Depresión y ansiedad en pacientes con Esclerósis Múltiple

esclerosis multiple
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa autoinmune que afecta al sistema nervioso central (SNC), provoca la pérdida de mielina y, en algunos casos, la muerte axonal y atrofia cerebral, generando no solo síntomas motores y sensitivos sino también alteraciones cognitivas (Minagar, Toledo, Alexander y Kelley, 2004). Asimismo, en la esclerosis múltiple se manifiesta una marcada disminución del rendimiento neurocognitivo produciendo una discapacidad neurológica en los pacientes que la presentan, generalmente adultos jóvenes que se encuentran en pleno desempeño educacional, laboral y social (Vanotti, 2008).

esclerosis multipleEn este sentido, se han observado ciertas alteraciones psiquiátricas en los pacientes con esclerosis múltiple, siendo la más frecuente la sintomatología depresiva, la cual es atribuida a la repercusión que la enfermedad provoca en las actividades de la vida diaria. Asimismo, se ha encontrado que la depresión tiene mayor incidencia en la esclerosis múltiple que en otras enfermedades neurológicas con similar incapacidad física o cognitiva, demostrándose que estos pacientes con alteraciones cognitivas presentan un mayor grado de depresión comparados con pacientes cuyas funciones cognitivas permanecen conservadas (Arnett y Forn, 2007).

El impacto social de la esclerosis múltiple

Los trastornos afectivos que se manifiestan en las personas con esclerosis múltiple han estado asociados a un doble mecanismo: el impacto psicosocial de una enfermedad crónica discapacitante y a las lesiones estructurales de desmielinización cerebral. Es decir, los episodios maníacos y depresivos mayores pueden ser las manifestaciones psiquiátricas de lesiones desmielinizantes en la esclerosis múltiple siendo más frecuente en los pacientes jóvenes entre los 20 y 40 años de edad (Restrepo y Calle, 2007).

Por otro lado, la ansiedad es evidente en las reacciones a los eventos de la vida diaria que vienen acompañados de un afecto negativo produciendo un aumento de la hiperexcitacion (arousal) psicológica asociada a reacciones de distrés y a la sensación de que los sucesos son impredecibles e incontrolables (García, 2003). En la esclerosis múltiple, la ansiedad aparece en muchas ocasiones en que las dificultades de la vida cotidiana del paciente manifiestan unempeoramiento de la enfermedad, aunque sea leve, creando una reacción ansiosa ante el temor de una evolución incierta (Estrada, 2014).

En los últimos años, la evaluación de las alteraciones neuropsicológicas de los pacientes con esclerosis múltiple ha tomado gran relevancia para los profesionales de la salud, debido a que esta enfermedad repercute en el estado cognitivo, emocional, social y laboral de quienes la presentan. La esclerosis múltiple afecta no solamente las capacidades neurocognitivas y físicas sino que también puede cambiar la manera en que las personas se sienten, para muchos pacientes, los efectos emocionales y cognitivos de la enfermedad representan el mayor reto.

Autor: Synahi Castillo

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079