.

Riesgos

hipnosisExisten críticos que muestran su preocupación ante la inducción hipnótica, tal como lo expresa el Colegio de Psicólogos de la Comunidad Valenciana (España), puesto que se pueden presentar casos en el que se implantan falsos recuerdos o creencias, por la inadecuada implementación de las técnicas de hipnosis, mediante la deformación de ciertas vivencias durante la infancia o de algún momento específico de su vida.

Por tanto el especialista dedicado en implementar este tipo de técnica como terapia, debe tener un alto nivel de experiencia, para así indagar en los recuerdos más profundos, sin modificar negativamente la receptividad emocional del individuo.

Lo delicado de su aplicación, se debe a la sumisión voluntaria del paciente, para así dejar de controlarse a sí mismo y cediendo parte de su autonomía a su hipnotizador, por tanto, debe existir una importante postura ética y moral del especialista, para que los objetivos establecidos sean cumplidos y efectivamente se cumpla con el fin terapéutico de la hipnosis.

Igualmente existen investigadores que señalan que en la actualidad las técnicas de inducción son utilizadas en gran parte de las religiones o incluso en la televisión y dispositivos tecnológicos que hoy hacen vida en la era moderna, para así generar un estado de programación mental y crear un estado de inducción inconsciente, como crear una conducta pasiva frente a situaciones de estrés o conflictividad, sin embargo, esta crítica en particular se mantiene como hipótesis, al no poseer una validez científica que pueda corroborarla.

En conclusión…

La efectividad de la hipnosis depende tanto de la técnica o método implementado por el hipnotizador, como la disposición del individuo quien acepta voluntariamente entrar en el estado de inducción.

Entre las características más destacadas, para que exista una mayor receptividad de las sugestiones, de acuerdo al Héctor González Ordi, en su publicación avalada por la Universidad Complutense de Madrid, señala:

  • Las expectativas del paciente y el hipnotizador sobre el proceso.
  • Aceptación del contenido de las sugestiones.
  • Definición de los objetivos o finalidad del proceso.
  • Progresividad durante la sugestionabilidad, partiendo de varias sesiones.
  • Aumento de las sensaciones subjetivas de relajación.
  • Sensaciones de involuntariedad.

A medida que se observen estas variables, permitirá que exista una modificación positiva y por lo tanto se logren alcanzar los objetivos en sus diferentes fases de inducción.

¿Te sientes con ansiedad? ¿Tienes constantes pesadillas por un recuerdo traumático? En Chilepsicólogos te podemos apoyar, en pocos clics agenda una cita online y con gusto nuestros psicólogos expertos te guiarán en donde estés.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079