¿Qué es la gastritis nerviosa?

Libre de gastritis

Siempre que lees nuestros artículos te das cuenta de la importancia real que tiene el mantener una salud mental sana. Nuestro centro de operaciones generales es la mente, la cual contiene nuestros pensamientos y emociones. Lamentablemente a muchos de nosotros no nos enseñan desde pequeños a manejar correctamente las emociones y la gran importancia que tiene esto en nuestra vida; incluso hay quienes han aprendido lastimosamente a reprimirlas desencadenando experiencias muy negativas para su futuro. Nuestras emociones no sólo afectan nuestro estado de ánimo, hacen mucho más que eso; y en este caso podemos colocar como ejemplo la famosa gastritis nerviosa o emocional.

Esta enfermedad tiene un origen diferente, ya que no proviene de infecciones bacterianas sino de nuestras propias emociones. ¿Es esto realmente posible? La respuesta es sí. Nuestro estómago tiene una mucosa que puede verse afectada al momento de sufrir algún tipo de tensión o estrés dramático. Cuando nos estresamos inmensamente por algo que nos haya sucedido o algo que nos esté preocupando más de lo normal, es posible que esta mucosa se inflame y comience a generar síntomas muy desagradables para nosotros. También hay que tener en cuenta que si los síntomas se extienden más de lo común, puede convertirse en algo crónico, y por lo tanto, bastante grave y peligroso.

¿Cómo sabes si ya la estás sufriendo?

Todos o casi todos hemos sentido alguna vez un dolor o malestar estomacal al momento de recibir una mala noticia, cuando pensamos en algún problema que consideramos grave o cuando nos vemos sometidos a una situación extremadamente incómoda. Podría decirse que ese es el inicio; pero dependiendo de cómo manejemos nuestros pensamientos y de la inteligencia emocional que tengamos en ese momento, esta puede empeorar o no. Es por ello que es tan importante el mantener una actitud relajada en ciertos momentos de estrés; para evitar estos y más problemas que pueden ocasionarnos el sentirnos mal emocionalmente. 

 

Libre de gastritis

 

¿Qué síntomas tiene la gastritis nerviosa?

Lo principal es saber que esta produce diferentes incomodidades en la zona del estómago y esófago. Comenzamos a sentirnos cada vez más pesados o llenos; eso se debe a que a nuestro estómago le está costando mucho trabajo digerir los alimentos. Muchas personas aseguran también que se siente una desagradable sensación de ardor en el estómago; lo que se conoce como acidez estomacal y con el tiempo, dicha acidez sube también al esófago; creando así una sensación de reflujo muy desagradable.

Hay que tener en cuenta que si somos personas que nos estresarnos con facilidad, sentimos ansiedad constantemente o preocupaciones; somos muy propensos a sufrir gastritis nerviosa.

¿Cómo podemos evitarla?

¿Alguna vez has observado que las personas que mantienen la calma son las mejores en todo lo que se proponen? Lo más importante es la claridad mental. Cuando mantenemos nuestra mente bajo control, encontramos que tenemos a nuestra disposición un gigantesco arsenal de poder mental para resolver cualquier tipo de conflicto que tengamos; sea consciente o inconsciente. La mente humana es tan profunda como fascinante.

Sabiendo entonces que el origen de la gastritis nerviosa son nuestros sentimientos, lo más lógico y acertado que podemos hacer es comenzar prácticas y hábitos para mejorar nuestra inteligencia emocional. Muchas personas comienzan a asistir a terapias de relajación, otras se inclinan por pagar su asistencia semanal a un spa donde liberan todo tipo estrés que se haya acumulado. Y otras encuentran su método de drenaje emocional por medio de la religión, las creencias e incluso una que otra práctica esotérica. Lo que realmente podemos recomendarte para esto es practicar la meditación. 

Con la meditación no necesitas de un guía, no necesitas gastar dinero en nada. Sólo te sientas o tumbas diez minutos en casa, en algún lugar cómodo y libre de distracciones; cierra tus ojos y te enfocas en tu respiración. Existen muchos métodos para practicar la meditación y te aseguramos que cualquiera de ellos te ayudará a mejorar poco a poco. La meditación te ayuda colosalmente a desarrollar hábitos mentales y emocionales muy positivos; te harás más consciente de ti mismo y por lo tanto de tus problemas, entenderás que ningún problema es muy grande para perder la calma para siempre, entre una larga lista de beneficios.

Otra de las diferentes y posibles formas para evitar o tratar este tipo de enfermedades puede ser el yoga. Lo importante de todas estas disciplinas es que enseñan a hacer las paces con tu mente y comenzar a escucharla con más atención. A medida que crecemos tenemos la sensación de que la vida pasa cada vez más y más rápido; eso sucede porque muchas de las cosas que nuevas que experimentábamos y que nos hacían sentir vivos de niños ahora las hacemos constantemente en forma de rutina de manera inconsciente. Esas cosas muchas veces las mal llamamos “hábitos”. No me malentiendas, tener hábitos no tiene nada de malo, siempre y cuando sean cosas imprescindibles para nuestro bienestar y que no nos hagan vivir puntos importantes de nuestra vida como una hoja más en ese gran libro de nuestra vida que vamos ignorando a medida que leemos y avanzamos.

Es importante entender que la gastritis nerviosa no es la única enfermedad que existe que tiene sus inicios en nuestros sentimientos; de hecho, me atrevo a decir que es una de las menos peligrosas que existen. Ahora bien, sabemos que no es fácil dejar de preocuparnos por las cosas que consideramos importantes de la noche a la mañana, pero sí que podemos empezar a pensar que no importa si nos preocupamos o no, lo que debe pasar pasará y lo consideremos positivo o negativo, siempre existirán oportunidades para nosotros de mejorar las circunstancias.

Vive tu vida de la forma que te haga sentir mejor sin preocuparte por las opiniones ajenas que muchas veces nos hacen sentir mal. Los problemas siempre van a existir, pero muchas veces preocuparnos por ellos no hace más que dañar nuestra salud mental; y en casos muy específicos como este, también nuestra salud física. 

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079