Flores de Bach: ¿Por qué la psicología no debiera utilizarlas?

Flores de Bach
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las flores de Bach son conocidas como terapia alternativa también denominadas como esencias florales de Bach, el cual parte de un preparado artesanal, mediante la sumersión en agua diversas flores y especias vegetales provenientes de Gran Bretaña, diluidos en brandy como conservante de dicha mezcla.

¿Cuál es el origen de las flores de Bach?

Edward Bach a principio del siglo XIX como médico y homeópata se dedicó a la invención de 38 preparados con la inclusión de distintas ramas medicinales, a los fines de aliviar los problemas psicoemocionales, como el miedo, impaciencia, confusión, y así prevenir la presencia de patologías tanto físicas como mentales.

Esta terapia surge de la hipótesis que el ser humano presenta patologías físicas y mentales como consecuencia de los problemas psicoemocionales anteriormente mencionados, en el que se presencia un conflicto entre la dimensión alma-personalidad. Por ende dicho tratamiento parte de una concepción mística sobre la salud y la enfermedad.

Su consideración como tratamiento clínico, fue debido a su experiencia durante el su labor en el Hospital Homeopático de Londres conociendo el Organon de Samuel Hahnemann, entendido como libro que establece un método de investigación científica e instrumento del pensamiento, para así presentar una teoría de las enfermedades crónicas apareciendo la doctrina de la fuerza vital y dinamización de la medicación, permitiendo una nueva perspectiva de la ciencia homeopática.

Este tratamiento igualmente posee su vertiente filosófica inspirada de la filosofía oriental hindú, con el objetivo de crear un sistema terapéutico y sistema de pensamiento, según sus fieles seguidores.

¿Cómo funciona la terapia de las flores de Bach?

Catalogada como una terapia alternativa, los remedios florales se aplican a través de una esencia, permitiendo aparentemente que el individuo logre disminuir todo tipo de angustia o emocionalidad negativa.

Su utilización habitual es principalmente en los casos de ansiedad, estrés y depresión en adultos, e hiperactividad, impulsividad y problemas de aprendizaje en niños.

En la psicología, existen profesionales que adoptan este tipo de prácticas alternativas, principalmente los especializados en psicoanálisis, determinando los remedios florales más adecuados de acuerdo a ciertas situaciones vitales que puedan estar generándole el sufrimiento emocional.

Si bien, Edward Bach creó 38 combinaciones florales de las cuales inició con 12 maneras o remedios tipológicos en base a las reacciones emocionales a ciertos escenarios de la vida, e identificar dichas situaciones es el trabajo del terapeuta.

  1. Mimulus: Personalidad tímida
  2. Centaury: Personalidad servicial
  3. Cerato: Personalidad intuitiva
  4. Gentian: Personalidad pesimista
  5. Clematis: Personalidad Artística
  6. Water violet: Personalidad solitaria
  7. Chicory: Personalidad posesiva
  8. Vervain: Personalidad reivindicativa

Cada uno de estos 12 remedios Bach los estableció como los estados primarios sustentados en la identidad o personalidad, no obstante a medida que fue ampliando sus investigaciones, señalo que existen otros estados circunstanciales permitiéndole descubrir en total los 38 remedios.

Críticas a la terapia de las flores de Bach

En la actualidad esta terapia es considerada como inadecuada debido a que no posee los suficientes sustentos médicos y científicos válidos en la actualidad. Incluso existen países en el que no está reconocido al incumplir con las normativas sanitarias a excepción de Chile y Cuba.

Sus críticos argumentan que además de no poseer un carácter científico, está basada en teorías que fueron desechadas, clasificándose bajo un pensamiento netamente místico.

Por su parte se ha determinado que su inclusión se debe a su efecto placebo, generando cierta efectividad en pacientes que normalmente poseen una fuerte inclinación a la espiritualidad. No obstante de acuerdo a la investigación sistemática publicada en 2010 por Edzar Ernst concluyó que todo tipo de estudio de control placebo aplicados con las flores de Bach fueron fallidos, al no demostrar una mejoría en el paciente.

Debido a su elaboración o método de preparación se advierte los posibles riesgos al utilizar este tipo de terapia sin tener una certificación científica que lo avale, en especial en personas que sufran trastornos que demanden una intervención clínica.

Rechazo a la terapia de las flores de Bach en la Psicoterapia.

Considerar en la actualidad la terapia de las flores de Bach crea una importante polémica, debido a que se utiliza como una herramienta que en realidad no es propia de la psicología, por tanto no debe ser considerada como una psicoterapia, ya que la base de esta disciplina es la utilización de prácticas científicas.

Es por ello incluso existen instituciones como el Colegio de Psicólogos de la provincia de Chubut en Argentina, en el que se habla sobre el rechazo a estas prácticas y ejercicio ilegal de la psicología.

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079